Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Boceto de actualidad política

¡Cómo está la política! Ni es democracia ni es dictadura. Estado de alarma, continuo y continuado desde la toma de posesión de Sánchez en enero de 2020. Con poder absoluto, a golpe de decretazos y aprobación leyes como la Eutanasia o Educación.

Con un virus presente, oficialmente desde marzo del año pasado. Con altibajos, baile de cifras, nuevas normativas y restricciones contra la libertad de la persona… Ahora no mascarillas, ahora sí mascarillas, las quirúrgicas o de tela, ahora estas no y sí las de Ayuso, aquellas que, para el Gobierno PSOE-Podemos, no servían.

Lo peor los fallecimientos, la afectación psíquica y física de nuestros mayores, la crisis económica, social y de familia.

Y para más inri las vacunas, o no hay o se retiran por efectos secundarios graves para luego volver a incorporarlas ampliando incluso la edad, de 55 a 65 años.

Y ya se anuncia una 4ª ola, justo cuando el Ministerio de Fomento continúa con los aeropuertos abiertos masivamente y cuando se acerca mayo, mes en el que Sánchez aseguraba que acababaría el segundo estado de alarma, toque de queda etc…

Mientras, la unión de partidos y partiditos, para la conveniencia y el poder, continúa con mociones de censura, prórrogas de estado de alarma y sin elecciones.

Excepto en Madrid, donde la convocatoria de elecciones anticipadas de Ayuso, que chispea esperanza, queda a albur del hartazgo de los votantes.

Pero… una mayoría absoluta de Ayuso, sola o con Vox, haría caer a la izquierda de este país como fruta madura. Es decir, PSOE, Podemos, Ciudadanos, MasMadrid e Iglesias, el todavía segundo de los cuatro vicepresidentes que tiene este gobierno PSOE-Podemos.

Una campaña dura, que marcará el ser y no ser de muchos políticos y de sus partidos en próximas campañas, las elecciones generales, por ejemplo.

Sea como fuere, en Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona encabezado por el alcalde de Navarra Suma, Enrique Maya, ha comenzado a saldar una deuda. La de aquellos asesinados en sus calles por la banda terrorista ETA.

Un sentido homenaje basado en la colocación de placas en memoria y recuerdo en los lugares donde ETA les quitó la vida.

También un sentido homenaje basado en los discursos de los familiares de las víctimas. En los que, una palabra se repite: Dolor, dolor y más dolor.

Un dolor profundo por el asesinato de sus seres queridos y dolor por la acción del gobierno de Chivite y de Sánchez, que negocian y dependen de Bildu.

Si hay que blanquear a los amigos y asesinatos de ETA, pues se hace. El caso es el poder.

El caso es cambiar, cambiar la historia.

Seguiremos, hasta la próxima semana.

Nieves Ciprés, periodista

Bocetos anteriores AQUÍ

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies