Últimas noticias

Reflexiones sobre la democracia española y el coste de mantenerla

De vez en cuando, las redes sociales que muchas veces se utilizan para simple desahogo y no siempre con buena intención, sirven para compartir cosas de interés y este es el caso de hoy.

Bajo el epígrafe que recojo en el título de este artículo, me llegan unas “supuestas” -dicho en el sentido de que no aparezca en el envío el nombre de su autor- “Reflexiones de un inspector de Hacienda”, que suscribo y que me parece que merece la pena compartir, tal cual y sin más que resaltar en negrita algunas palabras que reflejan la realidad de esta acertada reflexión.

“1.- Algunos creen que en España hay socialdemócratas, conservadores o liberales, se equivocan. El Estado Español es una estructura de saqueo y expolio a las clases medias, con un sistema impositivo cuyo único objetivo es robar todo lo posible a la parte productiva de la sociedad.

2.- El sistema impositivo explota, saquea y roba, con un impresionante despliegue técnico, humano y propagandístico. En Hacienda están los mejores profesionales, tienen los mejores ordenadores, el resto de la administración son servicios auxiliares de Hacienda.

3.- El dinero recaudado va a dos grupos: una clase dirigente y a una red clientelar de electores que le da soporte.

4.- Esas clases privilegiadas: partidos políticos, sindicatos, altos funcionarios y algunas grandes empresas, tienen por objeto maximizar el expolio mientras que se desprecia y se subestima el propio sistema productivo.

5.- Se desprecia al empresario de éxito, se entorpece la innovación y se impone un esquema de valores en el que el enriquecimiento honrado es moralmente criticable.

6.- El desarrollo del régimen actual nace en los 80 con el PSOE. Sus primeras acciones se orientaron a invadir el sistema educativo, inflar la administración, dar a los políticos el control de las cajas de ahorro, mientras desindustrializaba el país.

7.- A la vez se diseña un sistema para que los políticos continúen cobrando de los consejos de administración de las grandes empresas que en muchos casos sirven de enlace con la clase política.

8.- De 800.000 funcionarios se ha pasado a casi tres millones y medio, de los cuales Sanidad y Educación representan un millón doscientos mil, con una clara inflación de centros universitarios, mala calidad educativa y un gasto sanitario por habitante más bien bajo.

9.-El PP, cuando toma el poder, no desmonta todo el aparato de saqueo que se encuentra sino que se aprovecha de él, simplemente toma el relevo.

10.- A todo esto hay que añadir un cuarto poder: los medios de comunicación, que en la práctica no son más que un formidable aparato propagandístico de una clase en la que el sentido crítico, el análisis imparcial y la objetividad han desaparecido por completo, mientras toma su parte de los presupuestos públicos.

11.- Como el dinero que da la economía del país se viene corto se ha ido generando un enorme endeudamiento público que pone al país a merced de sus acreedores y absorbe el ahorro privado.

12.- El español medio, un auténtico ignorante político, permite que se utilice su dinero en pagar toda una maraña corrupta que en buena medida está orientada a engañarlo.

13.- Nos quieren hacer creer que corrupción es meter la mano en la caja pero no es así: fundaciones, organismos inútiles, cargos absurdos y redes clientelares representan muchísimo más dinero y tienen un objetivo igual de abyecto, o más, que el robo.

14.- El elemento más obsceno de la corrupción del sistema es el manejo de los medios de comunicación públicos y el permanente soborno a los medios privados junto con la galopante degeneración y uso propagandístico del sistema educativo.

15.- Las autonomías no se han orientado a una mejor gestión. Su prioridad es la manipulación de los medios de comunicación y de las mentes vía sistema educativo. En las autonomías más identitarias esto es mucho más evidente: lavado de cerebro a costa de lo que sea.

16.- Los costes de todo esto son enormes: un sistema productivo menguante y una productividad estancada desde hace 15 años.

17.- España va alejándose poco a poco de los niveles de renta de los cinco grandes de la Unión Europea.

18.- La corrupción y la mala gestión se ve a simple vista si sabes mirar. La carestía de la vivienda, la alta factura de la electricidad, la falta de oportunidades, la inflación de leyes, la pesada burocracia, la poca innovación o los salarios bajos son fruto del saqueo.

19.- El deterioro de lo que llaman algunos ‘el contrato social’ es ya clamoroso. No existe ya igualdad frente a la ley, protección de la propiedad privada, ni presunción de inocencia.

20.- Defender la igualdad frente a la ley llega a ser un acto de subversión.

21.- El Estado ya se inhibe de los elementos más elementales de los principios hobbesianos y se preocupa solamente de sí mismo y de cómo distraer a los aún crédulos del inmenso saqueo bajo el que están sometidos.

22.- La ecología, la desigualdad, el feminismo, las acusaciones de fascismo,… no son más que cortinas de humo que intentan generar una respuesta emocional y, por tanto, irracional.

23.- Se evita un análisis racional y por eso llenan las televisiones de tarascas, verduleras y gañanes que se desvían poco del insulto y el juicio de valor. El análisis racional ha sido totalmente desterrado, ni un solo intelectual tiene hueco ya en los medios.

24.- Si queremos encontrar un modelo o algo similar a la España actual solamente hay que mirar a Argentina. Si no estuviéramos en el euro los niveles de inflación serían galopantes.

25.- Así que aquí estamos. Hasta que no nos sacudamos a esos parásitos de encima seguiremos en una sociedad mediocre, irrelevante y continuará el deterioro económico y moral.”

Seguramente, y desde mi punto de vista, cada una de esas “reflexiones” daría para un buen artículo o, al menos, para determinados comentarios que las matizarían o reforzarían, pero no quiero alargarlo demasiado y prefiero que el lector, a su vez, reflexione -perdón por la redundancia- y saque sus propias conclusiones. Tal vez, con la calma del periodo vacacional, me decida a iniciar esa serie de artículos o puede que me anime a darle la forma de libro que por el momento me resisto a abordar, aunque escrito hay para varios tomos.

Solamente dejo una 26ª reflexión para recordar lo que Nikita Khrushchev, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de la desaparecida Unión Soviética, entre 1953 y 1964, dijo hace casi 62 años, el 29 de septiembre de 1959, cuando pronunció su predicción para los estados demoliberales en la sede de Naciones Unidas: “…Los hijos de tus hijos vivirán bajo el comunismo. Ustedes los occidentales son tan crédulos que no aceptarán el comunismo directamente pero seguiremos alimentándoles con pequeñas dosis de socialismo hasta que finalmente despertarán y descubrirán que ya tienen comunismo para siempre. No tendremos que pelear con ustedes. Debilitaremos tanto su economía hasta que caigan como fruta madura en nuestras manos.La democracia dejará de existir cuando les quiten a los que están dispuestos a trabajar y se lo den a aquellos que no”. Tal vez, en el indiscutible éxito más que aparente de esa predicción todavía no completada, habría que buscar los orígenes de la situación actual en el mundo y actuar lo antes posible para evitar que se convierta en una realidad irreversible.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior “Socialismo a pequeñas dosis” o “toda situación mala es susceptible de empeorar”

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies