Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El cuidado de personas ocupa cada vez más a trabajadoras del hogar en Navarra

El cuidado de personas ocupa cada vez más a trabajadoras del hogar en Navarra

El cuidado de las personas, muchas veces sin que se les requieran conocimientos específicos, ocupa cada vez en mayor medida las tareas de las contratadas como empleadas del hogar, mujeres en su inmensa mayoría, para quienes la UGT ha pedido hoy mejoras como su acreditación laboral.

Así lo han señalado hoy en conferencia de prensa el secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de la UGT de Navarra, Gorka Martínez, y la responsable del sector de limpiezas del sindicato, María Ciervide, quienes han presentado un informe sobre la situación del empleo en este sector, que revela una evolución con mayor número de trabajadoras nacionales desde la regularización en la Seguridad Social a la que se emplazó en 2012.

La vigilancia y mejora de las condiciones laborales, de salarios y de horario, así como la acreditación de competencias con un certificado oficial, son algunas de las demandas que la UGT incluye como conclusiones del informe, dentro del interés de este sindicato por luchas contra las situaciones vulnerables que existen en este sector, “afectado por la invisibilidad de los lugares de trabajo y la falta de evidencia de abusos dentro de los hogares”.

Martínez ha presentado con datos la situación del Sistema Especial de Empleadas de Hogar, que en Navarra ha crecido más de un 90 % desde 2008 al pasar de 3.987 afiliadas a las 7.590 de 2017, y donde se aprecia que, ante la falta de oportunidades de empleo, éste se convirtió en “sector refugio” durante los años centrales de la crisis pero hoy es un “sector estable” y supone el 2,77 % del total de la población navarra afiliada a la Seguridad Social.

Es un sector feminizado (El 96,42 % son mujeres y solo hay 268 hombres afiliados) y cada vez más ocupado por mujeres de nacionalidad española, ya que hoy el 34,80 % de las afiliadas en este sector son extranjeras frente al 57,88 % que llegaron a sumar en 2008.

“La entrada en vigor en enero de 2012 de la nueva regulación del trabajo doméstico marcó una variación en la nacionalidad de las mujeres afiliadas al nuevo Sistema Especial”, de forma que desde el 1 de enero de 2012 se registran 2.903 mujeres españolas afiliadas más, mientras que las mujeres extrajeras pierden en el mismo período 128 afiliaciones hasta quedar en cifras similares a 2011, año previo a la regularización.

A todo ello, Martínez ha añadido un dato significativo, el de la evolución del servicio prestado en el hogar, en el que cogen peso las tareas de cuidados y vigilancia de la familia, especialmente la atención a las personas mayores dependientes en la última etapa de su vida.

Al respecto, ha alertado de que esta tarea “requiere conocimientos y destrezas profesionales y especializadas”, que no se contemplan en la legislación que regula los contratos de las empleadas de hogar ni la Ley de dependencia, y que redunda en la “dificultad y el encaje informal de la figura de la cuidadora a domicilio”.

Así, ha constatado que el envejecimiento poblacional, la práctica desaparición del empleo de cuidador profesional por la eliminación de la financiación estatal y los recortes en los presupuestos públicos, que en Navarra se ha acompañado de ayudas económicas en vez de la atención en instituciones, precisa de una actuación por parte del Gobierno de Navarra.

Se trata de contribuir a la creación de “un número de empleos decentes” en el sector de los cuidados y la atención a la dependencia, para lo que Martínez ha pedido medidas como la homologación de su formación y experiencia, el desarrollo pleno de los servicios de la Ley de Dependencia o el compromiso para hacer aflorar la ocupación irregular en el Servicio de Empleo en el Hogar.

Por su parte, la responsable del sector de limpiezas del sindicato, María Ciervide, ha incidido en que se trata este de un sector con “mucha economía sumergida”, el que muchas personas trabajan sin contrato, nómina ni cotización, pero en el que se producen pocas denuncias o reclamaciones judiciales “porque se desconocen sus derechos o porque carecen de recursos para reclamar”.

Por ello, la UGT busca vías de actuación de la Inspección de Trabajo para detectar y corregir estas irregularidades, ha dicho Ciervide, quien además ha reclamado para estas trabajadoras otras medidas, como su derecho a percibir las prestaciones económicas de desempleo, y la eliminación de la actual facultad del desistimiento por el que el empleador puede extinguir el contrato de forma unilateral.

La aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales por determinadas tareas que llevan a cabo, la aplicación de condiciones y salarios orientativos “para evitar abusos”, la vigilancia y establecimiento de horarios y permisos que en caso de las interinas muchas veces no se atienden, son otras de las demandas, a las que se une la del certificado de profesionalidad de empleo doméstico. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies