Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Hacienda perdió 752 millones de euros en 2013 por el incremento del contrabando de tabaco

Hacienda perdió 752 millones de euros en 2013 por el incremento del contrabando de tabaco
Tabacos en un estanco.
Tabacos en un estanco.

El consumo total de tabaco ha caído de unos 79 millones de cigarrillos en 2009 a unos 50 millones en 2013, según datos del sector. Y entre los que fuman se ha disparado el número de consumidores que recurren al tabaco ilícito, el que escapa de los cauces legales. Una práctica que, además de reducir el mercado del sector, hizo perder a las arcas fiscales del Estado 752 millones de euros en 2013, según un estudio de Ernst & Young. Un bocado considerable a la Agencia Tributaria. Una perspectiva: en 2007 la pérdida de ingresos fiscales por esta actividad fue de 179 millones.

En 2009 este problema estaba controlado. El contrabando ‘sólo’ suponía un 2,07% del mercado de tabaco. Un peso que se ha disparado hasta el 8,64% en 2013. ¿Qué ha pasado? En esos cuatro años la presión fiscal sobre los productos del tabaco ha crecido un 50%, calcula Ernst & Young. En concreto, estas subidas fiscales han provocado que el 80% del precio actual de una cajetilla de tabaco se destine a impuestos, entre especiales e IVA. A la vez, la crisis ha disminuido el poder adquisitivo de la población, que busca productos más baratos.

Las subidas fiscales, además de elevar el precio, también han incrementado los márgenes para los contrabandistas, lamentan desde el sector. Esto ha cambiado la percepción: España ha pasado de ser un país de paso a ser destino final de contrabando.

Según el estudio de la consultora, uno de los factores que están disparando el contrabando es la proliferación de las llamadas marcas blancas, marcas de fabricación legal pero de distribución no regulada. Hoy, la mitad de las cajetillas que mueve el tráfico ilegal pertenecen a estas marcas, entre las que sobresalen Ducal y American Legend, de origen luxemburgués y griego, según el estudio Empty Pack Survey que analiza cajetillas vacías recuperadas en la basura.

Gibraltar, principal foco

Entre las causas de este fenómeno, el estudio de Ernst & Young también cita la permisividad social (el 50% de los fumadores lo aprueba), la falta de coordinación entre las autoridades y agentes del sector y la necesidad de una mayor cooperación internacional. En la actualidad, el principal punto rojo del contrabando que llega a nuestro país es Gibraltar, donde se origina en torno a un 80% de este tráfico ilícito.

Si esta tendencia se mantiene, las pérdidas fiscales y el golpe al sector tabaquero nacional aumentarán. Según Analistas Financieros Internacionales, un potencial incremento del tráfico ilícito de cigarrillos del 8,64% actual a un 11,5% provocaría una merma de cien millones anuales en el valor añadido de la industria.

Por todo ello, la consultora considera necesario un plan integral de lucha contra el contrabando. Aunque la Administración ha intensificado su actividad, debería armonizar la actuación de sus diferentes frentes, razona. Recomienda impulsar campañas de concienciación y considerar el fenómeno a la hora de hacer las leyes, como en el caso del etiquetado estandarizado, que hace que el producto sea indiferenciado. Además, la consultora señala que la oferta legal escasea en fiestas populares.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies