Últimas noticias

Los “nuevos” se cruzan en las expectativas de IU y UPyD

Los “nuevos” se cruzan en las expectativas de IU y UPyD

Podemos se cruza en las expectativas del los otros partidos

Izquierda Unida y UPyD estaban consolidando ese espacio que se abría con la decepción de los votantes socialistas y del PP, pero en su camino se han cruzado la fuerza arrolladora de Podemos y el estreno nacional de Ciutadans, frustrando, en principio, sus expectativas de crecimiento para este nuevo año electoral.

Se izda a dcha. Cayo Lara y Alberto Garzón Foto: IU
Se izda a dcha. Cayo Lara y Alberto Garzón
Foto: IU

Cayo Lara, al frente de IU, había conseguido levantar el vuelo de la organización y en las europeas de mayo a IU le fue bastante bien porque logró pasar de dos a seis eurodiputados, pero se vio claramente que la irrupción de Pablo Iglesias en el ruedo político impidió que ascendiera más alto.

Esa tendencia se ha ido apuntalando encuesta tras encuesta y por eso Lara finalmente se ha visto obligado a dar un paso atrás y renunciar a presentarse como candidato a la Presidencia del Gobierno aunque de momento seguirá como coordinador hasta el congreso de 2016.

Lo ha hecho en favor de ese relevo generacional al que Podemos ha empujado en la izquierda, con Pedro Sánchez, en el PSOE, y ahora previsiblemente con Alberto Garzón en IU.

Si bien la carrera de las primarias en IU no se dirimirá hasta febrero, Garzón es el claro favorito frente al profesor de la Universidad de Córdoba Nicolás García, aspirante de última hora, al tener el respaldo explícito de la mayoría de las federaciones y de uno de los pesos pesados de IU, el secretario general del PCE, José Luis Centella.

Todos ven en el diputado más joven del Congreso a la gran esperanza para contrarrestar los efectos del terremoto Podemos, que, según el CIS de octubre, pasaba a ser la primera fuerza en intención directa de voto y la tercera en estimación, desbancando a IU de esa posición.

Pero si Podemos ha caído como una losa sobre IU, en el camino de UPyD, aparte de salpicarle Podemos, como reconocen algunos dirigentes, se ha cruzado sobre todo Ciudadanos, que este año ha tenido su estreno nacional con un resultado honroso: dos eurodiputados, la mitad que la formación magenta, que lleva ya pisando toda España siete años.

Vienen para quedarse y dispuestos a pelear cada voto en el mismo campo en el que juega UPyD y, de momento, las cosas no parece que les vayan nada mal.

Albert Ribera-Rosa DíezMientras el partido de Rosa Díez pierde un tercio de sus apoyos, según el barómetro de noviembre (del 8,9% de abril al 5,9%), en el de Albert Rivera todo es ganancias al obtener un 2,1 por ciento del respaldo de los electores, más del doble que en la encuesta anterior.

Rivera quiso hacer piña con UPyD para poder ofrecer a los ciudadanos una tercera vía sólida con capacidad para ser alternativa al bipartidismo. Nada nuevo este año porque no era la primera vez que le tiraba los tejos a Rosa Díez pero lo que sí ha sido una novedad es que ambos líderes celebraran su primer encuentro formal para hablar de pactos.

Pero si esta vez Díez cedió fue porque se vio arrastrada por el debate interno que se originó en su partido, bastante desabrido, por cierto, después de que el que fuera portavoz de UPyD en Bruselas, Francisco Sosa Wagner defendiera públicamente este verano pactar con Ciudadanos; aparte de que aprovechó la ocasión para criticar el autoritarismo de su jefa, lo que acabó costándole el puesto y la militancia por voluntad propia.

Si bien Albert Rivera consiguió abrir la puerta de UPyD, lo que no logró es que cuajara la idea de una alianza electoral y tras un par de meses de dar vueltas a un posible pacto, las conversaciones concluyeron en noviembre de manera muy abrupta.

Hay muchos que piensan que UPyD pagará en las urnas no haberse unido a Ciudadanos, como también podría pagar las tensiones que tratan de generar un grupo de díscolos en este último tramo del año. Unos apostando por ese pacto, como el eurodiputado Fernando Maura, que ha llegado a participar en actos para apoyar a Rivera.

Y otros, capitaneados por Enrique Calvet, el eurodiputado que entró tras la renuncia de Sosa Wagner, que lleva tres meses recabando apoyos para forzar un congreso extraordinario que acabe con la dirección actual.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies