Últimas noticias

La Universidad de Navarra impulsa una incubadora para el emprendimiento biosanitario

NAVARRA INFORMACIÓN

La Universidad de Navarra impulsa una incubadora para favorecer el emprendimiento en el ámbito biosanitario

La Universidad de Navarra ha puesto en marcha una incubadora para seguir impulsando proyectos de emprendimiento relacionados con el ámbito de la salud. El objetivo es transferir conocimiento al mercado mediante la creación o participación en startups a las que pueda aportar valor desde sus capacidades de I+D, experiencia clínica, científica, tecnológica y de negocio, e impulsar su desarrollo dentro del sector biosanitario. En la actualidad se está trabajando en la viabilidad y puesta en marcha de 8 nuevos proyectos.

Para ello, la incubadora cuenta con la participación de especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, investigadores del Cima y de los centros e institutos que forman su comunidad universitaria. Esto le permite ofrecer servicios adicionales a los proyectos de salud como la orientación estratégica médica, definición del producto o servicio o la validación clínica. El equipo de la incubadora se completa con un grupo de profesionales con experiencia en incubación, desarrollo de negocio, acceso a financiación, transferencia y gestión de la investigación y una red de colaboradores externos. En total, cuenta con 300 colaboradores, crowfounders  y business angels.

Esta incubadora, que trabajará con proyectos en fase pre-semilla y semilla, no exigirá el traslado físico de las personas emprendedoras a Pamplona. “La Universidad de Navarra tiene el objetivo de mejorar la sociedad desde la investigación, la docencia y la asistencia. El impulso de esta iniciativa permitirá a la Universidad ayudar a diferentes proyectos relacionados directamente con la salud”, señala Belén Goñi, directora de Innovation Factory, Centro de Innovación y Emprendimiento de la Universidad de Navarra.

A su vez, el doctor Bernardino Miñana, asesor médico de la startup Polimerbio y director del Departamento de Urología de la Clínica Universidad de Navarra, destaca: “Ser asesor científico de una startup es una experiencia apasionante y novedosa. Te permite pasar de la asistencia paciente a paciente a poder desarrollar nuevos productos que benefician a grupos de pacientes. Es una dimensión más que te hace sentir útil de una forma diferente. Esta incubadora proporciona una plataforma para que se generen muchos más proyectos emprendedores de investigadores y departamentos que den sentido a uno de los grandes objetivos de la Universidad: generar conocimiento aplicado para mejorar la calidad y esperanza de vida de las personas”.

La incubadora acompañará a los proyectos en sus distintas etapas, les pondrá en contacto con los expertos y les asistirá en la búsqueda de financiación. De este modo, ayudará a las startups en su presentación a inversores susceptibles de participar en fases tempranas del desarrollo y les acercará a las fuentes de financiación del ecosistema de la Universidad, entre ellas, a su red de business angels y a otros fondos con los que ya ha co-invertido.

En esta nueva etapa, la Universidad de Navarra ha tomado participación en el fondo Innohealth, especializado en salud y gestionado por Clave Capital, con quien continuará colaborando.

 

Siete años de experiencia en transferencia y emprendimiento

 

La incubadora especializada en salud es la continuación del trabajo que la Universidad comenzó hace ocho años para intensificar su actividad de transferencia de conocimiento mediante la generación de startups a partir de sus resultados de investigación.

Mariano Oto, CEO de Nucaps Nanotechonology, afirma: “Hay diferentes puntos críticos donde la incubadora de la Universidad de Navarra nos ayudó a convertir Nucaps en una empresa. En primer lugar, su acompañamiento, asesoramiento científico y de negocio. Además, también cuenta con un ecosistema universitario de facultades e institutos que innovan continuamente en I+D para encontrar esa ventaja competitiva. Por último la incubadora tiene sus propios canales y partners para la búsqueda de financiación y acceso a mercado”.

Por su parte, Ana Megía, cofundadora y directora de Tecnología de Medical Plasmas, startup participada por la Universidad, señala que “es una transición mucho más suave pasar por una Universidad, que sabe lo que significa recorrer un camino, que tiene una Clínica que vive para los pacientes y que es capaz de involucrarse en proyectos con un valor añadido más allá del económico. Resulta fundamental que alguien te ayude a hacerte las preguntas”.

En 2015, la Universidad promovió un fondo de inversión de 8,5 millones de euros gestionado por Clave Capital para desarrollar e impulsar startups. Hasta la fecha y como resultado de todo ello, ha incubado 11 startups, 7 de ellas basadas en resultados de investigación de la propia Universidad y otras 4 que se acercaron a ella porque necesitaban de su capacidad investigadora y médica.

“Habíamos diseñado el único jet de aire frío del mundo, teníamos las patentes, pero no podíamos hacerlo solos. Era fundamental encontrar a esos compañeros que se entusiasmaran con el proyecto y se sumaran a él. Eso es lo que hemos encontrado en la Universidad de Navarra”, concluye Daniel Cortázar, CEO de Medical Plasmas.

Pie de foto: Investigadores y especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y Cima, responsables de Innovation Factory y del Servicio de Gestión de la Investigación que integran el equipo de la incubadora de salud de la Universidad de Navarra. 

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies