Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Nuevo rey en España, Felipe V

  • Por José V. Ciordia, historiador

Tal día como hoy, un 16 de noviembre del año 1700, Felipe de Borbón, duque de Anjou, era nombrado rey de España.

Felipe de Borbón, nació en Versalles. Era hijo de Luis, gran delfín de Francia y de María Ana de Baviera. Por tanto, era nieto del rey francés Luis XIV y María Teresa de Austria, infanta de España, y bisnieto de Felipe IV de España.

Al no tratarse del primogénito, sus posibilidades de heredar el trono de Francia parecían escasas, al igual que las posibilidades de heredar el de España por su ascendencia española. Su abuela paterna María Teresa era hija de Felipe IV, por tanto, medio hermana del rey Carlos II de España, había renunciado a sus derechos al trono español para poder casarse con el rey de Francia (que por otro lado era también primo hermano suyo, tanto por parte de padre como de madre). De hecho, Luis XIV y los demás reyes europeos ya habían pactado que el heredero del trono de España sería José Fernando de Baviera, ante la previsible muerte sin herederos de Carlos II.

Se adjudicaban a José Fernando todos los reinos peninsulares —salvo Guipúzcoa—, así como Cerdeña, los Países Bajos españoles y todos los territorios americanos. Para Francia, Guipúzcoa, Nápoles y Sicilia, mientras que Austria se quedaba con el Milanesado. (Primer Tratado de Partición).

La muerte de José Fernando en 1699 frustró dicha partición, con lo cual se negoció un nuevo Tratado de Partición —a espaldas de España— y de quien debería ser su rey. Un nuevo tratado reconocía como heredero al archiduque Carlos, biznieto a su vez de Felipe III de España, y le asignaba todos los reinos peninsulares, los Países Bajos españoles y las Indias; por contra Nápoles, Sicilia y Toscana serían para el Delfín de Francia, mientras que el emperador Leopoldo, duque de Lorena, recibiría el Milanesado a cambio de ceder Lorena y Bar al Delfín de Francia.

Francia, Holanda e Inglaterra estaban satisfechas con el acuerdo, pero Austria no. Su emperador no y reclamaba la totalidad de la herencia española, ya que pensaba que el propio Carlos II nombraría heredero universal al archiduque. Sin embargo, Carlos II nombró heredero a su sobrino-nieto Felipe, con la esperanza de que Luis XIV evitara la división de su imperio, al ser su propio nieto el rey de España. Poco después, el 1 de noviembre de 1700, moría Carlos II y Felipe de Borbón, aceptaba la Corona el 16 de noviembre.

La noticia de la muerte de Carlos II llegaba a Versalles el 6 de noviembre. El 16 de noviembre de 1700, Luis XIV anunciaba que aceptaba la voluntad de su primo, hermano y sobrino. Felipe tenía entonces 17 años.

«Señores, he aquí el Rey de España». Con esta frase Luis XIV presentaba así a su nieto y le recomendaba, «Pórtate bien en España, que es tu primer deber ahora, pero recuerda que naciste en Francia, para mantener la unión entre nuestras dos naciones, es esta la manera de hacerlos felices y preservar la paz de Europa».

España y todas las monarquías europeas —a excepción de la Austria— reconocieron al nuevo rey. Felipe V dejó Versalles el 4 de diciembre y entró en España por Irún el 22 de enero de 1701, y realizó su entrada triunfal en Madrid el 18 de febrero.

Lo que ocurrió después…. Esa es otra historia.

Tal día como hoy anterior La noche de los cristales rotos

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies