Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La dignidad por encima del cargo… o no

Este jueves tendremos una nueva sesión en el hemicirco parlamentario, que se avecina bochornosa tras esa enmienda colada “a traición” para declarar el Español como lengua no vehicular de la enseñanza, para satisfacer a sus socios nacionalistas a cambio de su apoyo incondicional a esos Presupuestos Gora ETA que fueron el centro del “debate” de la semana.

Toca el turno ahora al proyecto de la “pijaprogre” ministra vasca, Isabel Celaá, que, cómo no, llevó a sus niñas a un colegio concertado “católico” y que se ha sacado de la chistera, innecesariamente primero e inoportunamente después, una ley que, además de impedir lo que ella sí pudo elegir, da un paso más, hacia atrás, como caracteriza a los gobiernos socialistas que hemos padecido desde 1982, en la cada vez más mediocre política -perdón por la hipérbole- educativa, ese objetivo de la izquierda -y si es comunista o próxima, aún más- de aborregar a la sociedad para pastorear mejor las conciencias de los futuros votantes, que se vuelven sumisos agradecidos del subsidio que recibirán algún día, sin capacidad -ni posibilidad, claro, porque el sistema no se lo va a permitir- de la más mínima crítica al Gran Hermano orwelliano que piensa por ellos.

Y ahí estarán, como en la otra votación y como tales apesebrados, pastoreados por su carismático líder, los ciento diecinueve borregos que lo acompañan en el escaño, para votar lo que su “elector” digital y el socio -con la escoria nacionalista en el coro- habían preestablecido: la inadmisión de nada que se oponga a su diabólica voluntad. Así veremos como esa ya tristemente famosa LOMLOE que pretende “modificar” -a peor sin duda- la desastrosa LOE de Zapatero de 2006 empezará su recorrido legislativo. Pero como en el caso de los PGE vimos que su acrónimo encerraba unos Presupuestos Gora ETA después del pacto con BILDU, bajo el de esta ley de educación encontraremos una Ley para Obtener Más Lerdos y Obtusos Españoles y, no contenta su “autora” con bajar el listón hasta permitir que se puedan terminar ciclos formativos, incluso universitarios, con asignaturas suspensas, da una vuelta de tuerca y elimina el Español, que hablan más de quinientos millones de personas en el Mundo, como lengua vehicular de la enseñanza, para atender, como decía antes, la solicitud del independentismo rupturista. Por cierto, que el famoso pacto con BILDU citado, sigue coleando y parece ahora que es o no es “a ratos”, según se deduce de las declaraciones del pluriministro “yenka” -adelante, atrás- José Luis Ábalos, amigo de joven del narco Pablo Escobar -con el que aparece en una foto que ha circulado por esas, ahora “malditas”, redes sociales-, “Ali Babá” de las “cuarenta maletas” de la “levitante” Delcy Rodríguez, que “pasó” por el suelo de Barajas sin pisarlo.

Decía el “presimiente” Sánchez hace unos días que “trabajamos para hacer un cambio de época en nuestro país”. ¿Con Otegui, jefe de una banda que viene a Madrid a tumbar definitivamente el régimen” del 78 y quiere “una España roja, republicana y laica” que, para conseguirla, tendrá que “estar anteriormente rota”? ¿Con PabLenin Iglesias, que antes de su “éxito” político y consagrarse en tiempo récord como marqués de Galapagar protegido por la Guardia Civil a la que denostaba, tras abandonar la casa de “vecinos de escalera” y el barrio de Vallecas que tanto “amaba”, no pasó de profesor sustituto de un interino de la un día prestigiosa Universidad Complutense, del que no se conoce escrito alguno fuera de la red social Twiter o de esa carta póstuma a Santiago Carrillo en la que se enorgullecía de que su padre hubiera pertenecido al FRAP? ¿Tal vez con Gabriel Rufián, marioneta charnega de un preso condenado por un delito de sedición, después de que un rebajado abogado de “su” establo, que no del Estado, se aviniera a cambiar el más duro y real de rebelión y que ahora quiere rebajar de pena para dejarlo en libertad junto a sus cómplices de golpe de Estado?

Vimos la semana pasada que 198 diputados, de 13 partidos, y me temo que pasará lo mismo con la “LOMLaá”, aunque  puede que en este caso los de la veleta naranja se descuelguen si son coherentes en algo, pero 10 menos no arreglan el desbarajuste final, si es que no se suma alguno más de los de otras lenguas hispanas, entre ellos los 120 del Partido Sánchez, antes PSOE, contribuyeron a tumbar las enmiendas a los PGEtarras, tras lo que se escuchó el tan tradicional como falso “clamor” cuando algo del doctor Plagio cum Fraude chirría demasiado, de cinco barones socialistas desde sus respectivas taifas autonómicas. De mayor a menor representación en el Congreso, Susana Díaz, la “Sultana andaluza” (25 diputados) dijo: “No comparto absolutamente nada con Bildu ni con Otegi“; Guillermo Fernández Vara, el extremeño que pasó del azul al rojo (10): “Ver a OTEGUI siendo clave para decidir los PGE me produce una sensación muy dolorosa. En lo personal iré a la farmacia a buscar un antiemético“ -para el vómito que le “producía” el acuerdo, aclaro para víctimas de la LOGSE-; Emiliano García Page, el clon del “tranparente” José Bono “bolsillos de cristal” (9): “No tiene un pase”; Javier Lambán, el indefinido y acomodaticio aragonés (6), calificaba el pacto de “aguas de borrajas” y Adrián Barbón, el casi desconocido asturiano (3), el más “coherente” con la voz de su amo: “Prefiero otras opciones pero la prioridad absoluta es que haya presupuestos” y, cómo no, para hacer “méritos” remachaba con que “el pacto con BILDU se debe al bloqueo de los populares”. Al final, lo que se quedó en aguas de borrajas fueron esas aguerridas rebeliones “baroniles” -que no varoniles- ante el mensaje del jefe supremo en boca del secretario de organización -y silencio, habría que añadir al cargo-, el ya mencionado Ábalos, que al parecer llamó uno a uno a los “valientes” rebeldes para exigirles lealtad al proyecto socialista y a su líder. Vamos, un nuevo “el que se mueva no sale en la foto” y todos al redil, refrendado por una ejecutiva ad hoc que se fabricó a su medida Mr. Falconeti cuando se le permitió volver después de echarlo en 2016. Gravísimo error histórico.

Y me pregunto yo, tontamente por supuesto, ¿no habrá entre esos 120 diputados socialistas o entre los 53 que agrupan esas cinco “valientes” baronías, al menos 25 que tengan un poco de dignidad y se atrevan a plantarse ante estas traiciones a España y a su lengua? No sé si los manifiestos firmados por buena parte de los históricos del menos malo PSOE de sus 140 años de antigüedad y las duras declaraciones que hemos escuchado desde que se filtró el pacto con BILDU desde Podemos, animará a alguno de sus señorías a tan heroica decisión que si se produjera en unos pocos pienso, en mi tonta ilusión, que podría extenderse a algunos más. Pero en ese momento, “desperté” a la cruda realidad y vi una gente mediocre, “profesionales de la política” que, fuera de ella, en su inmensa mayoría no se ganaría ni un salario mínimo por su esfuerzo, conocimientos, experiencia y méritos, que votará desde el calorcito del bien pagado escaño lo que les diga su jefe, mientras sigue aumentando el número de españoles que se quedan sin trabajo y más autónomos y pequeños empresarios ven cerrado lo que tanto esfuerzo les costó levantar, con un horizonte cada día más negro en su futuro.

Pero siempre nos quedará Madrid, reducto incombustible contra la Moncloa, que sigue dando ejemplo de buena gestión del gobierno de Isabel Díaz Ayuso -de la parte Popular que ella representa, sería más correcto decir-, aplaudida hace unos días por la prensa alemana que hablaba del “milagro de Madrid” -como recoge este artículo de la no precisamente amiga Cadena SER y que ha vuelto a ver como el ministro que venía para otra cosa, a una silla cómoda, Salvador Illa, no sé si asesorado por esa “eminencia” nefasta, el no doctor Fernando Simón, para el que, según él, “un grupo de profesionales” -nada menos que la Asociación Médica Colegial-, pide su dimisión inmediata, acaba de ceder de nuevo y permite que su propuesta de realizar tests rápidos en las farmacias vaya adelante.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior Cuando el acrónimo cambia de significado y P. G. E. significa ahora Presupuestos “Gora ETA”

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies