Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Rifirrafe semanal en “escalada”, aplausos en un debate con “sorpresa” y los extremos se tocan

Desde una situación en la que lo más importante, sin duda -aunque haya otros asuntos que no lo son menos-, es la preocupante escalada de rebrotes de casos de COVID-19 de las últimas semanas, que recuerdan ya cifras del pasado marzo y esperemos que no sean el inicio de la curva que vimos a final de abril, pese a la misteriosa “desaparición” de casi 19.000 fallecidos -por el “cambio de sistema de recuento”-, que el diario El País llevaba a 44.868 el pasado domingo -o sea, que serán 50.000 reales-, no han dejado de sorprender comparecencias del gobierno y sus títeres dejando para la hemeroteca más despropósitos y contradicciones. Por cierto que ante estos rebrotes, la inconmensurable Carmen Calvo dejó otra frase antológica: “Hay rebrotes porque tiene que haberlos”, sin despeinarse.

Sanidad niega ahora que hubiera un “comité de expertos” -que ocultó y ya se entiende por qué: lo iba a negar cuando procediese- para decidir la desescalada, pese a los alardeos al respecto del “presidente anuncio” en sus shows de fin de semana de postureo mediático. En uno decía: “Un plan de desescalada que llevamos preparando con mucha antelación… basado en el criterio de los expertos y en un lamentable titubeo en otro posterior, remachaba: “En relación con el listado de expertos… el “doctor” -al parecer sin doctorado- Simón ha dado cumplida respuesta…”. Junto a esto, el mencionado Fernando Simón, arremetía contra el sector turístico -cuya Mesa ha pedido su dimisión- en una nueva ocasión de callar desperdiciada, con su declaración ante la decisión británica de imponer una cuarentena a viajeros procedentes de España: “Nos favorece porque desincentiva que venga gente de allí” o su “Agradezco que los belgas decidan no recomendar venir a España, es un problema que nos quitan, menos riesgo de importación de casos”. Sobre los rebrotes, el “surfista portugués” salta sobre la ola y nos dice que “no creo que estemos en una segunda ola pero sí es cierto que tenemos que estudiarlo”, el mismo que a final de enero nos decía que “En España, si acaso, habrá algún caso”. Como para fiarse de semejante “científico”. Aunque para su jefe “es un epidemiólogo” -se trabó al decirlo, no sé si porque excede a su léxico o porque le costaba calificarlo así-. Claro que si él es “doctor” Plagio cum Fraude -¿en qué estaría pensando cuando en la entrevista alfombra del “periolista” Pedro Piqueras, en Tele5, dijo que la ayuda europea de 140.000 MM€ representaba el 60%  del PIB” (sic)-, no extraña que al portavoz sanitario lo haga “epidemiólogo”, que no digo que no lo sea, pero lo demuestra poco. Y no volveré sobre sus orígenes en el cargo -ya lo hice en otro artículo- pero sí al indicio de su “valía y/o tendencia” que deja el que siga ahí, teniendo en cuenta que cuando los socialistas llegan al poder arrasan con todos los cargos, pero mantuvieron a este personaje al frente del CCAES, donde está desde 2012. Por cierto, le siguen poniendo denuncias, esta vez por “homicidio imprudente” -derivado de la muerte de miles de ancianos en residencias, esas que “controlaba” como “autoridad única” el vicepresidente segundo y ministro de Asuntos Sociales, PabLenin Iglesias-, al que también le llegaron unas cuantas. Veremos si hay Justicia.

No podía faltar, ¡qué fiesta sin el tío José Félix¡ –Tezanos, aclaro-, palmero mayor y muy costoso -11’5 MM€ cuesta su Centro de Invenciones Sánchez-, con una nueva encuesta de intención de voto en la que vuelve a “despegarse” su “Partido Sánchez, ¡Obedece Esclavo!”. Tampoco, José Bono, el de los “bolsillos de cristal”, que desde la fiel Secta, La Sexta Noche, aplaude a su manera, “flojito” como corresponde, al tiempo que sumiso porque también le puede ir “la vida en ello” junto a su compadre Raúl Morodo, discípulo aventajado como él del “Viejo Profesor”, Enrique Tierno Galván: “Las promesas electorales se hacen para no cumplirlas”, que animaba a la juventud tras los mítines: “Ahora, a colocarse”, compartido también desde la Universidad Autónoma de Madrid por el hoy jefe del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo. Decía el manchego: “me parece que ha sido magnífico que hayamos conseguido que la deuda europea se mancomune” y remataba: “Pedro Sánchez ha hecho un trabajo más que aseado, digno de aplauso”. Por supuesto, acusando a Pablo Casado y a su grupo de “Poner palos en las ruedas”, porque si no, no quedaría “redonda” su colaboración. No sorprende que esté henchido el personaje, que espera “Una legislatura larga y fructífera”.

Y mientras la economía española sigue “desescalando” -en términos de “Nueva Normalidad”- que no en crisis, palabra maldita desde la etapa del hoy portavoz de Nicolás Maduro, José Luis Rodríguez -al que la Fiscalía USA va acorralando-, con la industria del automóvil muy tocada, el aluminio de ALCOA rompiéndose en Lugo, el turismo a punto de colapsar y el anticipo de la última EPA que nos deja más de un millón de desempleados en el trimestre “de alarma” -¿aplaudirán también los palmeros?-, el debate de ayer nos dejó otra prueba de que “los extremos se tocan” con una nueva coincidencia sobre las ya puestas de manifiesto. Se pusieron “de acuerdo” para presentarse y consagrarse en Vistalegre, 1 y 2; populismo, desprecio a los demás, prepotencia, falta de escrúpulos y totalitarismo, como comportamientos comunes en ambos; compra de casoplón en zonas caras de Madrid y ahora, faltaba esto, moción de censura condenada a perder -me recordó, salvando las distancias, muchas, a Antonio Hernández Mancha-, pero efectista para una parroquia entregada, aunque no tengo claro si la presenta contra Sánchez o contra Casado. Ya se verá. Como decía, PabLenin lo intentó en 2017 contra Marian Rajoy y el mocetón de Amurrio la anuncia para Septiembre y, como a Fernando VII, puso fácil al futuro censurado preguntar “¿Por qué espera tanto si es tan urgente echar a este gobierno?”, a lo que respondió el vasco que su “despacho y teléfono estarán abiertos para atender a todos los que quieran sumarse”, es decir ellos -ya veremos si todos para entonces, porque están decadentes- y anduvo presto el Secretario General del PP, Teodoro García Escudero, en calificarla de “Moción de censura post vacacional para salvar al soldado Sánchez. El PP estará siempre en lo importante: salvar vidas y empleos. No cuenten con nosotros para maniobras de distracción que refuercen al PSOE”. Y para que no falte de nada en común en ambos extremos radicales, el lunes le salió un granito al cacique verde, puede que inicio de la disgregación anunciada que se está larvando en Castellón, Castilla y León, Canarias, Murcia, Málaga… y otras zonas. Se presentó en sociedad un nuevo partido que, como bien apuntaba una amiga, rigurosa como yo con el lenguaje y compañera de un grupo de WhatsApp: “nace con falta de Ortografía, o le falta una coma o le sobra una tilde”. El partido en cuestión se llama “TÚPatria” y es obvio lo anterior, debería ser, o “TÚ, Patria” o “TU Patria”, pero parece que los promotores no daban para más, por lo que van a inquietar poco al líder carismático de estatutos a medida para garantizar su perpetuidad, como también pasara con los del vallecano “blindado” en Galapagar. Y por si eran pocas las coincidencias, resulta que esta escisión remeda a la de Podemos que se inventó Íñigo Errejón y este “TU Patria” parece una paráfrasis del Más País, que también nació como escisión moderada del comunismo extremo. Lo peor es que mientras la izquierda, aunque se divida, sí tiende a unirse en sus intereses de poder, la derecha, cuando se escinde, lo hace “de verdad”, es decir, rompiendo y facilitando el trabajo a las mareas y marejadas de izquierdas, animadas con los vientos o vendavales nacionalistas y filoetarras. Como la imaginación popular tuitera no ha dejado pasar: “Abascal sigue la senda de Iglesias: Se va de la comisión de reconstrucción, le da la presidencia a la izquierda y ahora quiere hacer perder el tiempo a España”. No aprendemos, está claro y ya sabemos que “el socialcomunismo es el único capaz de dejar a Cuba sin azúcar, a Venezuela sin petróleo, a Argentina sin carne y a España sin turistas”, ampliando lo que decía Margaret Thatcher al respecto: “El socialismo funciona mientras dura el dinero de los demás”.

Y, para terminar, una buena noticia que hay que resaltar aunque sea brevemente: los sediciosos catalanes vuelven a la cárcel al suspender la juez de vigilancia penitenciaria el regalo que les había hecho la Generalidad en virtud de unas competencias que nunca debieron transferirse a los reyezuelos autonómicos. Eso sí, volvieron con discursos que reafirmaban su voluntad de volver a delinquir, algo que, en un país serio, debería suponer la inmediata ampliación a perpetuidad de la condena. Pero estamos en España. Ya veremos cómo se resuelve el recurso de la Fiscalía y, en su caso, qué dice el Tribunal Supremo como Órgano sentenciador, que tendría la última palabra. Parece que queda algo de Justicia. Confiemos en ello.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior De Don Antonio Álvarez a Twitter y Facebook, pasando por la Newtral de Ana Pastor, “la mala”

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies