Últimas noticias

185 bautismos de jóvenes en la Vigilia Pascual en Camboya

«Piedras vivas» de la Iglesia camboyana en Asia con 185 bautismos de jóvenes en la Vigilia Pascual

Los bautismos de adultos son una bendición para la Iglesia camboyana y representan un signo de esperanza para la pequeña comunidad católica, que cuenta con unas 20.000 personas en una nación de 17 millones de habitantes. En la Vigilia Pascual del 30 de marzo, 185 catecúmenos del Vicariato Apostólico de Phnom Penh recibirán el Bautismo, junto con los otros sacramentos de la «iniciación cristiana» (Confirmación y Eucaristía). Según ha informado Mons. Olivier Schmitthaeusler, Vicario Apostólico de Phnom Penh, los catecúmenos provienen de una decena de distritos del territorio de Phnom Penh y han completado un itinerario de conocimiento, profundización y discernimiento sobre la fe cristiana, tanto en las diez parroquias de las que provienen como en encuentros comunes.

El hecho de que sean jóvenes adultos es un valor añadido para la comunidad, ha señalado Schmitthaeusler, dirigiéndose a los futuros bautizados en uno de los encuentros de preparación celebrados durante el tiempo de Cuaresma. El obispo ha destacado tres aspectos esenciales para ser «un cristiano en la vida cotidiana»: rezar, amar y servir.

Mons. Schmitthaeusler ha invitado a los jóvenes a “rezar como Jesús, tanto en las dificultades como en la alegría”, y a “rezar como María”, porque es importante “mantener siempre viva la relación con Dios y con la comunidad, también poniéndose al servicio de las necesidades pastorales, en el espíritu de ser ‘siervos amorosos’ de la comunidad”. La imagen que el Obispo ha propuesto a los jóvenes catecúmenos ha sido tomada de las cartas de San Pablo, describiéndolos como «piedras vivas» de la Iglesia, y podrán serlo “viviendo en nuestra comunidad con espíritu de compasión, en la oración y en el servicio”, ha dicho.

Durante el rito de «elección» el Vicario Apostólico de Phnom Penh ha llamado por su nombre a cada uno de los candidatos ante el altar, invitándoles a inscribir sus nombres en el registro diocesano, imponiéndoles la mano. Durante el rito, todos los candidatos han recibido también un pañuelo morado, como signo de su preparación para el bautismo, que deberán llevar cada vez que acudan a la iglesia.

En 2023, la Iglesia camboyana bautizó a un total de 397 jóvenes durante la Vigilia Pascual (167 en la Prefectura Apostólica de Battambang, 126 en la Prefectura de Kampong Cham, 104 adultos en Phnom Penh). La presencia constante de catecúmenos jóvenes y adultos, ha dicho el el Vicario para concluir, es un signo de que «la obra de Dios da frutos en la Iglesia camboyana, que está viva y crece». AGENZIA FIDES

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies