Últimas noticias

¿Por qué nunca se tienen demasiados zapatos?

¿Por qué nunca se tienen demasiados zapatos?

Es verlos, que gusten, y comparlos. ¿Pero por qué los zapatos hacen tan feliz a algunas mujeres? Numerosos estudios afirman que esta es la prenda femenina que más problemas de adicción llega a causar. De hecho, la media de zapatos que puede llegar a poseer una mujer está en 19.

A veces los compran y ni los estrenan. Incluso esconden cada nuevo par adquirido para no ser reprendidas por su pareja. Atesorar zapatos es una afición (para muchas mujeres, adicción) que puede rayar en lo patológico y ser motivo de divorcio.

Según un estudio, 19 son los pares que tienen la mayoría de las mujeres, aunque sólo calcen cuatro habitualmente. Para caminar sobre unos sufridos tacones, algunas recurren hasta a la cirugía: liposucción de tobillos y pantorrillas e inyecciones de silicona en los pies.

Chika10, la marca de calzado y complementos más valorada por los amantes de la moda, cuenta las 10 cosas sobre la obsesión del sexo femenino por este complemento fetiche:

    1. Es como una droga: Comprar zapatos libera grandes descargas de “dopamina” que provocan un intenso estado de placer, como si del efecto de una droga se tratase. De ahí que enganche tanto.
    2. Nos van las alturas: Está demostrado que usar zapatos con tacón provoca un sentimiento de euforia que empuja a las mujeres a sentirse más seguras y poderosas. Más que nada, una cuestión de “verse bien”.
    3. Uno para cada ocasión: Por supuesto, no vale tener el mismo modelo, sino que se buscan diversos formatos adaptados para cualquier ocasión. Una boda, una fiesta, una reunión de trabajo… ¡No podemos usar los mismos para todo!
    4. Una media exagerada: Estudios realizados afirman que la media de pares que puede llegar a poseer una mujer es de 19, una locura si se piensa que no hay tantos días entre semana para llegar a usarlos todos. Ni tantos eventos a los que asistir.
    5. Todas tenemos un diseño predilecto: Aunque seamos versátiles en cuanto a la elección del prototipo que más usamos, todas tenemos alguno en especial que define nuestra personalidad y encaja perfectamente con nuestro perfil.
    6. Sabemos lo que les gusta: Llevar tacones estiliza la figura, resaltando las curvas y alargando las piernas. Nosotras lo sabemos, a ellos les vuelve locos. ¿Qué mejor pretexto para comprarse un par?
    7. Un evento, una excusa: Aunque tengamos zapatos de sobra, un evento imprevisto es todo un desorden en nuestra mente. Asociamos los grandes momentos de nuestra vida con un par especial y, como no puede ser de otra forma, si podemos estrenarlo, mejor que mejor.
    8. Los utilizamos como antidepresivos: Además del chocolate, son un buen recurso para mejorar nuestro estado psíquico cuando tenemos un mal día. ¡A quién no le alegran un nuevo par de zapatos!
    9. Para presumir, hay que sufrir: Da igual lo dolorosos que sean unos zapatos. Si gustan, aunque molesten, se van a usar hasta la saciedad. No hay remedio, somos así de cabezotas.
    10. Alguno se queda en el tintero… Muchas mujeres llegan a comprarse modelos que jamás estrenan y de los que a veces ni se acuerdan. ¡Una verdadera obsesión!

 

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. Zapato

    Esa mujer necesita un mayorista de calzados o vender los que tiene al por mayor jejej. Los zapatos son la debilidad de muchas mujeres, junto a los bolsos son los responsables de mucha facturación.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies