Últimas noticias

Irache advierte que un servicio urgente de fontanería puede triplicar el coste

Irache advierte que un servicio urgente de fontanería puede triplicar el coste

 

NAVARRAINFORMACION.ES

Debido a las consultas y quejas de varias personas que han sufrido situaciones como las relatadas, la Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha realizado un estudio sobre los servicios de fontanería a domicilio

En él ha podido comprobar que los servicios de urgencia encarecen el precio, en ocasiones de forma desproporcionada. Éstas son algunas de las conclusiones del trabajo realizado sobre el sector:

  • Un servicio urgente en fin de semana a través de una empresa especializada en servicios a domicilio puede encarecer el precio de un servicio ordinario en más de un 300%. Aunque los precios son libres y varían entre empresas, hay alguna empresa de fontanería que cobra 40 euros por una visita de una hora, sin contar las piezas que haya que cambiar, mientras que un servicio urgente en una empresa de servicios a domicilio puede suponer, sin grandes añadidos, unos 140 euros o acercarse a los 200 euros si el consumidor elige la hora a la que debe acudir el técnico. A Irache ha llegado alguna persona que ha tenido que pagar más de 300 euros por estos servicios.
  • La urgencia en el servicio, que se produzca a la noche o en fin de semana son aspectos que elevan el precio del servicio. Así, algunas empresas suman un fijo de 50 euros al coste total por cada uno de los añadidos y otras suben el precio según cada circunstancia: por ejemplo, de 19 euros el desplazamiento por un servicio ordinario a 29 euros si es fuera de horario de oficina o a 33 euros si la llamada se produce en fin de semana. La hora de mano de obra se puede encarecer 10 ó 17 euros según el momento en que se solicite el servicio.
  • La distancia entre la vivienda y la empresa puede encarecer el servicio. Algunas compañías cobran un fijo y a partir de cierta distancia de su sede -25 ó 15 kilómetros, entre algunos ejemplos- comienzan a cobrar entre 0,50 y 1,50 euros por cada kilómetro adicional, si el trabajo se da en festivo.
  • Algunas empresas incluyen en su hoja de tarifas el precio de diagnosticar alguna avería, que se cobrará cuando el consumidor decida no encargar la reparación, y que puede ir desde 14 hasta 20 euros, junto con desplazamiento. Otras compañías establecen que este cobro, sin contar con el desplazamiento, será del equivalente a quince, treinta minutos o una hora de mano de obra, según el tipo de avería a diagnosticar.
  • Algunos consumidores han denunciado que el técnico que ha acudido les ha presupuestado un precio y que, cuando se le ha solicitado factura, le ha dicho que en ese caso habría que añadir el IVA, lo que, en algún caso, supondría un sobrecoste de setenta euros. Según indica la normativa, los precios ofertados deberán incluir todo tipo de cargas o, cuando menos, indicar que hay que aplicarles el impuesto que corresponda. Algunas páginas web que ofertan presupuestos para estos trabajos señalan la posibilidad de hacerlo sin factura, si lo desea el consumidor.
  • Lo primero, facilitar la tarjeta. Empresas que operan en el sector piden el número de tarjeta bancaria del consumidor antes de acudir. Con esta información, cargarán el coste del trabajo y, si el consumidor no está de acuerdo por cualquier cuestión, será él quien tendrá que reclamar para recuperar su dinero.
  • Falta de información. En el estudio se han recibido varias negativas a facilitar las tarifas. En algunos casos no se ha respondido a la solicitud; otras veces sí ha habido una aceptación por vía telefónica pero finalmente no se han facilitado; otras empresas se han negado directamente a hacerlo, pese a que la normativa les obliga a tener en los establecimientos las tarifas a disposición del consumidor. Por el contrario, otras compañías sí se han mostrado colaboradoras con el estudio.
  • Intermediarias, que no empresas. Algunas de las compañías que se publicitan como prestadores de servicios de urgencia no constan como empresas habilitadas. Se trata, en realidad, de intermediarias que lo que hacen es contactar con otros profesionales, que son los que en realidad efectúan el trabajo. El consumidor puede consultar los registros oficiales de empresas habilitadas en el sector.

Ante posibles abusos o facturas exageradas desde Irache se propone algunas pautas a la hora de contratar un servicio urgente a domicilio:

  1. Valore si la situación exige una actuación inmediata o puede esperar unas horas a ser solucionada. De esta manera, podrá solicitar una reparación en una empresa ordinaria de fontanería y el ahorro puede ser considerable, de más de cien euros.
  2. Revise su seguro de hogar. Algunas pólizas cubren este tipo de contingencias. Conviene llevar encima el número de atención del seguro porque no es extraño que la compañía trabaje con una empresa concreta y, por tanto, haya que encargar la atención necesariamente a ella.
  3. Al llamar por teléfono, pregunte la tarifa por desplazamiento, la asistencia y la hora de mano de obra. De esta manera, podrá hacerse una idea del coste aproximado y encargar el trabajo o no.
  4. El técnico que acude a su domicilio tiene obligación de realizar un presupuesto previo, a no ser que usted renuncie a él. Exíjalo. Si el profesional realiza el presupuesto, debe ceñirse a él. El consumidor sólo tendrá que pagar la elaboración del presupuesto si, cuando lo ha solicitado, no acepta que realice el trabajo. Este coste no puede superar el precio media hora de mano de obra y un desplazamiento. Esta propuesta tendrá un periodo mínimo de validez de treinta días.
  5. Solicite la factura una vez terminado el arreglo. No acepte que le prometan entregársela más tarde. El coste de la factura tiene que coincidir con el del presupuesto previo, a no ser que se haya aceptado alguna modificación por escrito. No pague ninguna cantidad sin haber recibido una factura en la que conste el prestador del servicio, su CIF, el IVA y los conceptos detallados de cobro.
  6. La ley establece para este tipo de reclamaciones una garantía de tres meses. La garantía debe cumplirse sin el cobro de nuevas cantidades bajo ningún concepto, ni por mano de obra, ni desplazamiento ni materiales. Algunas compañías ofrecen unas garantías mayores, por estrategia comercial, pero en estos casos conviene cerciorarse de las condiciones reales de esta oferta.
  7. El usuario debe autorizar la utilización de materiales usados en la reparación.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies