Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Ajedrez

Articulo 28

Calibre o pie de rey, así se llama al aparato de medir que usan los torneros, fresadores, etc. Cuando pregunté el porqué me dijeron: que porque los reyes han de medir sus pasos.

El rey, es la primera pieza del ajedrez, la figura a vencer, es rey, sí, pero tiene la movilidad muy reducida paso a paso, que no es el caso de la reina que domina todo el tablero.

Aquí hago un inciso para destacar un pequeño detalle, cuando el príncipe asciende a rey, su esposa es reina, pero en el caso contrario no. Cuando la princesa se convierte en reina su esposo pasa a ser duque consorte, en ningún caso rey. Nada, un pequeño apunte feminista.

En el ajedrez son muy importantes las reglas, si no las respetas no hay juego. No es lícito que un alfil se pase al tablero de las damas y se haga con una, ni que un caballo de desboque y avance por donde quiera, ni que las torres se pongan a la venta. Otra certeza: sin peones no hay partida, estos no pueden salirse de sus casillas ni darse media vuelta, pero pueden matar como cualquier otra pieza. Si alguno de ellos consigue llegar hasta el final, sufre una metamorfosis y se convierte en reina, sintiéndose el rey más protegido por este hecho. Ningún rey puede contratar más peones ni hacerse construir más torres. Cada pieza tiene un cometido, una finalidad: proteger al rey, pero no dependen directamente de él.

En el ajedrez no hay ningún tipo de racismo, se enfrentan blancas contra negras, sí, pero solo se trata de diferenciar a los rivales.

En el jaque mate pastor no hay ningún pastor ni rebaño, es tan solo una estrategia. La defensa siciliana no es mafiosa, por lo que está permitida. El gambito de dama no es un marisco.

También está el mate del loco, pero es mejor no hacerle mucho caso porque no suele salir.

Alguno me preguntará ¿Qué gana un peón? Pues no sabría decirlo, pero una vez terminada la partida todas las piezas duermen en la misma caja.

Manolo Royo, humorista www.manolo-royo.com

Artículo anterior Sin permiso

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies