Últimas noticias

El paisaje del País

Artículo 80

El paisaje del País (Huele a chamusquina)

Solo con lo que debemos, debemos hasta de callarnos, y eso que ni usted ni yo ni nadie que conozcamos ha gastado un euro del Estado, a no ser que lo cogieran ilegalmente en un despiste por parte de los que deben de tenerlo a buen recaudo. Y no me refiero, claro está, a los jornales del funcionariado sino a las subvenciones aleatorias, caprichosas y tan necesarias para esos grupos que viven solo y exclusivamente de ellas.

Aún debe el Estado que pagar lo que corresponda a quien corresponda por los daños ocasionados en cualquiera de las catástrofes. ¿Cuándo cobrarán los damnificados del tren Madrid-Ferrol, cuyo accidente ocurrió hace nueve años? Para rato tienen los vecinos de Lorca, los de la isla de La Palma, los afectados por las inundaciones y tantos otros… Incluso los de la Colza tienen pendientes.

Veo la intervención del Defensor del Pueblo, claro que siendo puesto por el Gobierno poco podrá hacer. Veo una comisión que se acerque hasta Europa y cuente lo sucedido y no pagado para que cuando entreguen dinero se acuerden de saldar la deuda.

En la España vacía los incendios son mayores y violentos porque cuando los ven y llegan es demasiado tarde.

Demasiados incendios para tan pocas tormentas eléctricas y pocas penas para los que tanto nos hacen penar.

Pero ya sabemos que aquí, el cambio climático y la guerra de Ucrania son los responsables de todo lo que nos pasa, de que suban las Sandías y los melones, de que a pesar de la bajada del petróleo se mantenga la gasolina por encima de los dos euros.

Al presidente Falconeti debería de hablarle algún amigo o familiar de confianza que no sea político, dada su tendencia a decir lo que éste quiere oír. Y advertirle de que los gobiernos han de estar preparados para ayudar a los ciudadanos que padecen las adversidades, no de la administración de justica para obtener de inmediato un indulto, puesto que la justicia si no es respetada nos acerca a la dictadura. Estar preparados para ayudar a los ciudadanos porque no hay que olvidar que lo sufren familias enteras, no solo los hombres, también lo sufren las mujeres los niños las niñas, los emigrantes y los que están por emigrar.

En otro orden cosas, pensemos qué sería si el gobierno prohibiera hablar el castellano en Cataluña.

Manolo Royo, humorista www.manolo-royo.com

Artículo Tren extremeño

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies