Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

14. A mayor tensión, mayor necesidad de desfogue

  • Por Koro Cantabrana Ruiz de Larrinaga, periodista, escritora y coach.

Cada uno tenemos que saber con qué o cómo podemos desfogarnos, sin hacerlo con otra persona. En momentos normales, quizá dar un paseo o salir con los amigos, practicar deporte, ir al cine, puede hacer que nos liberemos o que nos relajemos, y consigamos bajar nuestra tensión.

En estos momentos, donde todo se realiza dentro de casa, con las mismas personas durante muchas horas (todas las horas) sin posibilidad de ver a otras, o de tener un momento para estar casi solos, la situación se complica.

Y lo malo es que, no solo estamos nosotros tensos. Lo estamos todos en casa. Todos los que están en el hogar pueden tener su grado de tensión más alterado de lo normal.

“A mayor tensión y estrés,  mayor necesidad de desfogue”.

Koro Cantabrana

¿Qué podemos hacer para desfogarnos?

Para liberar tensiones podemos hacer muchas cosas. Lo único que, normalmente las solemos hacer fuera del hogar, y esta vez, tenemos que cambiar el escenario y realizarlo dentro.

Hay algunas actividades que podemos hacer de forma individual. Y hay otras que juntos. Las individuales nos ayudan a desfogar nuestra tensión interior con nosotros mismos; y las actividades con otros, con la familia, nos permite liberar las que nos creamos entre nosotros y además nos proporciona una forma de relacionarnos más sana.

Incluso, algunas de estas, pueden realizarse indistintamente, juntos o de forma individual.

Entre todas las actividades posibles, aquí enunciaré 7. Cada uno puede ampliar su lista todo lo que quiera.

  1. Mover el cuerpo:

Algunos expertos recomiendan que practiquemos deporte. Probablemente muchos no lo hacíamos antes de la cuarentena, con lo que es más difícil ponernos a hacerlo ahora.

Si bien la idea es mover algo el cuerpo para no quedarnos anquilosados es importante.

Cualquier cosa vale: dar saltos, bailar, estirarse…. Aunque no sean los mejores ejercicios del mundo, por algo se empieza. Y si se hace todos juntos, como si de un juego se tratara, mucho mejor, porque unimos la diversión y nos reímos.

Además, tenemos la opción de ver a muchos instructores ofreciendo sus entrenamientos gratuitamente y en directo online. He descubierto a lugar donde varios entrenadores canarios, cada día uno distinto explican muy bien sus ejercicios con distintos niveles de dificultad. Los puedes encontrar en YouTube como  “Northtraining Instalaciones Deportivas TPBS”.

  1. Reírnos

Reír es otro de las actividades y ejercicios recomendables para soltar tensión. Es mi favorito ;D.

Al reír, movemos entre 12 y 17 de los 36 músculos de la cara. Y además activamos 430 músculos del resto del cuerpo, los cuales tonificamos al hacerlo.

No solo eso, también el aire en nuestros pulmones se duplica (en situaciones normales mueven aproximadamente 6 libros por minuto, y asciende a unos 12 cuando nos reímos), lo que fortalece el diafragma, el corazón,  aumenta el riego sanguíneo y se reduce la presión arterial.

Reír 3 minutos a carcajadas equivalen a 20 minutos de ejercicio en bicicleta.

Además, los minutos de risa también sirven de relajación para el cuerpo. Una hora de risa puede equivaler a 4 horas de práctica de yoga.

  1. Algo de ocio o juegos juntos

Jugar a algún juego de mesa es estupendo. Salen las sonrisas e incluso las risas, nos relajamos, y construimos relaciones distendidas, fuera de las rutinas y las tensiones. Comenzamos a relacionarnos de otra manera, y positivizamos nuestras interacciones.

  1. Ver películas

Tenemos la suerte de tener múltiples plataformas que nos permiten poner una película en el momento que queramos, cuando estemos todos dispuestos o preparados para comenzar a verlas. Este es un momento de distensión, de relajarnos, y de disfrutar de un merecido momento para convertirnos en Indiana Jones o cualquier héroe o heroína que nos distraiga gratamente por un rato.

  1. Compartir tareas

Estamos cansándonos de las rutinas del hogar al no poderlas combinar con otras actividades fuera del mismo. Por eso, compartir las tareas permiten que nadie se sature, y que haya espacios para que todos contribuyan y todos se relajen.

  1. Practicar un hobby

Rescatar esa actividad que nos cautiva y nos embulle, que hace que las horas parezcan pasar muy rápido o al contrario, parezca pasar lentamente, con la sensación de haber estado horas y horas en algo, cuando solo nos ha llevado unos minutos.

Los hobbies son esas actividades en las que la velocidad del reloj parece no tener sentido, y que, al mismo tiempo, para nosotros, el realizarlas, ha dado todo el sentido a nuestra vida y a nuestro disfrute.

  1. Espacios de silencio o para estar con uno o una misma

Los espacios para el silencio son esos momentos en los que no oímos a nadie, en los que bajamos nuestras revolucione a solas. Podemos estar un rato y hacer lo que queramos sin ver o compartirlo con nadie. Lo podemos dedicar a aquello que nos relaje: meditar, escuchar música o simplemente estar alejados de los demás y tomar un respiro. Puede ser muy beneficioso para uno mismo y para los que conviven con nosotros.

“Cargar las pilas de manera individual

para volver estar en familia ayuda a todos”.

Koro Cantabrana

Algunos mensaje de whatsapp ingeniosos se han hecho virales al respecto de la tensión en casa y en la pareja:

  • “Décimo día de cuarentena en pareja: Cariño, pongamos horarios para hablarnos”,
  • “Solteros y divorciados se concentran a las 9 para aplaudir en sus balcones a quienes están casados, para reconocer el esfuerzo”,
  • O el chiste que tantos han teatralizado en vídeos caseros improvisados: “Locutor: ¿Con quién te irías a una isla? Opción A: con tu pareja”; “Interrumpe la esposa: la B, la B!!!!!”

Para pensar:

“Un hombre viaja alrededor del mundo para buscar lo que necesita y vuelve a su hogar para encontrarlo” George Moore (Novelista Irlandés de principios del s. XX)

 

“Tener un lugar a donde ir es un hogar. Tener alguien a quien amar es una familia.
Tener ambos es una bendición”.

“Llámalo clan, llámalo red, llámalo tribu, llámalo familia: como quiera que lo llames, quienquiera que seas, necesitas una” Donna Hedges (Escritora y música)

“Trata a la familia como si cocinaras un pez pequeño: muy suavemente”. Proverbio chino

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies