Últimas noticias

Comunicado de las centrales sindicales CCOO, CSI-F, LAB Y UGT de la administración de Justicia

Comunicado de las centrales sindicales CCOO, CSI-F, LAB Y UGT de la administración de Justicia

IMG_20150504_110056

Comunicado íntegro:

Las centrales sindicales CCOO; CSI-F, LAB, y UGT, se dirigen a los grupos parlamentarios del Parlamento Foral y a la opinión pública navarra para DENUNCIAR con la mayor contundencia las falsedades, mentiras, intolerable discriminación y ataque a sus condiciones laborales de las que está siendo objeto este colectivo de trabajadores públicos por parte del GOBIERNO DE NAVARRA y ANUNCIAR su decidido propósito de proceder de manera inmediata, si no se pone fin a esta situación, a la convocatoria de las jornadas de paro y movilizaciones que se decidan en las asambleas que se prevé convocar, en reivindicación de la devolución de los salarios que, tras haber sido consolidados en la nómina, nos fueron tan injustamente arrebatados hace ahora tres años:

■ En marzo de 2011 el Gobierno de Navarra promulgó una Ley Foral mediante la que, a su juicio, equiparaba a este colectivo, equiparándonos ¡transcurridos 12 años desde la transferencia! con el resto de trabajadores forales. Los propios parlamentarios de UPN, partido que la impulsó, se congratularon públicamente de haber puesto fin a una injusticia que venía prolongándose desde hacía demasiado tiempo tal como consta en las hemerotecas.

■ Transcurrido casi un año de vigencia de la ley el Partido Popular recurrió ante el Tribunal Constitucional algunos de sus apartados, lo que aprovechó el Gobierno de UPN para saquear nuestras nóminas y rebajarnos el sueldo que veníamos percibiendo desde su aprobación. Decisión sin precedentes en la Administración foral; hasta entonces a ningún colectivo se le había tratado con tanta saña, detrayendo unos salarios consolidados desde hacía muchos meses como sucedió en este caso.

■ Las cuantías que nos quitaron han sido cifradas por la propia Administración en 1.200.000 euros, a razón de 400.000 por cada año transcurrido. Esta injusticia sufrida ha coincidido para mayor escarnio, y parece ser el signo de los tiempos que vivimos, con el incremento del 33% de sus retribuciones que se adjudicaron los miembros del Gobierno.

■ Desde entonces cada vez que hemos reclamado su devolución se nos ha transmitido insistentemente, en un alarde de mentiras y falsedades, que ahora se ponen de manifiesto el mismo mensaje: “no es intención del Gobierno de Navarra la de apropiarse de vuestros salarios, pero es necesario esperar al dictamen definitivo del Tribunal Constitucional para articular cómo se verifica la devolución”.

■ Cuando ya no caben más excusas para la devolución se niegan radicalmente a hacerlo por lo que se pone tristemente en evidencia que los trabajadores de Justicia hemos sido víctimas de un acto más de indecencia política y sufrido durante estos tres años todo tipo de burdas patrañas, mentiras y falacias. En su descaro llegaron a requerir a la representación sindical la presentación de propuestas sobre como verificar la devolución, burlando la lealtad y buena fe que hemos mantenido durante este tiempo a la espera de la sentencia definitiva.

■ La sentencia solo establece en materia retributiva que el sistema salarial debe ajustarse al establecido por la LOPJ para el personal de Justicia, marco normativo que permite a las Comunidades Autónomas, Navarra incluida, establecer sus propias cuantías, sin límite legal alguno en varios conceptos salariales, mecanismo que permite la recuperación del dinero expoliado y la asimilación retributiva con el resto de funcionarios mediante su traslación a esos conceptos de las cantidades que permitan dicha asimilación. Así ha ocurrido en todas Comunidades Autónomas transferidas, con la excepción de Navarra..

■ Recelamos de que tras este trato discriminatorio e injusto que viene padeciendo el personal de Justicia se hallan las profundas desavenencias que existen en las relaciones entre el poder ejecutivo y judicial, al cual servimos, aunque en materia salarial dependamos de aquél, haciéndonos paganos de una situación de la que en absoluto somos responsables.

■ Ni por el volumen de trabajo que soportamos, ni por la penosidad, complejidad, grado de preparación que exige y dificultad que entraña realizarlo merecemos el trato absolutamente discriminatorio que nos están dispensando.

■ Por último diremos que si el Gobierno de Navarra, próximos a cumplirse 16 años desde la transferencia todavía no ha sido capaz de lograr nuestra pacífica inserción en la Administración Foral en similitud de condiciones retributivas y laborales que el resto de sus empleados, será cuestión de plantearse la misma, ante la situación insostenible a la que nos está abocando.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies