Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Un cráneo prehistórico, pieza clave “del rompecabezas” en la historia de la humanidad

Un cráneo prehistórico, pieza clave “del rompecabezas” en la historia de la humanidad

Por las características y la forma de la calavera, los humanos que habitaron en la cueva del hallazgo podrían estar relacionados con los que más tarde colonizaron Europa

Hace muchísimos años, los seres humanos salieron de su cuna en África y pasaron por el Oriente Medio en camino hacia Europa. Ahora, científicos encontraron los primeros restos fósiles que parecen documentar esa travesía —restos de un cráneo en una cueva en Israel.

Parte de un cráneo encontrado en el actual Israel que data de hace 55 mil años sugiere que pudieron pasar por allí los primeros Homo Sapiens que más tarde colonizaron Europa, publicó la revista británica Nature.

Los antropólogos Israel Hershkovitz, Omry Barzilai y Ofer Marder, pertenecientes a diferentes universidades e instituciones israelíes, hicieron un estudio de un cráneo incompleto descubierto en la cueva Manot, en Galilea occidental (Israel).

En el estudio, los investigadores también revelaron que el fósil ofrece evidencias de que el Homo Sapiens y el Neanderthal habitaron de manera coetánea entre el Paleolítico medio y el Paleolítico superior en el sur de Oriente Medio, un período en el que se cree que se cruzaron ambos grupos de homínidos.

La escasez de fósiles de homínidos que habitaron en ese período hace que sea difícil establecer la secuencia migratoria de los que se consideran los primeros humanos, algo sobre lo que esta investigación pretende verter luz.

El estudio se hace eco de un suceso clave en la evolución humana como fue la migración de los humanos modernos desde las tierras que habitaban en África en dirección a Eurasia hace 40 mil o 60 mil años.

Este descubrimiento supone una nueva perspectiva sobre los destinos que tomaron los primeros humanos migrantes que partieron de África.

El antropólogo Israel Hershkovitz de la Universidad de Tel Aviv, quien encabezó el estudio, definió el cráneo como “una importante pieza del rompecabezas de la gran historia de la evolución humana”.

Respecto a si la calavera analizada podría corresponder a un híbrido entre el Homo Sapiens y el Neanderthal, Hershkovitz señaló que es “una posibilidad” difícil de ratificar debido a que hay pocas posibilidades de que el fósil conserve el ADN debido a las condiciones climáticas de la zona donde se ha encontrado.

Hershkovitz reconoció que “en cualquier caso, la tecnología está evolucionando”, por lo que no descartó que en un futuro puedan conocerse nuevas claves.

Las pruebas genéticas previas sugerían que nuestra especie y los Neandertales se reprodujeron entre sí durante casi el tiempo representado por el cráneo, ya que todos los pueblos de ascendencia euroasiática aún tienen una pequeña parte de ADN Neandertal como resultado.

“Es la primera evidencia fósil directa de que los humanos modernos y los Neandertales habitaron la misma área al mismo tiempo”, dijo el paleontólogo Bruce Latimer de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland, otro de los investigadores.

“La coexistencia de estas dos poblaciones en un área geográfica limitada mientras los modelos genéticos predicen la reproducción entre sí promueve la postura de que esa reproducción habría ocurrido en la región del Levante”, dijo Hershkovitz.

Los Neandertales, altos y de frente ancha, prosperaron en Europa y Asia desde unos 350.000 a 40.000 años atrás, y se extinguieron en algún momento después de que llegara el Homo Sapiens.

Los científicos dicen que nuestra especie primero apareció hace unos 200.000 años en África y luego emigró a otros lados. La cueva está ubicada junto a la única ruta que los antiguos humanos utilizaban para salir de África hacia Oriente Medio, Asia y Europa.

La cueva, tapada durante 30.000 años, fue descubierta en 2008 durante la construcción de una línea de aguas residuales. Se han recuperado herramientas de caza, conchas de mar perforadas utilizadas quizá de forma ornamental y huesos de animales, además de restos humanos.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies