Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Habla, pueblo, habla

Habla, pueblo, habla

Navarra elige este domingo nueve representantes en las Cortes españolas, en concreto cinco diputados y cuatro senadores. El Viejo Reyno tiene, además, un senador autonómico que es designado (no elegido directamente por los ciudadanos) por el Parlamento de Navarra tras las elecciones forales correspondientes.

En el conjunto de España, se eligen un total de 350 diputados y 208 senadores por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto. Las circunscripciones electorales se corresponden con las 50 provincias de la nación; las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, además, están representadas por un diputado cada una y dos senadores, respectivamente. Cada provincia tiene un mínimo de dos diputados y el total se designa según su población: por ejemplo Madrid elige 36 diputados ó Barcelona 31; sin embargo Teruel, la provincia menos poblada de España, elige sólo dos. Para el Senado se eligen cuatro representantes por provincia mas un senador por cada comunidad autónoma (17) y otro más por cada millón de habitantes de su territorio.

Las listas para el Congreso (papeletas blancas) son listas cerradas. Las del Senado (de color sepia) abiertas, es decir, en este caso es posible votar a 3 candidatos de un mismo partido, ó a 3 de partidos distintos…; aunque los candidatos aparecen agrupados por partidos políticos en la papeleta sepia de votación, las candidaturas del Senado son individuales a efectos de votación y escrutinio, de tal modo que el elector puede votar a candidatos de fuerzas políticas diversas. Se trata, por tanto, de un procedimiento distinto del de las listas de partido, cerradas y bloqueadas, del Congreso de los Diputados. Cada elector puede dar hasta tres votos en las circunscripciones provinciales; el sistema electoral empleado (salvo en Ceuta y Melilla y en las islas) tiene el efecto de que normalmente la fuerza política con más votos de cada circunscripción se lleva la mayoría de sus escaños.

En España, para la elecciones generales, autonómicas, municipales o europeas, se aplica la denominada ley D´Hont, un procedimiento de conversión de votos en escaños creado por Victor d’Hont, que se caracteriza por dividir a través de distintos divisores los totales de los votos obtenidos por los distintos partidos, produciéndose secuencias de cocientes decrecientes para cada partido y asignándose los escaños a los promedios más altos.

Navarra elige cinco diputados: según la ley D´Hont, hasta un total de cinco formaciones políticas diferentes podrían hacerse con un escaño en el Congreso de los Diputados. Ejemplo: el partido A obtiene 100.000 votos, el partido B 60.000, el partido C 50.000, el partido D 45.000 y el partido E 40.000. Según el sistema D´Hont, habría que dividir cada cantidad total de votos de cada partido por 1, 2, 3, 4 y 5 (número de escaños en juego en Navarra). Así, el partido A conseguiría 2 diputados, mientras B, C y D obtendrían un diputado cada uno; pero un voto más ó un voto menos puede suponer un escaño más ó un escaño menos…

Para las elecciones europeas, por cierto, España no se subdivide en 50 circunscripciones (provincias), sino que la circunscripción es única, por lo que los pequeños partidos políticos regionales apenas consiguen representación salvo que establezcan coaliciones variopintas que les aseguren la obtención de algún eurodiputado. Podría decirse que la proporcionalidad de la circunscripción única en el caso de los comicios europeos se ajusta más a la realidad nacional global de un país como España. No obstante, prácticamente todas las democracias occidentales presentan singularidades y complejidades en sus sistemas electorales. El debate permanece abierto sobre la idoneidad de unos u otros métodos electorales.
Buena parte de la sociedad cree que en unas elecciones generales como las de este domingo se elige al presidente del Gobierno, cuando en realidad se eligen una serie de diputados por cada provincia española que, dentro de las estructuras políticas cerradas a las que pertenecen (los partidos), sumarán votos para dar el visto bueno a un diputado electo (normalmente el cabeza de lista por Madrid) que pasará a ser presidente del Gobierno y gobernará España con el apoyo de la mayoría absoluta de los diputados (176) o simple (más votos a favor que en contra) de esos diputados.

Unión del Pueblo Navarro (UPN) en coalición con el Partido Popular (PP), Partido Socialista de Navarra (PSN-PSOE), Euskal Herria Bildu, Geroa Bai, Podemos-Ahal Dugu, Unidad Popular, Ciudadanos… son los partidos que, según encuestas recientes, cuentan con más posibilidades de obtener alguno de los cinco escaños en juego en la Comunidad Foral de Navarra. En la última legislatura UPN-PP ha tenido 2 diputados, por uno Geroa Bai, Amaiur (EH Bildu) y PSN-PSOE.

Durante la campaña electoral, salvo en las grandes y medianas ciudades, la cartelería, los actos políticos, las caravanas, han reflejado una realidad muy diferente a la de las campañas para los comicios locales y autonómicos: los ciudadanos navarros no tienen claro, ahora, si votan directamente a Rajoy, a Sánchez, a Rivera, a Iglesias… que serán seguramente (alguno de ellos con toda probabilidad) el próximo presidente del Gobierno; pero ¿se conocen los nombres de los cabezas de lista por Navarra del partido de Mariano Rajoy, de Pedro Sánchez, de Albert Rivera, o de Pablo Iglesias, por poner algunos ejemplos? UPN-PP presenta a Íñigo Alli, PSN-PSOE a Jesús Mª Fernández, EH Bildu a Sabino Cuadra, Geroa Bai a Koldo Martínez, Podemos-Ahal Dugu a Ione Belarra, Unidad Popular a Begoña Alfaro, Ciudadanos a Ramón Romero… Es decir, no votamos directamente ni a Rajoy, ni a Sánchez, ni a Rivera, ni a Iglesias sino a los representantes de sus respectivas formaciones políticas en nuestro territorio.

Más de 500.000 navarros, tanto residentes en España como en el extranjero, tienen derecho al voto en los comicios de este domingo. Las elecciones generales son también, por cierto, locales en 13 municipios y 44 concejos navarros. En estas localidades no se presentaron candidaturas en los comicios celebrados el 24 de mayo pasado. Además, 11 municipios y 58 concejos de la Comunidad Foral seguirán sin alcaldes, concejales, presidentes de concejos y concejantes, por lo que el Gobierno de Navarra tendrá que nombrar en los próximos meses comisiones gestoras.

“Habla, pueblo, habla; tuyo es el mañana; habla y no permitas que roben tu palabra. Habla, pueblo, habla; habla sin temor; no dejes que nadie apague tu voz.
Habla, pueblo, habla; este es el momento; no escuches a quien diga que guardes silencio. Habla, pueblo, habla; habla, pueblo, ¡sí!; no dejes que nadie decida por ti”.

(‘Habla pueblo habla’ es una de las canciones inmortales y casi himno de la transición política española (1975-1978). Algunos la atribuyen al grupo Vino Tinto, pero fue Jarcha el que hizo que toda España se la aprendiera y la entonara, junto con otros temas como Libertad sin ira. La canción se utilizó para la campaña del referéndum para la Reforma Política del 15 de diciembre de 1976. El mensaje era directo y cumplió su objetivo entre los ciudadanos españoles, convirtiéndose en un tema recordado para la posteridad).

Javier Izaguirre, periodista

Otras noticias publicadas

1 Comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies