Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Tal día como hoy… Franco vuelve a instaurar la “Marcha de granaderos” como Himno oficial de España.

Por José V. Ciordia, historiador

Tal día como hoy un 27 de febrero de 1937, el general Franco volvía a instaurar, la llamada “Marcha de granaderos”, como Himno oficial de España.

Su historia, no obstante se remonta hasta mediados del Siglo XVII, más concretamente, en 1749, cuando el rey Fernando VI decide unificar y reglamentar los “toques de la guerra”. Es decir, aquellas melodías o tonos diferentes que hacía sonar cada unidad militar cuando –por ejemplo- rendía honores a su rey. Dentro de esa ingente cantidad de piezas musicales que se debían regular se hallaba una tonadilla llamada “Marcha de los Granaderos” (debido a que era usada por estos grupos de infantería).

Un documento de la época determinaba que «”siempre que cualquiera tropa marche con las formalidades correspondientes, tocarán marcha los tambores que haya en ella; y si los granaderos marchan solos, utilizarán entonces la ‘Marcha Granadera'”.

Para 1761, la Marcha ya contaba con una partitura concreta – en el “libro de la ordenanza para pífanos y tambores que se tocan nuevamente en la Infantería española”, obra de Manuel Espinosa de los Monteros, aparece por primera vez- .

A pesar de que varios expertos reconocen como autor de la «Marcha Granadera» a Espinosa, existen otras tantas teorías sobre la melodía en la que se basó para idearla o el lugar del que la recopiló. La primera de ellas es la que afirma que la música original data de mediados del Siglo XII, en concreto, en la Cantiga de Alfonso X el sabio, concretamente en la número 42. A su vez, también se cree que puede estar basado en una pavana. “Una pavana es una sucesión de 18 acordes con sus notas de paso”, en concreto, la llamada Pavana Real, que debió ser encargada por Gonzalo de Ayora, capitán de la guardia personal de Fernando el Católico , con el fin de que acompañara a los reyes en sus desfiles.

Con el paso de los años, la ‘Marcha de Granaderos’ empezó a ser ampliamente conocida a lo largo y ancho del país lo que, sin duda, garantizó que se fuera ganando un hueco entre los españoles. La razón fue sencilla: como los granaderos eran las tropas que, usualmente, desfilaban ante los reyes, la banda siempre entonaba esta melodía. Como resultado lógico, los madrileños y los visitantes de la ciudad terminaron por identificar la composición con las personas de la realeza. De hecho, tal fue su arraigo que en la Guerra de la Independencia esta composición se usó para representar la resistencia contra los hombres de Napoleón Bonaparte.

Estas circunstancias pudieron ser algunos de los motivos de que se decretase, el 3 de febrero de 1815, que la marcha designada como “española” se interpretase como único toque de honor en cualquier circunstancia e independientemente de la unidad que rindiera honores [a los reyes]. Lo que se buscaba principalmente es que las unidades españolas no utilizaran músicas francesas. Así pues, de escucharse ya en la mayoría de los actos de la realeza, la «Marcha de Granaderos» pasó a estar en todos los lugares de España de manos del ejército.

La «Marcha Real» continuó su andadura –siendo suprimida y posteriormente readmitida- hasta mediados del Siglo XIX. En 1868, tras la revolución que destronaría a Isabel II, la “Marcha Real” sería proscrita al considerarse música del Antiguo Régimen.

Así pues, se suprimió la categoría de «Marcha Real» de la «Marcha de Granaderos» y, en 1870, fue convocado un concurso para buscar una nueva melodía con la que el ejército pudiera honrar a sus superiores y se transformara en el Himno de España. La presentación de 447 melodías, desanimó al jurado e hizo que declarase el jurado “desierto” el concurso.

Ante dicha situación, Amadeo I de Saboya, oficializaba como himno una melodía que, hasta ese momento, ya lo había sido a todos los efectos. Hubo que esperar, no obstante, hasta 1908, a que la melodía pudiera ser tocada por una banda de música no militar. Así continuó la ‘Marcha Nacional’ hasta la llegada de la II República, cuando fue sustituida por el «Himno de Riego».

Y así hasta el 27 de febrero de 1937, día en el que el general Franco la volvía a poner como Himno nacional. Desde ese momento, se han sucedido algunos arreglos del himno, aunque siempre manteniendo como fondo la canción con la que los granaderos, la infantería de élite del Ejército español, marchaban en el Siglo XVIII ante el rey.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies