Últimas noticias

Encuentro Jóvenes y Europa Social: Realidad y Esperanza

Encuentro Jóvenes y Europa Social: Realidad y Esperanza

NAVARRAINFORMACION.ES

El pasado sábado 10 de junio, Solasbide (grupo navarro del Movimiento Pax Romana- ICMICA MIIC, organizó un debate intergeneracional en el Aula Magna del Seminario, en el que 40 personas de varias generaciones y diferentes ideologías se reunieron durante la soleada y calurosa mañana para reflexionar y compartir ideas sobre el tema “Jóvenes y Europa social: realidad y esperanza”.

La bienvenida corrió a cargo de Mikel Aramburu Zudaire, presidente de Solasbide: “Pensábamos que era interesante hablar sobre los jóvenes y Europa, lógicamente dándoles a ellos la palabra”.

Tras la proyección de un breve video montado por Josep María Valls, Izaskun Arratibel moderó la sesión entorno al documento previo elaborado por el sociólogo Gabriel Hualde, y con las preguntas: ¿Podría decirse o no que hoy tenemos una juventud desubicada, vulnerable, y poco apoyada y protegida socialmente? ¿Cómo se ven – se ubican –  y se sienten los y las jóvenes en este “mundo”?

– ¿Cómo vemos esta realidad? ¿Hay lugar a la esperanza? La Europa Social ¿es una opción política racional o mero anhelo nostálgico y sueño imposible? ¿Está también en el ideario y la agenda de los jóvenes?

– ¿Cómo devolver la esperanza al futuro, de manera que, partiendo de las jóvenes generaciones, se encuentre la confianza para perseguir el gran ideal de una Europa unida y en paz, creativa y emprendedora, respetuosa de los derechos y consciente de los propios deberes? En los ámbitos familiar, educativo, laboral, cultural, político… ¿qué se puede hacer?

El diálogo lo inicio el economista Sixto Jiménez que habló de la magnitud del cambio en el que estamos inmersos, señaló la marginalidad en el empleo y resaltó la oportunidad que el Brexit nos ofrece así como la presencia que la Iglesia Católica puede ganar en estos momentos.

Muchos de los intervinientes valoraron positivamente el diálogo intergeneracional, del que el encuentro en donde se fueron mezclando opiniones de jóvenes millennials con las de veteranos septuagenarios e incluso octogenarios. Algunas cuestiones recurrentes fueron la crisis económica, la desigualdad social y el auge de los populismos.

Vicente Madoz, reconocido psiquiatra, destacó la importancia de este contacto “porque los jóvenes nos necesitáis a los mayores, lo mismo que nosotros os necesitamos para entender el mundo”. También tuvo palabras para la educación en la empatía, el reforzamiento de las humanidades y la promoción de la cultura, “entendida no como erudición sino como cultivo, reflexión y discernimiento personal e interior”.

El joven, Josu Oreja, ingeniero agrónomo, recalcó “la feroz competitividad” que ha marcado la formación de su generación. “Desde pequeños hemos sentido la presión para ser el mejor. Y quizás ha llegado el momento de cuestionar si ese es el modelo de vida que queremos”. También se refirió a las dificultades de los jóvenes para tomar protagonismo: “Las generaciones anteriores no quieren ceder el testigo, nos escuchan pero les cuesta que tomemos la iniciativa.”

De la Fundación Ilundain, Eduardo Sanz, puso el acento en los jóvenes que en esa carrera competitiva han quedado marginados, fuera del sistema educativo. “Una sociedad justa y madura también tiene que tener muy en cuenta a esos colectivos, a los que se debe garantizar una correcta atención en el ámbito educativo”.

Camino Bueno, procedente del sector de la Educación, se mostró preocupada por la pérdida que supone para nuestra sociedad la marcha de muchos jóvenes a otros países. “Se ha realizado una gran inversión en educación y estos jóvenes tan bien preparados producirán valor en otras sociedades”. Otro de los retos es la educación en la igualdad, aspecto en el que observa un retroceso en los últimos años.

Joseba Ezeolaza, responsable de Comunicación del sindicato CCOO, subrayó que no hay crisis de valores en los jóvenes y “…está cambiando es la manera de participar en política, que es muy diferente a la de hace treinta años”.

El conocido sindicalista Txema Berro y multimilitante en diversos movimientos sociales citó un texto de Pasolini en donde las nuevas generaciones tenían que pagar los pecados de sus predecesoras. Pero la guinda la puso la afirmar que un sueldo de 600€ no es mísero mientras no tenga que convivir con sueldos de 3000, que lo injusto es la diferencia y la desproporción entre unos y otros.

El joven ingeniero. Antso Fernández, cuestionó el modelo económico actual y precisó que para avanzar hacia una Europa más social, “es necesario reforzar la identidad europea”.

Goio Urdániz, sociólogo, incidió en que la Europa actual “está basada en la productividad, competitividad, individualismo, rentabilidad económica y dominio de la tecnología”. En su opinión, una Europa mejor pasa por “politizarnos más para poder cambiar la sociedad y volver a creer en la utopía, en la posibilidad de que este mundo pueda ser más humano”.

Algunos de los veteranos recordaron los valores cristianos que inspiraron a Adenauer, Shuman y el resto de padres de la Unión Europea y no faltaron alusiones a la incapacidad de la socialdemocracia por no ofrecer un modelo alternativo al neoliberalismo.

Tras la larga y brillante intervención de Eduardo Alonso Arechaga, del Consejo de la Juventud de Navarra, el participante más veterano, Javier Zulaika, hizo un emocionante llamamiento a los más jóvenes. “Habéis podido acceder a una buena educación, sois una generación muy preparada, lo habéis tenido mucho más fácil que nosotros. Soy consciente de los problemas que tenéis, pero en vuestras manos está luchar por una Europa mejor, más justa. No perdáis la ilusión, yo tengo mucha fe en la juventud y espero que vosotros también tengáis fe en el futuro que os toca construir.”

Para acabar el encuentro, el novelista Miguel Izu, leía las conclusiones provisionales de la jornada, las cuales servirán para la elaboración de un texto que Solasbide enviará próximamente a los medios para su difusión.

La conclusión generalizada fue la necesidad de avanzar en una Europa más humanizada.

Mikel Aramburu clausuraba la jornada: “Estamos muy contentos con la experiencia, ha sido muy enriquecedor compartir este espacio de diálogo entre gente de diferentes generaciones”.

Solasbide organiza una jornada de debate sobre “Jóvenes y Europa Social”

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies