Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El módulo de la sonda europea Rosetta intenta aterrizar en un cometa para estudiar el origen de la vida en la Tierra

El módulo de la sonda europea Rosetta intenta aterrizar en un cometa para estudiar el origen de la vida en la Tierra

fotonoticia_20141112100523_644

La sonda Philae se ha separado con éxito de la nave Rosetta e inicia su viaje de siete horas hasta la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, sobre el que se espera que aterrice a lo largo de la tarde de este miércoles. La separación se ha producido a las 09.34 horas (hora peninsular española), pero el equipo de control en el Centro de Operaciones Espaciales de la ESA en Darmstadt (Alemania), no ha recibido la señal de confirmación hasta las 10.03 horas, enviada por la propia sonda. La alegría se apoderó de los trabajadores del centro que esperaban la señal de Philae.

Se trata del primer paso para lograr un hito en la historia espacial. El mismo equipo espera ya a que Philae complete su viaje y que, alrededor de las 17.00 horas, se vuelva a producir una señal de confirmación que determine que ha llegado a su destino final.

La nave Philae se ha separado correctamente de la sonda espacial Rosetta, en órbita del cometa 67P/Churyumor-Gerasimenco, a las 10.03 hora peninsular española. En realidad, la orden de separación ha debido producirse antes, pero las señales tardan 28 minutos y 20 segundos en recorrer los algo más de 500 millones de kilómetros que separan al cometa (y los dos robots de la misión Rosetta) de la Tierra. El módulo de descenso debe llegar al suelo unas siete horas después.

Sólo ha habido un fallo: los propulsores que el Philae lleva en la parte superior para “aplastar” el robot contra el suelo del cometa cuando llegue y facilitar su sujeción al mismo, “parece que no funcionan”, ha informado Stephan Ulames, jefe del Philae, desde el centro de control de la sonda de descenso en Colonia (Alemania). Pese a ello, se ha decidido seguir adelante con la operación. El Philae lleva otros dos sistemas de enganche a la superficie cometaria: unos tornillos en las patas y unos arpones. Se trata de garantizar que el robot se fija al suelo y no sale rebotado al espacio de nuevo cuando tome contacto dada la escasa gravedad del 67P/Churyumor-Gerasimenco.

“Es el acontecimiento de los 50 años de la historia de la exploración espacial, algo que, si sale bien, va a competir con el descenso de la sonda Huygens en Titán, la luna de Saturno”, señala un portavoz de la Agencia Europea del Espacio (ESA) en el centro científico de la institución, en Villanueva de la Cañada (Madrid), donde el personal, unos 200 ingenieros y científicos, están absolutamente pendientes de lo que pase en el cometa.

“El módulo de descenso esta viajando ya el solo”, ha declarado Stephan Ulamet, jefe del Philae, desde el centro de control del módulo en la Agencia Espacial Alemana (en Colonia). “En un par de horas recibiremos radioseñales del Philae y podremos saber cómo está y cómo va”.

Tola la maniobra se están siguiendo también en Toulousse (Francia), donde esta el centro de operaciones de Rosetta. El control de toda la misión se realiza desde ESOC, en Darmastadt (Alemania), donde está el centro de control de la ESA. las dos principaes redes de antenas de seguimiento de satélites lejanos, la de la ESA y la de la NASA, repartidas por todo el planeta, están pendientes hoy de la operación en el cometa.

Vídeo relacionado: Philae ya está camino del cometa

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies