Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Euskadi afronta su nuevo estatus sin superar disensos y con el rechazo del PP

La reforma del Estatuto vasco comenzará su fase decisiva en el Parlamento Vasco sin superar los disensos entre los partidos en cuestiones centrales como el derecho a decidir la relación de Euskadi con el Estado y con el rechazo explícito del PP, que ha reclamado que se paralice este proceso por poder desembocar en una propuesta inconstitucional

La Ponencia de Autogobierno de la Cámara acordó el pasado año un documento en el que se contienen las bases en las que debería sustentarse una reforma estatutaria, que contó con el respaldo total del PNV y EH Bildu, parcial de Elkarrekin Podemos y la oposición de PSE-EE y PP, en el que se recoge una consulta ciudadana no vinculante sobre la propuesta de reforma una vez aprobada por el Parlamento y una relación con el Estado “singular, bilateral y de naturaleza confederal en el marco constitucional”.

Este órgano parlamentario encargó posteriormente a un grupo de juristas, designados por los partidos, la redacción de un texto articulado de reforma de esta norma que estuviese en “congruencia” con las bases pactadas.

Esta comisión de expertos han culminado este lunes su encomienda, que mañana será calificada por la Mesa de la Cámara y entregada a la Ponencia de Autogobierno, que tendrá que determinar qué pasos seguirá a partir de ahora para redactar un nuevo Estatuto.

Los expertos no han logrado superar los disensos de los partidos y no han conseguido un texto de consenso y llevarán a la ponencia tres documentos: el firmado por los juristas designados por PNV, Elkarrekin Podemos y PSE-EE; el elaborado por el del PP; y uno tercero redactado por el de EH Bildu.

La propuesta de los juristas nombrados por los partidos que integran el Gobierno Vasco (PNV y PSE-EE) y por Elkarrekin Podemos también refleja las diferencias entre sus firmantes en aspectos como el derecho a decidir, que se recogen en distintos votos particulares.

El PNV defiende que este derecho sea pactado con el Estado, mientras que la coalición morada añade que debe ser legal, y los socialistas lo rechazan de plano por estar al margen de la Constitución.

El experto del PP, Jaime Ignacio del Burgo, ha criticado de raíz el proceso abierto en la Ponencia de Autogobierno y se ha mostrado muy escéptico con la labor que le queda por delante hasta el punto de vaticinar que está condenada al fracaso porque parte de un acuerdo de bases “manifiestamente inconstitucional”, tal y como se contempla en el texto que ha redactado, en el que advierte que un referéndum de autodeterminación sería una “violación” de la Constitución.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha ido más allá y ha pedido que se “archiven” los trabajos de este órgano parlamentario tras constatarse, al igual que ha advertido Del Burgo, el “fracaso” de los mismos y la “inconstitucionalidad” de los planteamientos de los partidos nacionalistas.

Para Alonso, el texto que saliese de esta ponencia tendría el mismo recorrido que el Plan Ibarretxe, que fue rechazado por las Cortes Generales.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, también ha sido muy crítico con el documento suscrito por los expertos de PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos, pero, al contrario que el popular Alfonso Alonso, para el líder de la izquierda abertzale constituye “un paso atrás” con respecto al Plan Ibarretxe porque lo que propone es “una reforma del Estatuto dentro de la Constitución”.

Este malestar también ha sido trasladado por el experto designado por EH Bildu, Iñigo Urrutia, quien ha lamentado que su trabajo en el seno de la comisión de juristas ha sido “un poco frustrante” porque no se ha respetado el “mandato claro” de trabajar en “congruencia” con las bases pactadas entre la coalición abertzale y el PNV.

Desde el PNV, su diputado Aitor Esteban ha asegurado en este sentido que su partido “no ha renunciado en absoluto” a las bases que pactó con EH Bildu y ha pedido “mayor flexibilidad y menos radicalidad” para buscar un “terreno común” y poder hablar de “lo que es posible y de lo que no”.

A pesar de las discrepancias que se evidencian en los documentos de los expertos, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha insistido en que el escenario que se abre en el Estado “puede ser propicio” para que el “sistema singular de autogobierno encaje en un nuevo modelo territorial plural” y ha apostado por un acuerdo que reconozca la “realidad nacional vasca” y la plurinacionalidad” del Estado.

Una vez que la Ponencia de Autogobierno reciba los textos le tocará determinar la agenda de trabajo de los próximos meses para tratar de redactar una proposición de ley de reforma de Estatuto lo más consensuada posible, que no verá la luz esta legislatura, la cual acabará, previsiblemente, en septiembre de 2020.

La próxima reunión de esta ponencia podría celebrarse el próximo día 11 de diciembre. EFE

Esparza requiere a Chivite que exija a sus socios que el nuevo estatuto vasco no incluya a Navarra

Urkullu ve un escenario propicio para encajar la realidad nacional vasca

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies