Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La OTAN exhibe su fuerza de despliegue rápido en su frontera sureste

La OTAN exhibió hoy las capacidades de su fuerza de muy alta disponibilidad en el ejercicio “Noble Jump”, situado en el centro de Rumanía, con la participación de tropas españolas y el objetivo de poner a prueba por primera vez el refuerzo decidido por los líderes aliados de la frontera sureste.

“Esto ha sido un ensayo de lo que será en un par de días un tremendo ejercicio de fuego”, indicó el teniente general británico Ian Cave, al término de una primera puesta en escena de “Noble Jump” que incluyó la actuación de fuerzas especiales, tanques, infantería, artillería y el apoyo desde el aire de helicópteros Apache y cazas en un paraje en las proximidades de Cincu (centro).

En total, unos 4.000 efectivos de ocho países de la Alianza (España, Reino Unido, Estados Unidos, Rumanía, Polonia, Noruega, Holanda y Albania) participan en el ejercicio, que hoy simuló la neutralización de un enemigo a fin de restablecer una frontera nacional.

Una situación que guarda similitud con la que vive actualmente el Este de Ucrania, tomado por rebeldes prorrusos que han difuminado la frontera con Rusia.

Cave restó importancia a la situación geográfica del ejercicio y destacó que “lo importante es probar el desplazamiento de fuerzas de múltiples naciones”.

“Es un escenario indicativo para probar las capacidades de la VJTF”, como se conoce en la jerga de la OTAN, por sus siglas en inglés, a la fuerza de muy alta disponibilidad o “punta de lanza” en marcha desde 2016 para desplegar con rapidez una brigada terrestre de alrededor 5.000 efectivos apoyada por fuerzas aéreas, marítimas y especiales.

Sus primeros elementos deben estar preparados para moverse en 48 horas y, el resto, en una semana, en cualquier punto de la Alianza para disuadir una amenaza.

Esta fuerza sería la avanzadilla de la fuerza de respuesta (NRF) aliada, que la OTAN decidió reforzar ante amenazas como la de Rusia en el Este o la inestabilidad en su frontera sur, de manera que llegue hasta los 40.000 efectivos.

En la cumbre de la Alianza de julio del año pasado en Varsovia, los líderes acordaron además un refuerzo especial en el Este y Sureste con el emplazamiento de cuatro batallones en los países bálticos y Polonia y de una brigada en Rumanía.

“Noble Jump” ha llevado a esa región a la VJTF, cuyo componente terrestre opera junto al cuartel multinacional de la OTAN del Sureste y a la segunda brigada de infantería rumana “Rovine”.

España, que en 2016 encabezó el componente de tierra de la “punta de lanza”, aporta en esta ocasión, bajo liderazgo del Reino Unido, unos 300 efectivos de la Legión.

“Las tropas españolas hemos estado desde el primer momento formando parte de la actuación. Principalmente con las fuerzas de mortero embarcado que han hecho fuego en conjunción con unidades de artillería de otros ejércitos”, explicó a Efe un sargento primero de la Legión española.

Posteriormente las unidades situadas en vehículos ligeros avanzaron para realizar el apoyo tanto de armas pesadas como de infantería ligera, continuó el sargento Sebastián.

“Está claro que son diferentes culturas, pero la profesión une y la convivencia es perfecta”, señaló el militar español sobre la experiencia de integración con las fuerzas multinacionales.

“Nos adaptamos perfectamente, tanto nosotros a ellos como ellos a nosotros. Estamos muy acostumbrados a adaptarnos a cualquier tipo de situaciones”, agregó el militar, que destacó la rapidez con que las tropas españolas realizaron el despliegue en Rumanía, en unos tres días por medio de avión, barco y carretera.

“Estamos acostumbrados a ser los primeros en ser desplegados en cualquier teatro”, indicó a Efe.

El contingente español está formado por el grupo táctico “Colón” de la Legión, se ha trasladado a Rumanía con un centenar de vehículos, según el Ejército de Tierra.

Durante su estancia, los efectivos españoles llevarán a cabo ejercicios de infantería y movimiento acorazado y evacuaciones médicas y ataque aéreo antes de que culmine “Noble Jump” el miércoles con un ejercicio final con fuego real.

Una demostración de fuerza de la OTAN en la que Rusia ha rechazado participar como observador pese a la invitación cursada en línea con la transparencia de ejercicios militares que propugna el Documento de Viena de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), apuntaron fuentes aliadas. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies