Últimas noticias

El día del biólogo

El 25 de enero, es el Día del Biólogo. Cuando estudiábamos en la facultad celebrábamos el día de nuestro patrón San Alberto Magno, 15 de noviembre.

San Alberto Magno es junto a Santo Tomás de Aquino, uno de los pilares de la Escolástica, corriente filosófica y teológica de la Edad Media que buscaba la coordinación entre la fe y la razón, y que bebió también de fuentes árabes y judías. San Alberto fue un polímata, persona que estudia campos diversos como ciencia, arte y humanidades; se distinguió por delimitar los ámbitos de la fe y la razón. Realizó estudios experimentales y fue un gran investigador. Sobresaliendo en el campo de la química, descubrió el arsénico y mediante la cal preparó potasa cáustica, procedimiento que todavía se emplea hoy en día.

Su método de estudio-trabajo consistía en partir de lo simple para alcanzar lo complejo. Y por ello es el patrono de los estudiantes de Ciencias Biológicas, Químicas, Exactas, Físicas y Geológicas.

Aunque todavía no hay un consenso internacional, se viene celebrando en España y en otros países el 25 de enero, como el Día del Biólogo. En conmemoración de la constitución del primer Colegio Profesional de Biólogos en 1961 en México. En España fue el último colegio profesional que aprobaron las Cortes Generales en 1980 (Ley75/1980, de 26 de diciembre).

Ya ha llovido desde que la bióloga más famosa era Ana Garcia Obregón. Este año ha comenzado con el nombramiento de María Iraburu Elizalde, como rectora de la Universidad de Navarra primera mujer, navarra y bióloga que accede al cargo. También destacar a la adrianesa Isabel Sola Gurpegui que codirige junto a Luis Enjuanes el Laboratorio de Coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología del CSIS o al último premio Novel de 2021 Ardem Patapoutia, biólogo molecular.

Desde entonces los sucesivos planes de estudios de la Universidad han diversificado y segmentado el título de biólogo. Junto a la tradicional especialización en Zoología, Botánica o Fundamental (Bioquímica, Genética y Microbiología) han surgido otros títulos propios, Oceanografía, Biología Marina, Bioquímica, Ciencias Ambientales, Ciencia y Tecnología de los Alimentos, etc,….

Desgraciadamente, la pandemia ha dado una visibilización ante la sociedad de algunos nichos laborales de los biólogos. Son muchos los compañeros que están trabajando por conocer mejor al virus, y buscando soluciones a la Covid, tanto vacunas como tratamientos. Otros desde la divulgación científica intentan explicar, tranquilizar y poner sentido común al aluvión de información, o debiera decir mejor desinformación sobre el coronavirus.

También, aunque en menor medida la sociedad ha empezado a descubrir la precariedad laboral de muchos de ellos, dependiendo de proyectos, becas, etc. o con contratos temporales, económicamente muy por debajo del talento, el trabajo y la dedicación aportados y al albur de intereses políticos del momento y del regateo en la aprobación de los presupuestos

No todo es investigación y sanidad, los biólogos también estamos en la educación, en la comunicación científica y concienciación social para preservar el medio ambiente, en la empresa privada en diferentes facetas de la biotecnología (por ejemplo: como técnicos de calidad y producción de alimentos saludables y seguros), y en otros departamentos como compras, ventas, marketing, I+D+i, recursos humanos, prevención de riesgos laborales. También los hay emprendedores y empresarios sacando adelante novedosos proyectos de biodesarrollo e innovación, asesorando a agricultores, en reproducción asistida, …En definitiva un sinfín de oportunidades laborales que tienen cabida en el importante artículo 15 de nuestros estatutos colegiales (RD 693/1996) y gracias al cual, poco a poco vamos ganando recursos ante las convocatorias públicas de empleo.

Esta diversidad laboral también nos depara numerosos objetivos, uno de ellos es conseguir que a los biólogos se nos reconozca en la especialidad sanitaria de Genética Clínica. Otro objetivo importante es el de avanzar en la Ecosalud (One Health), que plantea que la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas en los cuales coexisten. Aquí los biólogos podemos aportar tanto desde el punto de vista sanitario, como desde el medio ambiente además a través de la comunicación aplicando las 7 Cs (clara, concisa, concreta, correcta, coherente, completa y cortés).

He de recordar que el 25 E es nuestro día porque es cuando se hizo realidad el primer Colegio Profesional de Biólogos en el mundo. Por ello, animar a los colegiados a seguir participando en el colegio y a los que no lo estáis os insto a colegiaros porque juntos somos más fuertes y para el avance de nuestra profesión vuestra participación es fundamental. También en nombre de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Biólogos quiero informaros de que la labor que realizamos en el colegio es totalmente voluntaria y altruista.

Y como decía Manolo, mi compañero de carrera, ¡Arriba Biología!

Jesús Bodegas Frías, Vicedecano del Colegio Oficial de Biólogos.

Artículo anterior ¿Quién maneja mi barca?

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies