Últimas noticias

Te falta calle

Entre los llamados zoomers o generación Z, también conocidos como centennials o postmillennials, nacidos a finales de la década de 1990 hasta inicios del presente milenio, se ha puesto de moda la frase “te falta calle”. La cual va camino de convertirse en “mítica”.

“Ya te digo”, responden los millenials.

Tiene su aquel que quienes están encerrados jugando con cachivaches electrónicos y precisan de aplicaciones para ligar o hacer amigos, se atrevan a decirnos que nos falta calle a quienes nos llamaban desde el balcón “Carlitos Alcántara a cenar”.

Nuestro gobierno que se envuelve en la bandera de la igualdad nos sale con un atajo de ocurrencias que provocan discriminaciones y en algún caso apuntan a una burda compra de votos.

La primera discriminación de edad pues sólo los nacidos en 2004 recibirán el “bono cultural”. A la cultura no se la ayuda así.

Segunda discriminación por decir que es y no es cultura. Con el agravante de fiscalizar en que te puedes gastar ese bono. No voy a entrar en el debate de si la tauromaquia es cultura pero que ha influida en ella es innegable, desde el mito del Minotauro de Creta, pasando por los grabados de Goya, las novelas de Hemingway o el subgénero torero del cine español, incluida La vaquilla (1985) de Berlanga. Esto sólo es una muestra del a,b,c, de esa aportación, que es mucho más extensa.

Tercera discriminación el bono se lo dan por igual a quienes tienen posibles y son enviados a estudiar a Harvard, como al joven desempleado que ha abandonado los estudios.

Cuarta discriminación el bono de alquiler la misma cantidad para Madrid que para Cuenca, Teruel o Cáceres, y para alquileres no superiores a 600 euros. Esta propuesta denota un desconocimiento del mundo del alquiler y una puerta abierta al dinero negro.

Lo que necesitan los jóvenes no son ayudas, es que se generen puestos de trabajo estables y con un sueldo o salario decente que les permita independizarse y formar su propio hogar. Y no ser carne de precariado y aspirantes a la sopa boba del siglo XXI.

Parece que el peaje de las carreteras será lo que se conoce por pago por viñeta. Nos vamos a quedar sin espacio para ver en el parabrisas entre la pegatina del ITV, la pegatina que piden algunas ciudades para poder entrar en ellas y que indican cuanto contamina el vehículo y ahora la del peaje para carreteras. Está por definir si será una cantidad fija alrededor, se habla de 75 euros o adaptar el sistema portugués con cámaras que detectan la distancia recorrida y pasan el importa a la matrícula del coche.

Tanto en un caso como en otro se dará una discriminación en el primer caso es un suma y sigue sobre el impuesto de circulación existente. En la segunda la llamada España vacía que tiene que trasladarse para hacer gestiones o acudir a servicios se verá más penalizada.

Más discriminaciones, el gobierno propone subir el sueldo a los funcionarios un 2%, la inflación supera dicha cantidad y en el sector privado las subidas de este año justo llegan al 1,4 %, quienes la han tenido. Ya que muchos están congelados.

Se habla de las pensiones y que los trabajadores deben ahorrar para el futuro. Misión imposible cuando la inflación te sobrepasa, Y más cuando los pocos que pueden ahorrar, ven que el gobierno ha vuelto a meter el rejón en los beneficios fiscales de los planes de pensiones y pretende que algunas compañías no den beneficios a sus accionistas. Luego que los ahorradores insisten en el ladrillo y se producen burbujas inmobiliarias, alquileres altos, dinero negro, etc.

A todo esto, nuestro presidente viaja a Estados Unidos para reunirse con Black Rock, la polémica compañía de inversión más grande del mundo y que recibe numerosas críticas por el impacto ambiental en sus inversiones. ¿En qué quedamos? Apostamos por la sostenibilidad del medio ambiente o nos aliamos con quienes especulan con él. ¿Sigue Pedro la estela de Pablo Iglesias? Quien criticaba los medios de comunicación privados y ahora es colaborador y tertuliano de todos ellos. ¿Ha presentado su curriculum de economista para ingresar en un futuro en la compañía americana?

Menos mal, que el gobierno recela del interés de fondos de inversión extranjeros en la red de fibra española. Ya que la ve estratégica. Algo es algo. Sin embargo, el FMI no es el CIS de Tezanos y rebaja la previsión de crecimiento de España para 2021.

La penúltima ocurrencia es la del carnet para tener perro. A quien le falta calle es a este gobierno y le sobre demagogia. Lo que más le gusta es tirar de BOE. Hay un gran afán por legislar y controlar todas las cosas. ¿Para cuándo un carnet para  ser político?

Jesús Bodegas Frías, licenciado en Ciencias Biológicas

Artículo anterior El hermano de Tony Manero

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies