Últimas noticias

El Museo de Navarra inaugura una exposición antológica de Juan José Aquerreta

NAVARRA INFORMACIÓN

El Museo de Navarra inaugura una exposición antológica del pintor y escultor Juan José Aquerreta

La consejera de Cultura y Deporte de Gobierno de Navarra, Rebeca Esnaola, ha inaugurado esta mañana en el Museo de Navarra la exposición antológica del pintor y escultor pamplonés Juan José Aquerreta, uno de los artistas navarros de mayor relevancia y reconocimiento nacional e internacional. En la inauguración ha estado el artista, y en la presentación han participado además la directora del Museo de Navarra, Mercedes Jover y el comisario de la exposición, Pedro Luis Lozano Úriz.

La exposición `Aquerreta… y semejanza. Heian Shodan´ comisariada por el historiador y crítico de arte Pedro Luis Lozano Uriz, muestra más de 90 obras de Aquerreta (dibujos y pinturas, y esculturas), de las que 3 pertenecen al Museo de Navarra (de las 6 que posee del artista); 5 obras de Diego de Pablos y 7 de José Antonio Jiménez.

Podrá visitarse desde el 24 de marzo hasta el 3 de septiembre en la sala de exposiciones temporales (planta baja) y en la sala 3.8 (tercera planta).

La consejera Esnaola ha señalado durante la inauguración que “nos hace especial ilusión rendir este merecido homenaje en forma de gran exposición; amplia, diversa, lleva de matices, en la que contemplamos la autenticidad del artista” y ha añadido que “toda su trayectoria se ve proyectada en varios espacios, que permitirán al público visitante contemplar el recorrido personal y creativo de Aquerreta, quizá sólo comprensible desde la compasión, o desde el amor”.

La muestra de este importante autor navarro (Premio Nacional de Artes Plásticas en 2001) tiene el objetivo de dar a conocer las principales motivaciones, influencias y temáticas de su obra. En las salas se exponen los géneros fundamentales de su trabajo: bodegón, paisaje y retrato, con obras realizadas entre los años sesenta y la actualidad, incluyendo dibujos que el artista ha realizado en los últimos meses. En la selección de las obras que integran la exposición ha participado activamente el propio autor, quien desde el primer momento propuso que fuese una exposición colaborativa, visibilizando el trabajo que realiza los artistas Diego de Pablos y José Antonio Jiménez, con quienes comparte estudio y asuntos pictóricos, lo cual resulta innovador, pero no sorprende en un artista que coloca a la persona en el centro de su producción.

Según la visión del comisario de esta muestra, el arte de Juan José Aquerreta nace del dolor. “El sufrimiento ha sido una constante en este pintor y de ahí surge una relación con la filosofía de Schopenhauer: «Toda vida es dolor». Ahora bien, frente a la agonía atea del filósofo alemán, Aquerreta encuentra en la fe en Cristo un proceso de redención”, explica Lozano. Esto da sentido no solo a su trabajo pictórico sino a todo su existir y le permite ponerse en marcha en el camino de la serenidad y la paz. Ahí surge la segunda parte del título de la muestra, Heian shodan / Paz y tranquilidad, primer kata de karate Shotokan, deporte practicado por Aquerreta durante años, en el que ha alcanza-do el cinturón negro.

Para la exposición se ha elaborado un catálogo que recoge además del texto del comi-sario los textos de Juan Manuel Bonet (historiador y crítico de arte, así como una de las personalidades más autorizadas del arte contemporáneo español, exdirector del MNCARS-Madrid y del IVAM-Valencia) y de Francisco Calvo Serraller (historiador y crítico de arte, que fue una de las personalidades más autorizadas del arte contemporáneo español, exdirector del Museo Nacional del Prado), recuperado para esta ocasión.

El catálogo, del cual se han editado 300 ejemplares, puede adquiriste en el Museo de Navarra y la tienda de Publicaciones sito en la calle Navas de Tolosa en Pamplona / Iruña, al precio de 20 euros.

Las obras expuestas

El sufrimiento de la vida se expresa en la primera sala de la exposición con obras muy representativas que sintetizan la visión del ser humano como un esclavo encadenado a los deseos y al sufrimiento (Huida del esclavo de Saturno n.º 1). El hombre es un ser trágico, capaz de verse abocado incluso a los límites del suicidio (Apolo ingrávido, 2º Nacimiento). Ahora bien, este ser doliente puede encontrar su salvación en el mensaje de redención de Cristo, simbolizado por el Díptico de San Esteban. Este cuadro, el retablo mayor de la Parroquia de San Esteban de Gorráiz, interpela directamente al espectador de la exposición, invitándole a reflexionar sobre el camino que desea tomar en su vida: bien la negación o repulsa o bien la aceptación de la Buena Nueva, representada por la figura de San Pablo. Aun así, Aquerreta nos recuerda que esta última alternativa no es una opción unipersonal, sino que para ella es necesaria el don de la fe, simbolizado por un cuadro abstracto, dado que la fe es invisible (Díptico de la Fe).

En esta búsqueda de la paz y la serenidad, tan importante es la fe como el combate contra la esclavitud de los deseos y las tentaciones ególatras del yo; por ello, tanto la vida como la obra de Aquerreta tienen un importante componente ascético, algo muy visible en sus vacíos pictóricos, en sus texturas y en la reducción de los elementos compositivos. En su obra, tanto en los bodegones, retratos o paisajes, se desarrolla un proceso ascético de síntesis formal. De esta manera, se logra alcanzar un equilibrio entre idealismo y naturalismo al tomar como referentes objetos, paisajes y personas de su entorno cercano, de su cotidianidad.

Las claves estéticas que le ayudan en este proceso son singularmente opuestas. Por un lado, hay una profunda relación con el clasicismo y la estética primitiva, algo visible en su relación con la escultura clásica griega, el Picasso neoclásico, los pintores del Cuatrocento italiano y el mundo oriental de los iconos. Frente a ellos, Aquerreta apuesta por la modernidad con referencias vanguardistas como Matisse y el Pop americano con figuras como Warhol, muy importante en su interés por las series, los retratos fotográficos y su relación con el mundo de los iconos.

Este último aspecto, el de los iconos religiosos, está muy presente en sus últimos trabajos y se muestra en la sala 3.8, donde también se da cabida al trabajo de otros dos artistas que trabajan el género del retrato: Diego de Pablos y José Antonio Jiménez. Esta sala tiene que ver con la primera parte del título de la exposición: …y semejanza y hace referencia al mensaje bíblico de que los hombres hemos sido hechos a imagen y semejanza de Dios. De esta manera, los rostros de cualquier ser humano: niños, ancianos, mujeres u hombres, incluido el rostro de Jesús, tienen una relación de semejanza común al ser todos hermanos, hijos de Dios.

Por otra parte, el icono es un lenguaje que le permite a Aquerreta huir del ego del artista y de la tentación del yo. Al trabajar sobre una imagen dada, el pintor puede salir de sí mismo, gracias a lo cual, logra renunciar a su personalidad, defendiendo así su necesidad de sentirse libre, indefinido y abierto.

En definitiva, con esta variedad de influencias, Aquerreta consigue escapar tanto de la pintura efímera impresionista como del ego del expresionismo, alcanzando una solución personal, casi indefinible, donde se une lo primitivo y lo moderno, lo religioso y lo mundano, el ideal, lo real y la abstracción.

Aquerreta escapa así a todas las definiciones y solo es comprensible desde la compasión, desde el amor a todo hombre, naturaleza u objeto… La creación vista como un todo unido; un mismo modelo vivo que puede pintarse, incluso, como un autorretrato.

El Museo de Navarra mantiene una cercana y continuada relación con Aquerreta, un artista generoso, a través de proyectos variados. Después de sus exposiciones de 1991, 1986 y 2013, ahora este Museo cumple su deseo de dedicarle una ambiciosa exposición contando son su participación.

Actividades complementarias

La exposición podrá visitarse acompañada por el propio comisario de la muestra el próximo domingo 26 de marzo, a las 12:30h. Además, se realizarán visitas durante los domingos de abril, mayo y junio, las cuales se irán anunciando en la web del Museo de Navarra.

La muestra de complementará con una conferencia a cargo de Pedro Luis Lozano Úriz (doctor en Historia del Arte) bajo el título “Aquerreta, un primitivo contemporáneo”. La conferencia será el 3 de mayo, a las 19:30h. en el salón de actos del propio Museo.

Por otro lado, los talleres infantiles de Semana Santa se centrarán en la muestra de Aquerreta. Los talleres dirigidos a niños y niños entre 5 y 12 años, tendrán lugar del 11 al 14 de abril, a cargo de La Chincheta Bruna. Las inscripciones pueden realizarse en la Taquilla del Museo de Navarra, en horario de apertura del museo, por orden de llegada y hasta que se agoten. El precio de la inscripción es de 15 euros.

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies