Últimas noticias

Covid 22

Artículo 75

Los demócratas mueven los votos, los fanáticos los populismos.

¿Quién te ha visto y quién te ve? Virus infecto y exterminador desde que llegaste para acabar con la vida, a lo sumo, de un par o tres personas y acabar confinados sin salir de casa para evitar su contagio poniendo a los científicos en pecado y a la Sanidad en precario.

Pronto encontró la puerta de las residencias y asilos sin mascarillas, sin soluciones fiables, se coló y las vació.

Junio del 2022, hospitales colapsados, UVIS, UCIS, plantas hospitalarias colapsando; los platós de TV sin mascarillas, porque la consigna médica es no dar la baja, que la gente vaya a trabajar, un paracetamol y a casita.

A los ministros y ministras es curioso verlos salir todos los días de sus respectivas sedes para acudir a primera hora, cartera ministerial en mano, a todos los programas de televisión, el de la “Griso” y otros colores, para contar en cada uno de ellos lo que por la noche soñara su presidente, aquél que no podía, si pactaba, dormir por las noches. Esos socios que sueñan acabar con la monarquía, con salir de la Unión Europea sin pagar deuda alguna y abrazar el dictado venezolano.

Tenemos tantos ministros para estas cosas que si alguno no llegara al programa, enviamos a otro. El que menos sale en los medios es el de universidades, porque parece que con la nueva ley de un par o tres suspensos les basta a las criaturas para pasar de curso.

“Volando Voy” de Jesús Calleja muestra más país que el Falcon caprichoso. Con Calleja aparecen auténticos héroes, gentes que emigraron en busca de trabajo, no de subvención, para traer a sus tierras y pueblos. Lucen más las gentes de Calleja que los miles de asesores del capricho. La España que muestra el Falcon esquilma a los socios europeos y pone en jaque a sus votantes con precios parisinos en tierras extremeñas. Gasolina al precio del queroseno, el gas por las nubes y los embalses a disposición de las eléctricas. ¿Pero no habíamos quedado que eran franquistas?

Pues eso, que cuando el río suena, las eléctricas se lo llevan.

Manolo Royo, humorista www.manolo-royo.com

Artículo anterior Farmacia

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies