Últimas noticias

Yayofobia

Artículo 121

Lo que los viejos han hecho y esperamos hagas tú: ¡Trabajar! Ellos han trabajado duro desde la infancia y cotizado a la Seguridad Social para que cobraran las pensiones sus padres y abuelos, y han pagado impuestos para que vivan los “cien miles” de la administración.

Les cundía más una peseta que hoy diez euros.

Trabajaban de sol a sol incluso los días que estaba nublado.

El señorito, el capataz y el empresario eran un pelín más tiranos por la ausencia de sindicatos y de respeto.

Trabajaban todos: blancos, rojos, azules y aterciopelados. Heredaban, en el mejor de los casos, la casa de sus padres que estos habían heredado de los suyos. Pagaban las hipotecas al 22% y no se iban de vacaciones. Iban más al campo que a la tienda de ultramarinos en busca de comida. No iban al gimnasio, ni tenían paro, ni hambre, porque no había nada de comer.

La ropa y los zapatos iban pasando de padres a hermanos, primos y demás familiares.

Las escuelas estaban donde las construían, así que tenías que llegar por tus medios, sin rutas, sin comedor. La abstención escolar la provocaba las distracciones por el camino.

Una bolsa con cien canicas de cristal costaba 12,50 pesetas y el papel de periódico cumplía una doble función, nos limpiábamos el culo con él.

No sabes que sufres de edadismo. O sea, que discriminas a las personas mayores. No soportas que vivamos sin trabajar, que hayamos ahorrado y que tengamos los 15 puntos del carnet de conducir.

No odiamos a los empresarios ni adoramos a los futbolistas por muy millonarios que sean.

Cargamos las pilas al Sol, no precisamos de la red.

Quizá hayamos sido los triunfadores de nuestra generación, superando duras pruebas: la mili, las drogas, la carretera, las hipotecas, dictaduras, enfermedades sin vacunas, las horas extras, bullying, incluso del profesorado…

Habéis comentado en varios foros que los abuelos tendríamos que desaparecer y morir pronto para dejaros hueco. ¿Para qué, para que vengan otros que se os coman el pan? ¿Acaso sois unos genocidas? Vosotros que a los 30 años le habéis costado al Estado mucho más que cualquier jubilado.

El otro día escuché a una joven en televisión dirigiéndose a una señora mayor: “Es que estás entre los 80 y la tumba”.

Tu amargura y edadismo te llevará a la tumba siete años antes que si no las padecieras.

Estamos vigentes mientras estamos con vida, vida que hay que disfrutar en cada momento.

Otro día hablamos de la eutanasia y lo de las herencias.

Manolo Royo, humorista www.manolo-royo.com

Artículo anterior Francisco, diplomacia vaticana

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies