Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

EDITORIAL: El luto debido

Si algo debiera quedar claro cuando remita esta pandemia que nos está tocando sufrir, es que muchos altos cargos del Gobierno de este país, con Sánchez e Iglesias a la cabeza y sus ministros, responsables del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, presidentes de comunidades autónomas, etc, etc, etc, deberían presentar su dimisión ipso facto.

Tal y como reconoció el Ministro de Sanidad durante la última semana de febrero,antes de las marchas feministas del 8M tuvo lugar un contagio «importante» en territorios de España y, en concreto, en la Comunidad de Madrid.

El Gobierno de Sánchez consintió la reunión de gente en aglomeraciones tales como eventos deportivos, políticos, populares, culturales y las marchas del Día Internacional de la Mujer (8M).

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) ha publicado un informe en el que analizan la efectividad de las medidas de confinamiento adoptadas con la declaración del estado de alarma para reducir los contagios por Covid-19 en España.

Si el Gobierno hubiera tomado la decisión de confinar a la población una semana antes del 14 de marzo, se habría reducido a un tercio y la de los infectados, en más de un 80%.

Del análisis de FEDEA, cabe preguntarse ¿cómo de efectivo ha sido el confinamiento español para luchar contra COVID-19 si de haber decretado el confinamiento el 7 de marzo se habría reducido el número de contagiados más de un 60%? Por consiguiente, ¿cuántas vidas se habrían podido salvar?

Capítulo aparte merece la situación de las residencias de nuestros mayores, donde, cada día, se publican nuevos casos de contagios, de muertes, nuevos métodos de contabilización y cómputo de datos. Los sindicatos y las asociaciones profesionales llevan semanas alzando la voz, reclamando medios para los centros que están sobrepasados. Los pedían incluso antes de que se conocieran los datos. Se sabía que el virus es más agresivo con los mayores y con quienes presentan patologías previas.

¿De cuántas muertes van a ser responsables? ¿Cuántos mayores en las residencias se habrán contagiado o fallecido por la falta equipos de protección individual y no haber tenido oportunidad de “defenderse” ante el Covid 19? ¿de cuántos no se sabe la causa por no hacer pruebas post mortem? ¿Cuántos habrán perdido su trabajo, su negocio, su modo de vida, por culpa de aquellos que interpusieron de forma temeraria sus intereses ideológico-políticos a los de la ciudadanía? ¿cómo están y van a quedar las relaciones humanas y sociales?

Un suma y sigue de actuaciones en la pésima gestión de la pandemia del COVID-19 que llevan a este país a ser otro diferente al que era antes del 8M y el posterior estado de alarma del 14 de marzo.

Aunque existe la posibilidad de que nada cambie, porque hoy con 20.000 muertos que el Gobierno trata de esconder obviando las tremendas morgues del Palacio de Hielo de Madrid o el impresionante número de féretros de cualquier otra ciudad, seguimos aplaudiendo, sí, a los sanitarios y demás personas que intentan un mundo mejor. Pero ya tantas vidas, ¿no merecen el luto debido?

Pie de foto. El presidente del Gobierno, Pedro Sáchez (c), a su izda Pablo Iglesias y Carmen Calvo, a su dcha, este sábado, en el Consejo de Ministros tras la declaración de estado de alarma. MONCLOA

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies