Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Los primeros seres unicelulares ya tenían el mecanismo para formar órganos

Hasta ahora se pensaba que los primeros seres unicelulares no contaban con el sistema de señalización que organiza la formación de tejidos en los seres más complejos, como los vertebrados, pero hoy una investigación del Instituto de Neurociencias de Alicante desmonta esta creencia

El sistema de señalización Eph/efrinas regula la organización de los tejidos en los vertebrados y, según parece, ya estaba presente en los organismos unicelulares anteriores a los animales y fue el responsable de que estos sencillos seres pudieran dar paso a otros mucho más complejos: los organismos multicelulares.

La investigación explica que este sistema, localizado en la membrana celular, influyó en la evolución de los mecanismos de adhesión celular necesarios para dar el salto desde los organismos unicelulares a los multicelulares, ya que permitió la separación por afinidad de distintas poblaciones de células para generar tejidos y órganos de los animales.

Aunque se han realizado muchos estudios, hasta ahora no se sabía ni el origen ni la posible función ancestral de estas moléculas.

La investigación, publicada en la revista Molecular Biology and Evolution, muestra cómo aparecieron las secuencias primitivas de receptores Ephs y efrinas, y cómo han ido evolucionando hasta dar lugar a las de mayor complejidad, las que tenemos los humanos.

“Hasta ahora se creía que los sistemas de señalización Eph/efrinas más antiguos estaban en cnidarios, un grupo de animales relativamente simples al que pertenecen las medusas o los corales pero hemos descubierto que su origen es bastante más antiguo y que ya estaban presentes en organismos previos a la aparición de los animales, como los coanoflagelados”, resalta la investigadora del Instituto de Neurociencias y directora del estudio, Angela Nieto.

Los coanoflagelados son un pequeño grupo de eucariotas unicelulares, a veces coloniales, que tienen una gran importancia filogenética, ya que se consideran los parientes unicelulares más próximos de los animales propiamente dichos o metazoos, que forman el reino animal.

Este estudio también muestra que las esponjas -los animales más antiguos- poseen más del 70% de los genes que en humanos participan en las rutas de señalización de Ephs/efrinas.

Por eso es muy probable que ya en los animales más primitivos existieran mecanismos de separación de poblaciones celulares similares a los de los vertebrados, según el estudio. EFE

Pie de foto. El paso de un mundo poblado por células individuales microscópicas a otro en el que habitaban los primeros animales formados por muchas células fue un importante salto evolutivo. / Instituto de Neurociencias de Alicante

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies