Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Suiza, a un paso de la Ensaladera tras ganar el dobles

Suiza, a un paso de la Ensaladera tras ganar el dobles

Suiza, a un paso de la Ensaladera tras ganar el dobles

La pareja Wawrinka/Federer gana a la de Gasquet/Benneteau 6-3, 7-5 y 6-4

Suiza se pone por delante en la final de la Copa Davis (1-2) después de la victoria lograda este sábado en el punto de dobles. La pareja formada por Roger Federer y Stanislas Wawrinka se ha impuesto a los galos Richard Gasquet y Julien Benneteau por un claro 6-3, 7-5 y 6-4.

Esta victoria, además de poner a los suizos a un paso de la victoria final, sirve de bálsamo para un Federer que llegó tocado de la espalda y este viernes sufrió una dura derrota ante Gael Monfils en el segundo punto individual.

Francia, por su parte, queda condenada a la perfección, a ganar los dos partidos que restan, los que medirán sobre la tierra batida del Estadio Pierre-Mauroy de Lille a los dos mejores de cada equipo Federer contra Jo-Wilfried Tsonga, y a los dos segundos, Wawrinka frente a Gael Monfils.

El capitán suizo, Séverin Lüthi, se lo jugó todo en este doble, alineó a sus dos mejores hombres y el partido le dio la razón, por el punto y porque lo lograron en poco más de dos horas, sin demasiada fatiga.

El capitán francés, Arnaud Clément, especuló con la posibilidad de situar a Tsonga junto a Gasquet, pero finalmente, por motivos no aclarados, mantuvo los planes previstos.

Tsonga, el francés con mejor ránking, 12 del mundo, perdió su duelo contra Wawrinka y apareció llorando en la pista cuando sonaban los himnos antes de comenzar el dobles, lo que le sitúa ahora en una situación de debilidad.

Recordando el oro de Pekín

Bien en el servicio -Federer apenas dio muestras de tener molestias en la espalda-, sólidos en a volea, los suizos reverdecieron laureles muy lejanos, porque acumulaban cuatro derrotas desde que en los Juegos de Pekín conquistaran el oro.

Los dos helvéticos estuvieron, además, bien compenetrados, sin sombra del contencioso verbal que, al parecer, tuvieron en el pasado Mástres de Londres, con la esposa de Federer de por medio. El objetivo de ganar la Ensaladera ocultó toda querella y la pareja se mostró unida, sin que los franceses tuvieran oportunidades.

En la primera manga rompieron el servicio galo en el sexto juego, con saque de Benneteau. Aceleraron los franceses en la siguiente, sobre todo cuando sacaba Wawrinka, pero no lograron apuntarse ninguna de las cinco bolas de rotura que tuvieron.

Más eficaces, los suizos se lo arrebataron, esta vez a Gasquet, para apuntarse el 2-0. La montaña era ya demasiado alta en la moral de los franceses. El público, hasta entonces entusiasta, bajó los decibelios y Federer y Wawrinka pusieron sobre la mesa su experiencia, su calma, para apuntarse la tercera, tras romper el servicio de Benneteau en el quinto juego.

 

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies