Últimas noticias

Juegos Olímpicos de Tokio

Artículo 41

Los Juegos Olímpico de Tokio 2020 se juegan en el 2021 porque con la mascarilla, no hubiéramos conocido a los deportistas que competían e igual le das la medalla a uno que no es católico.

En Tokio habrá fútbol, pero poquito, solo faltaría eso. Con el europeo que nos han dado, hasta tres partidos diarios: a las quince, a las dieciocho y a las veintiuna. No, y luego en los informativos la repetición de los goles y el resumen del partido.

Los Juegos Olímpicos son una ventana al mundo para el resto de deportes que sin ellos en alguna latitud no sabríamos que existen. ¡Nadie paga por ir a ver esgrima! Que además es un deporte de riesgo, porque se le escapa el florete y te sacan un ojo.

Otro deporte de riesgo es la halterofilia, como vayas mal del estómago ese día…

A lo que más se juega es al futbol se juega mucho porque es barato. Cuatro piedras, una explanada y un balón entretienen a un montón. Es el único deporte que se juega con los pies, todos los demás se juegan con las manos. El baloncesto, balonmano, voleibol… Bueno, menos el rugby que se juega con las manos y los pies.

Yo de pequeño quise jugar al rugby y practicaba en un campo de melones que había cerca de mi casa. Cogía el melón y salía corriendo pero siempre acababan placándome. Y lo peor era que en mitad de la melé me amenazaban con llamar a la policía, así que lo dejé.

Del waterpolo qué quieren que les diga, que hace falta una piscina, a ver de dónde sacábamos nosotros una piscina en mi pueblo de entonces. Teníamos río pero la corriente se llevaba la pelota y los palos de la portería. Además, siempre ganaban los que jugaban a favor de la corriente.

Lo del salto con pértiga lo veo yo como para viajar poco. ¿A ver dónde vas con una pértiga tan larga? ¡No te cabe en ningún sitio! En el tren no te cabe y en el avión a ver cómo la meten. En el polideportivo del pueblo no podíamos practicar esa modalidad porque no daba el techo de altura y te pegabas con la uralita. Bueno, y la de colchones que hay que poner para cuando caes de cinco metros de altura.

Es como la equitación, que tienes que ir con el caballo a todas partes y encima hay hoteles que no dejan entrar animales.

A mi lo que se me daba bien es lo de correr, yo me hacía los 100 metros libres en 15 o 16 segundos. Oye, 6 o 7 segundos más que el Usain Bolt que los hacía en 9,58 más cuatro años de entrenamiento de una a otra Olimpiada. Que yo me los hacía sin entrenar.

Los keniatas suelen ganar todas las pruebas de atletismo largas, pero es porque entrenan en la selva, les ponen un bocadillo a diez kilómetros y sueltan a los leones. ¡Y corren! Pero para que no se los coman los leones el bocadillo.

El salto de longitud lo hacíamos en las acequias, lo que pasa es que en lugar de arena había cañas y no molaba.

Al tenis la gente no sabe jugar, le echas la pelota a él y te la devuelve allí, vas corriendo y se la devuelves, va y te la echa al otro lado, subes a la red para decirle que no es así y te la echa por encima y te dice: te he hecho un globo. ¡Para fiestas estoy yo!

Menos mal que en Tokio, el tenis, el tenis de mesa y el bádminton irán muy bien, porque allí tienen muy buen sake.

Manolo Royo, humorista www.manolo-royo.com

Artículo anterior Pocas luces

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies