Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La Policía interviene en Cataluña ante la pasividad de los Mossos

La Policía interviene en Cataluña ante la pasividad de los Mossos

La intervención de la Policía ha provocado momentos de tensión con los manifestantes independentistas.

La Fiscalía evaluará a lo largo del día si debe actuar contra los Mossos d’Esquadra por su forma de proceder ante el referéndum del 1-0, según fuentes del Ministerio Público.

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil se han desplegado este domingo por los colegios electorales de Cataluña para impedir el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional (TC) ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra y después de que el Govern haya implantado por sorpresa un censo universal.

La intervención de la Policía Nacional y la Guardia Civil ha provocado momentos de tensión con los manifestantes independentistas ante las puertas de varios centros electorales, donde los agentes han retirado por la fuerza a algunas personas.

Ante esta situación, el Ministerio de Interior ha apelado a la tranquilidad en las calles y ha pedido colaboración y respeto en los colegios para que las fuerzas de seguridad puedan cumplir con la orden judicial de impedir la celebración del referéndum de forma pacífica.

Cuarenta y cinco minutos antes del comienzo de la votación, prevista para las 9.00, el consejero de la Presidencia, Jordi Turrull, ha anunciado las nuevas instrucciones para participar en la consulta, que permiten a los 5,3 millones de catalanes llamados a las urnas votar en cualquier punto electoral, incluso aunque sea sin sobres y con papeletas imprimidas en casa.

Posteriormente, el Gobierno ha asegurado que las fuerzas de seguridad ya han bloqueado el sistema informático anunciado a primera hora de la mañana por Turull.

El Ejecutivo ha dado por “desbaratado” el referéndum ilegal y ha señalado que lo que se está viviendo en Cataluña es una jornada de “bochorno electoral”.

Para el Ejecutivo de Mariano Rajoy, los cambios anunciados por la Generalitat certifican que “han liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática”. “Sin censo, con papeletas de casa, sin sobres y en el colegio que a cada uno le de la gana. Si el 6 y 7 fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral”, ha señalado.

Frente a las acusaciones de organizaciones sociales como la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium, que han criticado la “violencia del Estado” en el desmantelamiento de las votaciones, el Ministerio del Interior ha defendido la actuación “absolutamente profesional y templada” que están realizando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para impedir el referéndum.

En una rueda de prensa, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha afirmado que el Ejecutivo “se ha visto obligado a hacer lo que no quería hacer”.

Ha explicado que el objetivo del operativo policial es “exclusivamente cumplir con las resoluciones judiciales del Tribunal Constitucional y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que dicen que hace falta respetar el marco legal democrático vigente que nos ha dado a todos los catalanes la convivencia en paz, libertad e igualdad de los últimos 40 años”.

Una opinión muy diferente ha mostrado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha llamado “cobarde” al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, por “inundar de policía” la capital catalana.

Hasta 38 heridos

Un total de 38 personas han resultado heridas durante las “cargas policiales” de agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) desplegados para acceder a los puntos de votación electoral para requisar urnas y papeletas, ha informado la Consejería de Salud de la Generalitat. Ninguno de ellos reviste gravedad y las atenciones sanitarias se han producido por mareos, crisis de ansiedad o contusiones.

Uno de los puntos candentes ha sido el colegio Ramon Llull de Barcelona. Allí, los agentes antidisturbios de la Policía Nacional han disparado pelotas de goma al quedar bloqueados cuando intentaban abandonar los alrededores del colegio , donde han requisado urnas del 1-O, después de que algunas personas les arrojaran objetos, como paraguas o vallas.

Según ha comprobado Efe, al menos una persona ha sido atendida por los servicios de emergencia con una herida sangrante en el rostro, aunque estaba consciente.

Estos incidentes han ocurrido en la calle Cerdenya de Barcelona, cuando grupos de concentrados han logrado bloquear a los agentes antidisturbios de la Policía Nacional que intentaban abandonar con sus furgonetas los alrededores del colegio Ramon Llull, donde han intervenido las urnas del 1-O.

Los concentrados han impedido el paso de las furgonetas y han arrojado algunos objetos contra los agentes, como paraguas o vallas de protección.

En medio de una gran tensión, algunos agentes han disparado sus escopetas de pelotas de goma, en trayectorias bombeadas, para mantener una línea de seguridad y poder abrir el paso a las furgonetas.

Poco después de las 10.40, los policías que habían quedado atrapados en la calle Cerdenya, esquina con Diputación, han podido abandonar la zona con sus vehículos.

En Sabadell (Barcelona) también se ha hecho uso de las pelotas de goma en, al menos, tres disparos al aire. Los agentes se han personado sobre las 09.00 en el colegio Nostra Llar de Sabadell, donde tenía previsto votar la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, y allí se han encontrado con varios centenares de personas, apostadas a las puertas de la escuela para impedir su acceso.

Ha sido a la salida, cuando se dirigían a los furgones policiales, estacionados en la Ronda Ponent, cuando buena parte de estos manifestantes han seguido a los agentes, que han efectuado al menos tres disparos al aire con sus escopetas de pistolas de goma para alejarlos y poder entrar en los vehículos.

Los enfrentamientos entre la Policía Nacional y vecinos también han llegado a Lérida. Varias personas han resultado heridas en una concentración para votar en el CAP de Cappont. Los agentes se ha llevado las urnas pero cuando se han marchado los responsables de la mesa han vuelto a colocar urnas.

La Policía Nacional se ha llevado también las urnas de los Servicios Territoriales de Trabajo, Bienestar Socios y Familia de Lérida y algunas personas aseguran que han recibido golpes y empujones. Quienes hacían cola para votar se han trasladado a la puerta de la Diputación, en la Rambla Ferran.

En la Escuela Oficial de Idiomas también han producido enfrentamientos entre los concentrados y la Guardia Civil; mientras, unas cuatrocientas personas hacen cola para votar en la Diputación de Lérida.

También ha habido heridos tras una intervención de agentes antidisturbios de la Guardia Civil cuando han intentado entrar en el pabellón ferial de Sant Carlos de la Rápita (Tarragona), donde se han unificado todos los colegios electorales de la localidad.

Según ha comprobado Efe, sobre las 09.30, en las puertas del pabellón estaban concentradas unas 200 personas esperando poder votar y, en se momento, han llegado varios furgones de la Guardia Civil. Ante la resistencia de los vecinos para que los agentes pudiesen entrar en el colegio electoral para requisar las urnas y las papeletas han intervenido con sus porras.

Tras un primer intento, los agentes se han retirado para pedir refuerzos y cuando han llegado más dotaciones de la Guardia Civil se ha producido una segunda carga. El alcalde de la localidad, Josep Caparrós (ERC), ha acudido al lugar y ha pedido a las personas concentradas que se dispersasen y dejaran entrar a los agentes al pabellón ferial.

Una ambulancia ha llegado al lugar para atender a varias personas contusionadas, entre ellas dos o tres con sangre en la cabeza, según ha podido ver Efe.

Por su parte, efectivos antidisturbios de la Policía Nacional han cargado contra un grupo de ciudadanos concentrados ante la Escola Mediterrània del barrio barcelonés de la Barceloneta para impedir que entraran en el edificio, un suceso en el que se han producido varios heridos.

La actuación policial ha tenido lugar en un momento en el que decenas de personas estaban agrupadas ante las puertas del centro, como ha ocurrido en otros puntos de Cataluña, y se han visto escenas de agentes utilizando sus porras y dispersando a los concentrados a golpes y empujones.

Los antidisturbios intervienen en el colegio donde debe votar Puigdemont

Medio centenar de antidisturbios de Policía Nacional y Guardia Civil han intervenido pasadas las 9.00 contra más de un centenar de personas concentradas en el pabellón de Sant Julià de Ramis (Girona), donde estaba previsto que votara el presidente catalán, Carles Puigdemont.

Los agentes han avanzado hacia los concentrados para abrirse paso hacia el colegio y, al intentar impedírselo bloqueando el acceso, varias personas han caído al suelo.

El presidente de la Generalitat tenía previsto acudir a este centro de votación a las 9.30 y sus escoltas ya se encontraban en el interior del pabellón. Finalmante, ha tenido que trasladarse a otro centro cercano.  Lo mismo le ha ocurrido a Oriol Junqueras, ya que el colegio en el que tenía pensado presentar su papeleta tenía cerrada la puerta con silicona.

La Policía Nacional también ha entrado en el colegio Nostra Llar de Sabadell (Barcelona), donde tenía previsto votar la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y ha requisado las urnas y las papeletas del referéndum de independencia convocado por la Generalitat de forma unilateral..

Después de algunos momentos de tensión, en los que se ha producido algún forcejeo con los manifestantes, los policías han logrado acceder al colegio tras romper los cristales de la puerta de acceso, según ha constatado Efe.

Tras un registro que ha durado algo más de media hora, los agentes han abandonado las instalaciones con las urnas y las papeletas del referéndum requisadas.

Requisan las urnas y el material instalado en la consejería de Educación

La consejera de Enseñanza de la Generalitat, Clara Ponsatí, ha tratado de impedir la entrada de agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) a la sede del departamento rodeada de algunas escenas de cargas policiales, pasadas las 9.40 de este domingo.

En la sede departamental, había empezado la votación del referéndum sobre las 9.20, donde se han constituido cinco mesas electorales, intervenidas a las 9.58 por los agentes, que han logrado acceder al recinto pese a la resistencia de los concentrados.

Cada vez que salía una persona que ya había votado se producía una ovación, si bien había personas en la entrada personas pendientes de una posible llegada de las fuerzas de seguridad, como ha ocurrido en otros colegios de Barcelona.

Más de 20 furgonetas de antidisturbios de la Policía Nacional han llegado al centro, y las centenares de personas concentradas –entre ellas algunos directivos– se han sentado frente a la puerta para impedir la entrada de los agentes.

Los antidisturbios han comenzado a desalojar a los concentrados por la fuerza y han logrado entrar a la Consejería, donde han requisado las urnas y el material electoral.

Ponsatí, que estaba dentro del centro desde primera hora de la mañana, ha conversado con los agentes para tratar de impedir el desalojo, pero no lo ha conseguido. Tras intentar dialogar, ha sido explicado que ha sido “arrastrada por el suelo”, que ha recibido golpes y le han robado su Ipad personal.

Durante el desalojo se han producido otros enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, y ha habido varios heridos. Dos ambulancias de los servicios de emergencias han llegado pocos minutos después y han atendido a estas personas.

A las 10.00 todos los agentes de la Policía Nacional han abandonado el centro entre insultos y gritos de ‘Votarem’ por parte de los manifestantes. Una hora después del desalojo los responsables de la votación han vuelto a constituir dos mesas electorales con las urnas oficiales. Centenares de personas hacen cola para efectuar su voto, piden que las personas mayores voten primero.

Ya no funciona el nuevo sistema para permitir votación

El Gobierno asegura que ya no funciona el sistema informático anunciado a primera hora de esta mañana por el consejero de Presidencia, Jordi Turull, para permitir una nueva forma de votación.

En rueda de prensa, Turull informó de que iba a estar en marcha un censo universal para que los catalanes pudieran votar en cualquier colegio electoral, incluso aunque sea sin sobres y con papeletas imprimidas desde casa.

Sin embargo, fuentes del Ejecutivo de Mariano Rajoy han informado de que el sistema informático con el que se pretendía desarrollar esa nueva forma de votación ya no funciona. Eso implica que el censo virtual no esté disponible y que los miembros de las mesas tengan que apuntar a mano los nombres de las personas que acuden a votar.

Se neutralizan 70 centros de votación

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha informado de que en las primeras horas de la mañana se han “neutralizado” unos 70 centros de votación y se ha bloqueado el sistema diseñado para votar de forma electrónica en una actuación marcada por “la proporcionalidad”.

Zoido, en declaraciones a la Sexta, ha expuesto que la Policía y la Guardia Civil han encontrado situaciones “complicadas” y tan solo en una de ellas, en el centro Ramón Llul de Barcelona, ha tenido que utilizar métodos de defensa de forma breve y prudente al verse en una situación de “acorralamiento”.

Por su parte, el portavoz del Govern, Jordi Turull, ha asegurado que el 73% de mesas electorales del referéndum está funcionando con normalidad. Turull ha lamentado que las mesas electorales han padecido “ataques informáticos”, pero ha informado que tienen un teléfono para solicitar asistencia.

La Fiscalía evaluará si actúa contra los Mossos por su pasividad 

La Fiscalía evaluará a lo largo del día si debe actuar contra los Mossos d’Esquadra por su forma de proceder ante el referéndum del 1-0, según fuentes del Ministerio Público.

“La actuación de los Mossos no se podrá valorar hasta que acabe el día”, han señalado fuentes de la Fiscalía General del Estado ante las informaciones aparecidas en varios medios, que afirma que la Fiscalía actuará contra los Mossos por su pasividad para evitar el referéndum.

Otras fuentes consultadas han asegurado que de momento no hay nada decidido y respecto a qué Fiscalía corresponderían esas actuaciones han señalado que todo dependerá de cómo se califiquen los hechos.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ordenó concretamente a los Mossos d’Esquadra el cierre de los colegios para evitar la celebración del referéndum ilegal, por lo que la juez que dirige el procedimiento contra el 1-O podría también actuar de oficio si considera que la policía autónoma le ha desobedecido sin necesidad de que le inste a ello la Fiscalía.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies