Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La Policía Municipal impone cuatro multas por venta de alcohol a menores

EFE.- La Policía Municipal de Pamplona ha impuesto cuatro multas por venta de alcohol a menores durante los días en que ha estado operativo el plan “Noche estudiantil tranquila”, que se puso en marcha con motivo de la Semana Santa

El objetivo de esta iniciativa era evitar los botellones en los que participan menores, el consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, y las molestias a los vecinos tanto por actividades en las calles como por fiestas en pisos.

El plan, según la información ofrecida hoy por el Ayuntamiento, se ha saldado con 4 establecimientos denunciados por venta de alcohol a menores, dos tiendas de las cuatro controladas y dos bares de los ocho inspeccionados.

Los agentes locales han controlado también estos días todas las discotecas de la capital navarra, en las que identificaron a unas 25 personas consumiendo alcohol sin que ninguna fuera menor de edad.

También se han formulado 4 denuncias por orinar en la vía pública, otra por falta de respeto a agentes de la autoridad, una más por romper vidrio y una séptima por tráfico, se ha levantado un acta de aprehensión de droga y se intervino en la plaza de San José, donde había un botellón que causaba molestias a los vecinos.

El dispositivo para este plan se ha llevado a cabo conjuntamente por agentes de la Brigada de Proximidad y de las UPAS, que han patrullado a pie en las zonas de más aglomeración de personas.

La “Noche estudiantil tranquila” es una iniciativa puesta en marcha por Policía Municipal tras comprobar que las noches de fin de trimestre escolar acumulan mayor número de avisos y tiene como objetivos disminuir las peleas en la vía pública, mantener la ciudad limpia sancionando conductas incívicas, impedir el consumo de alcohol y drogas a los menores y reducir los hurtos.

Además se tiene en cuenta el cumplimiento de los horarios para terrazas, las molestias a los vecinos por ruidos, los incidentes en las paradas de taxis y autobuses urbanos de madrugada, y los aforos en los locales de ocio.

En el caso de los menores, cuando se trata de consumo de alcohol y drogas los agentes identifican a estos, dan a aviso a sus progenitores, se les incautan las sustancias o bebidas y se procede a vigilar el local.

En botellones el protocolo es similar con los menores pero además se averigua de donde proceden las bebidas para controlar los establecimientos y realizar la correspondiente denuncia administrativa si se comprueba la venta.

Para evitar el consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, la Policía Municipal realiza además controles específicos en centros educativos de ESO, Bachillerato y FP, en ocasiones tras recibir un aviso del propio colegio, y si se tiene conocimiento de que se vende tabaco a menores de 18 años se vigila el lugar de venta y se denuncia si se constata.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies