Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Rey apoya a los jueces como “garantía de los derechos y respeto a la ley”

Felipe VI ha trasladado hoy su firme respaldo a los jueces como “garantía última de los derechos y libertades” de todos los ciudadanos y “factor esencial para el respeto de la ley como expresión democrática de la voluntad” de todos los ciudadanos.

El Rey ha manifestado este mensaje de apoyo y confianza en presencia de la cúpula judicial durante la ceremonia de entrega de los despachos a la nueva promoción de jueces que ha tenido lugar en el Auditori de Barcelona.

El jefe del Estado ha dicho ser consciente de “la dificultad y la responsabilidad” de la tarea de los jueces, pero ha elogiado su “independencia” puesto que todas sus decisiones están “guiadas por la tutela” de la Constitución como “norma fundamental del ordenamiento jurídico”.

“Gozáis del respaldo de todos para que vuestra actuación responda fielmente a las expectativas depositadas en la labor de juez, como garantía última de los derechos y factor esencial para el respeto de la ley, como expresión democrática de la voluntad de los ciudadanos”, ha asegurado don Felipe, a quien los asistentes, en pie, han brindado una cerrada ovación.

En un acto sin autoridades políticas, excepto el titular de Justicia, Rafael Catalá, que acudió junto al Rey como ministro de jornada, han asistido también el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos

Lesmes, y el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar.
También han estado presentes el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que ha procesado a los líderes independentistas por proceso unilateral hacia la independencia, y el jefe de los Mossos d’Esquadra, Ferran López. EFE

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. Deringer

    A finales del XIX un grupo de burgueses reaccionarios y xenófobos, importaron el nacionalismo romántico alemán, el de los pueblos superiores y el volkspirit, y dedicaron su dinero a recuperar un idioma en desuso como signo de identidad y a reclamar quedarse con sus impuestos que para eso eran superiores. En el resto de España otros lo intentaron, pero no cuajó, salvo en el Pais Vasco (una versión aún mas xenófoba) y un poquito en Galicia. Los demás demostraron ser inmunes a ese fanatismo. Y hoy los catalanes (independentistas) aún no se han curado de esa horrible enfermedad. Y aquí seguimos en pleno siglo XXI con los nacionalistas y su reaccionaria mentalidad atrasada.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies