Últimas noticias

Boceto semanal

Varios asuntos amenizan la semana.

Elecciones en Cataluña y España al son que toca. Porque, dicen, es la valoración de los partidos políticos y gobierno central. Cuando más bien, es el medio que justifica y ensaya el fin del cambio político-ideológico-religioso-cultural ‘contra natura’, que tratan de imponer.

Y en este escenario, como en otros procesos electorales, al principal partido de la oposición, al PP, se le saca de nuevo sus “trapos sucios”. Bárcenas salta a la palestra con un escrito a la Fiscalía, en el que asegura que Rajoy está implicado en la “caja B”. Puede parecer mera coincidencia, aunque no sería ilógico pensar que, la hoy fiscal jefe, la exministra de Justicia del Gobierno de Sánchez, por moción censura a Rajoy, esté satisfecha por ello.

En cualquier caso, una época oscura para el PP de la que ahora reniega Casado, su líder actual, quien alto y claro decía que “el PP de Bárcenas no existe”. Afirmación, por otra parte, que a buen seguro, no coincide con la del gallego Feijóo.

Sea como fuere, Casado hoy tiene un gran papelón. Refundar el partido que no refundó en su elección como presidente, ya que solo fue elegido por votación. Ahora bien, antes, está el resultado electoral del próximo 14 de febrero en Cataluña. Si Vox le da el “sorpasso”, Casado verá el principio del fin y si no ocurre, ¿para cuándo el Congreso del PP, todavía pendiente?

Entre tanto, más de dos millones de firmas de la plataforma Más Plurales han conseguido que la llamada Ley Celaá sea denunciada ante las instituciones europeas, que, ipso facto, deberían paralizarla. Una ley que prima la desigualdad y no permite la libertad. Con un rechazo histórico, también en la calle, antes de su aprobación, que se creó sin consenso y dentro de un estado de alarma en el que todavía seguimos inmersos.

Lo cual deja en entredicho cómo la máxima responsable del sistema educativo continúa en su cargo con más de dos millones de sus ciudadanos en contra.

Y es que cuando un partido que gobierna pierde credibilidad, no puede esperar que los ciudadanos le crean.

En estos avatares, conocíamos los datos alarmantes del paro. En España rozando los 4 millones que, contando los desempleados en ERTE, suman casi 5 millones de personas sin trabajo.

En Navarra más de 1000 personas en paro este enero, un 23,2% con respecto al año pasado. Y la hostelería, el sector más perjudicado y maltratado.

Pero está visto que para el gobierno solo son datos. Esta semana la izquierda y su variante nacionalista, ha demostrado que quiere seguir gastando “sin ton ni son”.

El «pentapartito» (PSN, Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E) aprobaba en el Parlamento navarro instar al gobierno de PSOE-Podemos a derogar la Ley de estabilidad presupuestaria. Una ley por la que, las administraciones públicas no pueden gastar más allá de sus posibilidades y los superávit, si los hubiere, deben destinarse al pago de la deuda.

Más claro agua. Elimino las trabas legales y “barra libre” para el gasto, asesores y chiringuitos incluidos.

Y mientras el ciudadano asiste impasible a semejantes despropósitos, los políticos campan a sus anchas.

 

Seguiremos, hasta la próxima semana

Nieves Ciprés, periodista

Boceto anterior 

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies