Últimas noticias

Malestar por la subida de ratios impuesta por el Gobierno de Navarra

Las educadoras y educadores de las Escuelas Infantiles del Gobierno de Navarra, llevábamos años soñando con que, el primer ciclo de la educación infantil, que abarca de los 0 a los 3 años, pasase a depender del Departamento de Educación, como así lo hace el segundo ciclo de esta etapa (3-6 años). Ahora por fin ese momento ha llegado, pero toda nuestra ilusión se ha desinflado como un globo.

Lo primero que han hecho cuando nos han acogido, ha sido aumentar la ratio de lactantes, que ya de por sí estaba bastante inflada. Pasando de 7 a 8 niños/niñas por educadora, que es el número máximo que marca el Decreto Foral 28/2007 del 26 de Marzo, que regula el primer ciclo de Educación Infantil.

Teniendo en cuenta que estamos refiriéndonos a niñas y niños de 0 a 1 año, y no a número de coches fabricados, no debería hablarse nunca de números máximos. En las demás edades implicadas, las ratios siguen siendo muy elevadas, quedando establecidas de 1 a dos años en 12 niños/niñas por educadora, y de 2 a 3 años en 16.

Si seguimos fielmente el citado decreto, cómo parece que lo están haciendo los responsables competentes del Departamento de Educación, podemos ver, que en el mismo queda establecido, que en las Escuelas Infantiles debe haber una persona por encima del número de educadoras que configuran dicha plantilla. En ningún caso específica que dicha persona tenga que ser quien ocupa la dirección. Ya de por sí tiene bastantes funciones.

Ahora nos han concedido unos apoyos que son insuficientes, y que con suerte, en las escuelas cuyo numero de unidades es mayor, viene a representar una persona por encima. La cual debería tener la facultad de poder multiplicarse por dos, o por tres, para así poder dar un apoyo real en las distintas aulas. Que sepamos, la capacidad de crear clones humanos, todavía no se ha alcanzado.

No se trata solo de que existan tales apoyos, como de que tenga una disminución de esas ratios, para que así los niños y niñas que acuden a las Escuelas Infantiles, puedan convivir con sus iguales en un mismo espacio, sin “amontonarse” en aulas llenas. Donde el 90 por ciento de los bebes, en determinados momentos se encuentra llorando, y el 10 por ciento restante pensando: “para que voy a llorar, si no me pueden oír”.

Se trata sobre todo de poder convivir en un ambiente seguro, lo más tranquilo posible y sin el estrés derivado de aulas masificadas. Donde el personal educador que convivimos con ellos y ellas podamos atenderles como se merecen, cuidándoles a la vez que les educamos y acompañamos. Dándoles un tiempo de calidad y no “x” minutos por criatura al día como si fuéramos trabajadoras de una cadena de montaje en una fábrica.

Como la cosa va de números (algo de lo que los políticos saben mucho), el dichoso decreto concede a los peques de las Escuelas Infantiles 1,75 metros cuadrados por niño/niña. Claro, como están de moda los minipisos, lo siguiente sera idear la manera de colocarles a unos encima de otros, ¡qué así caben más!

Podemos decir para terminar que, en la teoría al menos, nuestros políticos reconocen por fin la relevancia del ciclo 0-3. Sin embargo, en la práctica, la realidad es bien distinta, puesto que se remiten a una normativa en la cual se equiparan números con niños y niñas.

Gracias, de verdad. ¡Tanta preocupación nos conmueve!

Francis Cruz Molina y la firma de 29 personas más

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies