Últimas noticias

Cómicos

Artículo 42

Una profesión tan benefactora para la humanidad a lo largo de los siglos, que tanto ha entretenido y enseñado al ser humano, no ha recibido nunca el agradecimiento institucional, sólo el reconocimiento y el cariño del gran público que se ha divertido con ellos, con aquellos comediantes que los hicieron reír. Payasos, clowns, actores cómicos, humoristas, charlistas, caricatos y demás personas dedicadas a ello.

Los monologuistas solo son franquiciados, la gente en paro o con trabajo precario o temporal hace cursos de monologuista, que es una forma de colocarse para el que imparte el curso.

Jamás ningún cómico recibió el Premio Nobel de la Paz por dedicar su vida a divertir a los demás. Sin embargo Barack  Obama recibió uno teniendo varios frentes abiertos. Y no es que los suecos no tengan sentido del humor, es que parecen estos premios un pelín politizados, los de la Paz digo.

Los más cercanos a los premios son los humoristas gráficos, supongo que por compartir redacción con la prensa escrita.

El cómico de cine suele ser el gran olvidado en todo tipo de certámenes. En ocasiones puntuales reciben algún premio honorífico antes de morir. Los de la legua, el que va y viene con su humor de un lado a otro, no es candidato ni reconocido. Ignoro los motivos.

Conste que oportunidades ha tenido la Academia Sueca para entregarlo: Cantinflas, Chaplin, Jerry Lewis, Grock, Rowan Atkinson, Stan Lauren y Oliver Hardy, los Hermanos Marx, los Hermanos Tonetti, Martínez Soria, Cassen, Miguel Gila… Que dedicaron su vida a divertir a los demás, no a guerrear. Claro, que tampoco parece que lo tenga ningún Papa de Roma.

No es sólo el Nobel, es que las calles y plazas de nuestras ciudades no gozan precisamente de los nombres que nos hacen o hicieron reír. Ahora, políticos y militares los que quieras, como se las conceden ellos.

También es verdad que cada día se nos pone más difícil, antes los cómicos hacíamos reír a todos, pero ahora con la moda de las regionalidades y autonomías y las televisiones subvencionadas  parece que solo se rían del adversario político. Para hacer reír en Andalucía tienes que ser andaluz si no no se ríen, y lo que es peor, ni allí te contratan. Si esto fuera así las películas de Woody Allen solo se verían en Nueva York.

Los políticos más interesantes desde el punto de vista del cómico de la legua son los alcaldes que nos contratan para el bien de su municipio y sus vecinos.

El problema de estar enamorado de tu profesión es el dolor que te causan los advenedizos, los que la destrozan y prostituyen.

Agradezco al municipio Segoviano de Grajera la calle que en su día me dedicó.

Manolo Royo, humorista www.manolo-royo.com

Artículo anterior Juegos Olímpicos de Tokio

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies