Últimas noticias

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /usr/home/navarrainformacion/www/wp-content/themes/navarrainformacion/framework/functions/function.php on line 165

Una exposición reivindica el legado de Torres Quevedo, un innovador del XIX

Un 8 de agosto de hace cien años se inauguró el transbordador de las Cataratas del Niágara, que sigue en funcionamiento después de un siglo sin un sólo fallo. Su inventor fue un cántabro adelantado a su tiempo, Leonardo Torres-Quevedo, cuyas innovaciones se muestran en una exposición en Santander.

«Leonardo Torres Quevedo. Ingeniero e innovador. I+D.I hace cien años» es el título de la exposición que podrá visitarse hasta el 30 de octubre en la Biblioteca Central de Cantabria y que ha abierto sus puertas el mismo día en el que, a miles de kilómetros de distancia, en Canadá, se colocará una placa para recordar al artífice del transbordador del Niágara.

Su nieto, José Luis Torres-Quevedo, que ha acompañado al consejero de Cultura del Gobierno de Cantabria, Ramón Ruiz, en la inauguración, ha recordado que el transbordador, el Spanish Aero Car, fue el primer invento conocido de este ingeniero nacido en Santa Cruz de Iguña en 1852.

Pero también diseñó máquinas de calcular como el aritmómetro, considerado el primer ordenador del mundo; una máquina de ajedrez capaz de discernir, el Ajedrecista, precursora de la cibernética y la inteligencia artificial; globos dirigibles y el «telekine», un sistema para controlar a distancia ese ingenio volador, un invento que remite directamente a los actuales drones.

Entre sus patentes, como se recuerda en la exposición, figuran también la del catamarán o binave y la de la máquina taquigráfica, para copiar un discurso a medida que se pronuncia sin necesidad de acudir a la taquigrafía.

Una demostración del vuelo de un dron ha cerrado el acto inaugural de la muestra, organizada por el Gobierno de Cantabria con la colaboración de otras 17 instituciones, entidades y empresas y la familia del inventor.

Según ha relatado su nieto, el transbordador del Niágara, fabricado y explotado en sus primeros años por españoles, fue el último que creó. El primero que probó fue construido en la localidad cántabra de Portolín, al lado de su casa.

José Luis Torres Quevedo ha subrayado que el transbordador del Niágara lleva funcionando cien años sin dar un problema de importancia. Y ha explicado que la razón es que su abuelo ideó un sistema de contrapesos muy seguro que permite que la tensión en el cable sea siempre constante.

Además lo reforzó utilizando seis cables. «Si se rompía alguno no pasaba nada. La barquilla bajaba un poco y ya está», ha apuntado el nieto del inventor, para quien es «motivo de orgullo» que Cantabria haya visto volar con 20 años de anticipación el sistema que después se utilizaría en tantos otros lugares del mundo. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies