Últimas noticias

Nuevos productos químicos sostenibles para frenar el deterioro ambiental

NAVARRA INFORMACIÓN

Una investigación de la Universidad de Navarra propone materiales biodegradables que pueden ser empleados en medioambiente, industria alimentaria, farmacéutica y médica

Algunos productos químicos pueden causar problemas importantes en el medio natural como, por ejemplo, la contaminación o la pérdida de la biodiversidad, pero la química también puede contribuir a frenar el deterioro ambiental. Este es el punto de partida de la investigación realizada por el francés Max Petitjean (Sens, 27 años) quien ha trabajado en nuevos productos químicos sostenibles con el fin de ayudar a frenar los problemas ambientales. Su tesis, titulada “Development of sustainable polysaccharide matrices with hydrophobic modifications”, ha sido dirigida por el catedrático José Ramón Isasi, en el departamento de Química de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra.

El trabajo de Petitjean ha consistido en la preparación de diferentes tipos de materiales biodegradables y compostables (polvos, películas, esponjas, nanofibras) teniendo en cuenta los 12 principios de la química sostenible, reconocidos en la literatura: emplear productos biodegradables; prevenir la creación de residuos; diseñar productos y compuestos seguros; crear síntesis menos peligrosas; emplear materias primas renovables; uso de catalizadores; evitar derivados químicos; maximizar la economía atómica; usar reacciones seguras; aumentar la eficiencia energética; seguimiento de los procesos químicos para evitar la contaminación; y minimizar los riesgos de accidentes.

“Las moléculas empleadas en mi investigación provienen de la Naturaleza o son derivados simples obtenidos mediante síntesis que no hayan generado ninguna contaminación e incluso se ha evitado la utilización de disolventes, a excepción del agua”, puntualiza Max Petitjean.

La propuesta de Max puede servir de base para distintas aplicaciones como, por ejemplo, el medioambiente, empleando materiales biodegradables que pueden ser integrados en los productos que utilizamos en la vida cotidiana. Pero también podría tener aplicaciones en la industria alimentaria, farmacéutica o médica.

“Hemos visto que era posible seleccionar moléculas absorbidas en función de la composición de la matriz, lo que puede ser útil en el sector de la alimentación. Podemos también mejorar el poder de sorción de contaminantes o de fármacos añadiendo biomoléculas y cambiando la síntesis, para una aplicación en el medioambiente y en el campo farmacéutico. Las nanofibras en general pueden tener una aplicación en medicina regenerativa como recubrimientos de prótesis para que el cuerpo las acepte y libere fármacos”.

Esta investigación básica tiene mucha potencialidad, en lo que respecta a sus aplicaciones futuras, y según cuenta el doctor Petitjean se podría continuar estudiando el comportamiento de estos materiales para nuevos usos, o añadiendo nuevas moléculas a esta investigación ya realizada.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies