Últimas noticias

Irache apuesta por el producto y el comercio local frente a Internet

Irache apuesta por el producto y el comercio local frente a Internet

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

La asociación de consumidores de Navarra Irache aboga por favorecer el producto autóctono y el comercio local como medio para reactivar la economía y el dinamismo social frente a las ventas que se realizan por internet, aunque sean también una opción válida.

Irache advierte sobre páginas web que no envían los productos vendidos o sobre portales virtuales que ponen en contacto a particulares pero que no asumen ninguna responsabilidad en las transacciones, como algunos de los principales problemas que amenazan al consumidor en sus compras por internet.

El 12% que compra por internet tiene algún problema

Los casos relacionados con las compras en internet han aumentado en el último año, seguramente vinculado al crecimiento de las compras online. Según una encuesta encargada por la Asociación, en el 12% de las compras por internet se ha producido algún problema. Los más habituales son por retraso o extravío del producto adquirido; el siguiente motivo de queja es que el producto no es lo encargado o es defectuoso; las siguientes razones de reclamación son los fraudes y los problemas de pago.

Entre los problemas que se han recibido en la Asociación con más frecuencia hay que distinguir entre los que se dan por desacuerdos con las empresas o por incumplimientos de éstas y los que son simples fraudes.

Pagan pero no reciben nada

Numerosos asociados de Irache han acudido en el último año porque han comprado algo a través de una página web y han pagado el precio acordado a un número de cuenta. Pasadas unas semanas el producto no llega y cuando quieren contactar, o bien no es posible, o no reciben ninguna respuesta. Cuando acuden a Irache muchas veces se constata que, efectivamente, no hay ninguna empresa real detrás de la web y que se trata de un fraude, por lo que solo queda denunciarlo.

A través de portales intermediarios

En ocasiones, estos fraudes se dan entre particulares a través de portales que solo actúan como intermediarios para poner en contacto a comprador y vendedor pero que luego se eximen de cualquier responsabilidad. Muchos afectados creen que pueden reclamar al portal pero no es fácil. De hecho, en las condiciones de uso de las web suelen incluir cláusulas que les exoneran de cualquier responsabilidad. La empresa “no será responsable, ni directa ni subsidiariamente, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza derivados de la utilización de servicios de terceros en el portal”, se puede leer en una de estos portales.

Desde libros hasta coches

Los fraudes a través de internet se dan con todo tipo de compras, desde libros, vajilla o ropa hasta electrodomésticos o incluso coches. Últimamente se han dado con más frecuencia los engaños en supuestas compras de teléfonos móviles. Alguna persona ha perdido hasta 600 euros por un terminal que nunca ha recibido. No ha habido forma de contactar con la web y no se ha encontrado ningún domicilio social de la supuesta empresa.

Uno de los indicios de que puede tratarse de un engaño es que el precio es llamativamente barato. Así fue el caso de un socio, que creyó comprar unas zapatillas que en el mercado estaban por 130 euros por solo 35 euros. Nunca las recibió.

El producto llega semanas tarde

Más allá de los fraudes, se dan problemas con los retrasos en la entrega o con las faltas de conformidad. Muchas personas se quejan porque el producto ha llegado semanas más tarde. En estos casos hay que ver si en el encargo de compra se establece una fecha o un plazo máximo de entrega así como algún tipo de penalización en caso de retraso.

El televisor está defectuoso pero le responsabilizan al consumidor

Otro motivo de conflicto suele ser la falta de conformidad. Es decir, que el consumidor recibe en su casa un producto que, o bien no es el que ha comprado, o bien está defectuoso. En este último caso, es muy importante no firmar el visto bueno al recibir el producto hasta que no se compruebe que está en perfecto estado. Es habitual ver cómo la empresa se quiere eximir de toda responsabilidad y achacársela al propio consumidor. Así ha sucedido a algún socio que ha comprobado que la pantalla de la televisión  recibida estaba rota, por ejemplo.

La empresa no acepta la devolución

También surgen dificultades al querer devolver el producto. Aunque sea legal -al ejercer el derecho de desistimiento o por garantía- en ocasiones la empresa no facilita el modo de devolución, no se da por enterada o directamente no la acepta. Así le sucedió a una persona que devolvió un cojín de piel que había costado sesenta euros y por el que no ha recibido ni el dinero pagado ni otro cojín en buen estado.

También se han dado problemas por las formas de pago. Algunas personas han llegado a comprar billetes de avión online a través de un sistema de pago online y, al ir a viajar, les han comentado que el pago no se había hecho efectivo y que no podían coger el avión, por ejemplo.

Más dificultades de mediación con empresas extranjeras

Se dan más problemas con páginas de países de fuera de la Unión Europea. En estos casos, si la empresa no responde, no es sencillo reclamar los derechos del consumidor, tanto por la legislación aplicable como por la propia lejanía, que dificulta cualquier mediación.

Pautas para comprar en internet

En cualquier caso, si va a realizar compras por internet, puede ayudar tener en cuenta las siguientes pautas:

  • Infórmese sobre la empresa titular de la web y su domicilio social.
  • Guarde las condiciones generales de contratación de la web.
  • Conserve la publicidad o cualquier otra promoción del producto.
  • Recabe la información y descripción más detallada y concreta posible del producto que se va a adquirir, incluyendo fotografías, si es posible.
  • Es fundamental tener un documento que muestre quién es el vendedor, quién el comprador, el objeto de compra y el precio a pagar.
  • Utilice una forma de pago segura. Exija los justificantes de pago.
  • Dé solo los datos imprescindibles para efectuar la compra.
  • Conserve toda la documentación.
  • Si la ofertas es llamativamente beneficiosa, redoble las precauciones.
  • En compras dentro de la Unión Europea, tiene catorce días para echar atrás la compra desde que la recibe. Debe comunicarlo de forma fehaciente a la empresa.
  • Si va a comprar a un particular, conviene que haya una empresa que respalde la operación, para evitar posibles estafas.

Irache anima a consumir productos autóctonos y a comprar en el comercio local

Si bien internet es una opción muy válida para adquirir productos o servicios, Irache anima a consumir productos autóctonos y a comprar en comercios y empresas locales. Además de que la cercanía del establecimiento facilita cualquier gestión en caso de duda o problema, esta forma de consumo favorece la economía local, el crecimiento económico y el dinamismo social.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies