Últimas noticias

ANAPEH: La sexta ola puede acabar con la paciencia de la hostelería

 

La ampliación de las medidas restrictivas aplicadas en Navidad vuelve a poner a la hostelería en una situación complicada sin que haya respuesta de las instituciones a la demanda de nuevas líneas de ayudas.

La ampliación de las restricciones decretadas en Navidad sumada a las cancelaciones de las cenas de empresa previas al periodo festivo y al histórico de cierres y restricciones coloca de nuevo a la hostelería en una situación complicada.

ANAPEH quiere señalar que el sector hostelero entiende perfectamente la gravedad de lo que ha sucedido, de lo que está sucediendo y de lo que pueda llegar a suceder con la pandemia. Comprende también que la presión de sistema de salud y de los y las profesionales que lo atienden exige medidas por parte de las instituciones para tratar de lidiar con la situación actual.

Pero no entiende ni entenderá que las medidas restrictivas que afectan a centenares de negocios y sus trabajadores y trabajadoras no lleven aparejadas, de manera automática, medidas económicas que ayuden a estas empresas y a todas las personas que trabajan en el sector a superar la situación a la que se ven enfrentadas y que estas sólo se implementen cuando el sector, marcado por la incertidumbre y por ser el más afectado por las restricciones a lo largo de toda la pandemia, presiona y se enfrenta al ejecutivo.

En ningún momento los y las hosteleras pretenden un enfrentamiento. Es más, son muchas las ocasiones en las que se ha puesto a disposición de las autoridades para colaborar; sea acatando medidas, siendo responsables en el ejercicio de su profesión, soportando restricciones una y otra vez a lo largo de estos 23 largos meses o acudiendo a reuniones en las que las más de las veces no se ha recabado su opinión, simplemente se le ha informado de decisiones ya tomadas previamente.

Tenemos ya dos años de experiencia en este sentido, pero a pesar de ello esperábamos que las autoridades fuesen conscientes de que la expropiación de nuestro trabajo en aras del bien común debe llevar a aparejada una compensación, una indemnización, una ayuda o como quieran llamarlo por las pérdidas que ocasionan decisiones que pueden ser entendidas o no, compartidas o no por nuestros y nuestras profesionales. El sector es tan heterogéneo como cualquier otro, está formado por personas y cada una de ellas tiene su propia opinión al respecto. Pero en lo que sí estamos todos de acuerdo es que no podemos ser siempre los pagadores, los damnificados, los que deban restringir, cerrar, limitar su actividad y soportar pérdidas económicas y un estado anímico de permanente incertidumbre. Todo esto está pesando y lo está haciendo en lo económico y en lo personal.

Se lo decimos una vez más: ¿Creen necesario limitar nuestra actividad para superar la sexta ola? Háganlo. Pero pongan a disposición del sector herramientas que permitan seguir adelante y ver el futuro con un cierto optimismo. Déjennos pensar que en medio de toda esta debacle las instituciones nos acompañan, que cuentan con nosotros y nosotras, que formamos parte del tejido empresarial, económico, laboral y humano de Navarra.

ANAPEH, Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies