Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Comptos ratifica la deuda de Osasuna en 52,8 millones con un deterioro financiero progresivo

Comptos ratifica la deuda de Osasuna en 52,8 millones con un deterioro financiero progresivo

La Cámara de Comptos de Navarra  ha remitido al Parlamento el informe sobre la actuación de la Hacienda Foral en relación con el C.A. Osasuna en el periodo 2005-2014. El informe estaba previsto en la ley que aprobó la reestructuración de la deuda del club con la Administración Foral, de diciembre del año pasado.

Cabe recordar que tanto el Gobierno de Navarra como el Parlamento instaron en esa fecha a la Cámara de Comptos a que realizara dicha fiscalización.

Cámara de Comptos decidió incluir también la primera parte del ejercicio 2015 para verificar la aplicación de la citada ley, en el convencimiento de que aportaba valor añadido al informe requerido por el Parlamento y el Gobierno de Navarra.

El objetivo del informe, por tanto, es cuantificar la deuda de Osasuna con la Hacienda Foral y su evolución en los últimos diez años; analizar la actuación de la Hacienda Tributaria de Navarra con Osasuna en lo referido a requerimientos, intereses, recargos, sanciones, aplazamientos y fraccionamientos; cuantificar la deuda pendiente de pago, una vez descontado el valor de los bienes entregados en dación de pago contemplados en la citada ley; y comprobar el resto de requisitos que establece dicha ley.

Al ser el C.A. Osasuna una entidad privada, los datos aportados en el informe se han publicado tras solicitar al club una autorización expresa para ello.

Deuda y evolución en los últimos años

Respecto a la deuda tributaria del club, el pasado abril el Gobierno de Navarra la cuantificó en 52,8 millones, cifra que la Cámara de Comptos ratifica en su análisis. Dicha deuda corresponde, básicamente, al impago del impuesto de IRPF e IVA y 6,5 millones derivan de intereses y recargos aplicados por la Hacienda Foral.

El informe señala que la situación financiera del club se ha ido deteriorando progresivamente en los últimos años, lo que se agravó todavía más con el descenso a segunda división y la consecuente merma en los derechos de cobro en materia audiovisual. La conclusión del informe es que la financiación de Osasuna durante los últimos años se basaba en los préstamos con entidades financieras, a cambio de la hipoteca de sus bienes, y en el impago o aplazamiento de sus deudas con la Hacienda Foral.

En 2003 el club tuvo que saldar su deuda con la Hacienda Foral para conseguir un aval del Gobierno de Navarra que le permitiera acceder a 18 millones de préstamos. Desde esa fecha, Osasuna incumplió de forma reiterada y continua sus obligaciones fiscales. Cuando el club necesitaba disponer de certificados de estar al corriente de sus obligaciones fiscales para presentarlos ante instancias deportivas, se ponía en contacto con la Hacienda Foral para solicitar aplazamientos. Para ello, ofrecía en garantía su patrimonio, ya hipotecado en su mayor parte por los créditos firmados con entidades financieras.

Dichos aplazamientos se realizaban de manera excepcional apelando a la salvaguarda de los recursos públicos, argumentando desde la Hacienda Foral que era mejor aplazar que no cobrar o ejecutar las cargas, es decir, quedarse con los bienes del club.

En este sentido, la Cámara de Comptos concluye que la Hacienda Foral actuó conforme a la normativa vigente.

El informe señala que en el periodo 2005-2014 Osasuna pagó a la Hacienda Foral 50 millones de impuestos, la mitad de lo que le correspondía. En los últimos ejercicios se observa un mayor esfuerzo del club por cumplir con sus obligaciones fiscales, especialmente en 2013, año en que abona 12,5 millones. En 2014 los pagos sumaron 7,4 millones.

A partir de 2012, los responsables de Osasuna se plantearon la necesidad de alcanzar un convenio con la Hacienda Foral. Tras el descenso a segunda división, la Junta Gestora del club se dirigió directamente a los grupos parlamentarios para buscar una fórmula que le permitiera pagar su deuda y sobrevivir financieramente.

Navarrainformacion.es
Navarrainformacion.es

Ley foral de reestructuración de la deuda de Osasuna

A propuesta de los grupos parlamentarios de UPN, PSN y PP, el pleno del Parlamento aprobó el pasado mes de diciembre la reestructuración de la deuda a través de la cesión de sus bienes y un aplazamiento máximo de 30 años de la diferencia entre el valor de dichos bienes y la deuda total. Además, el Gobierno concedió un aval de 4 millones y cedió al club las instalaciones–estadio de El Sadar y Tajonar- para un periodo de 30 años.

La Cámara de Comptos se muestra crítica respecto a la ley por varios motivos. En primer lugar, porque intenta resolver la situación particular de un contribuyente, “generando una imagen de situación privilegiada del club frente al resto de contribuyentes”.

Por otra parte, la ley no contempla la participación de la Hacienda Tributaria de Navarra en la tasación de los bienes del club, a pesar de que dicho organismo cuenta con una Sección de Tasación.

La Sección de Tasación de la Hacienda Tributaria, además, ya  había realizado una valoración al respecto, basada en criterios tributarios. Dicho estudio, realizado en octubre de 2014, fijó en 30,6 millones  el valor de los bienes del club frente a los 43 millones de la tasación privada que encargó Osasuna y que se utilizó para calcular la deuda pendiente del club.

La tasación privada se apoya en criterios de mercado y en la hipotética promoción de vivienda protegida en los solares propiedad del club; la valoración de la Sección de Tasación está efectuada a efectos exclusivamente tributarios. Esta divergencia de criterios explicaría la divergencia en la valoración.

Otra crítica de la Cámara de Comptos a la ley se refiere a la exclusión de un solar de Osasuna en los bienes que pasan a propiedad del Gobierno de Navarra. Dicha ley contempla la cesión del Estadio El Sadar, una parcela dotacional situada frente al estadio, las instalaciones de Tajonar, un solar destinado a parque empresarial situado también en Tajonar y dos viviendas en Iturrama.

Sin embargo, no se ha incluido otro solar valorado en cuatro millones en el informe privado y en cinco por la Hacienda Tributaria, que corresponde en su mayor parte a las piscinas de Tajonar. Posteriormente, y a iniciativa del club, se hipotecó a favor del Gobierno para garantizar el aval de 4 millones.

Pago de la deuda

En cuanto a la previsión del pago de la deuda, de los 52,8 millones 43,5 corresponden a la tasación aprobada. Sin embargo, el valor de los bienes realmente recibido por el Gobierno de Navarra suma 32 millones, porque el resto está afectado por cargas hipotecarias.

Por lo tanto, Osasuna tiene una deuda de unos 20 millones con la Hacienda Foral que se aplaza a 30 años y que está previsto saldar por dos vías: los ingresos por derechos audiovisuales y traspaso de jugadores; y la liberación de los bienes hipotecados a medida que el club cumpla sus compromisos con las entidades financieras.

En este sentido, el informe considera que  el aplazamiento a 30 años de la deuda pendiente no está suficientemente garantizado, al ser el Gobierno avalista ante los bancos de unos préstamos garantizados con unos bienes que ya son de su propiedad; el resto se garantiza a través de unos porcentajes de ingresos de difícil estimación y dudosa materialización: derechos de televisión y traspasos de jugadores.

Avales

Los 11 millones de avales que el Gobierno de Navarra ha concedido a Osasuna están garantizados con una hipoteca sobre el solar excluido de la ley, con parte de los bienes entregados en dación de pago correspondientes al saldo vivo del aval de 2003 y con los bienes futuros que pudiera obtener el club. Teniendo en cuenta la situación financiera del club, la Cámara de Comptos cree que esos avales podrían influir negativamente en la estabilidad presupuestaria de la Hacienda Foral, ya que podrían incrementar el posible déficit.

El informe advierte de que la ley no ha concretado quién es el responsable de las inversiones que puedan ser necesarias. No obstante, en el contrato de arrendamiento de las instalaciones de Tajonar y en el acuerdo de cesión del estadio El Sadar, se ha introducido una cláusula por la que las inversiones irían a cargo del C.A. Osasuna.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies