Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

EDITORIAL: Mayores perjudicados y mutis

EDITORIAL: Mayores perjudicados y mutis

Hay un dato que se está abriendo paso en la pandemia del coronavirus, aquí en España. No es otro que la virulencia de la enfermedad en nuestros ancianos.

Todos los datos lo demuestran. Su mortalidad es notoriamente mayor que en los otros grupos de edad.

Sin embargo, muy poco o nada se ha hecho al respecto. El caso de Navarra es significativo. Hasta no hace muchos días, la realización de pruebas de detección de la enfermedad ha brillado por su ausencia.

Tomemos un ejemplo, residencia de ancianos del municipio de San Adrián. Tras más de un mes desde que se detectó la enfermedad y su virulencia, las pruebas a estos ancianos no se les hicieron hasta este martes y solo a los que ya podían tener algún síntoma. Resultado: 35 pruebas, 33 infectados, más los 10 que ya había, aparte de cuidadores y dirección, un alto índice de malignidad.

El caso es que, según el Ministerio, Navarra ha recibido desde el 10 de marzo más de 1,3 millones de material sanitario (antes de la declaración de estado de alarma el día 14). Y tan solo hace tres días que el Departamento de Salud –asegura- está distribuyendo material, realizando test y acudiendo a las residencias. ¿Por qué ahora sí?

Cuando preguntábamos en rueda de prensa cuánto y qué material sanitario se recibía o cómo se estaban atendiendo residencias como Oblatas, por ejemplo, ante la dramática situación que viven, con fallecimientos e infectados, sin control ni revisión, o si se ha incluido a los expertos biólogos en pruebas PCR que ofrecieron su servicio…. y silencio o circunloquios por respuesta.

Y lo mismo ahora con los test rápidos (con fiabilidad 64-80%), preguntamos por la prioridad que tienen las Residencias, si se realizarán a los sanitarios con sintomatología antes volver al trabajo, si se realizarán a las personas dadas de alta puesto que se conocen casos con recaída o si se realizará confirmación post mortem… y la “callada por respuesta”.

La clase gobernante debería hacer autocrítica, cuando menos responder a la prensa como vehículo de información y haber dado la suficiente importancia al virus, seguro que el número de fallecidos hubiera sido o estaría siendo bastante menor.

Otras noticias publicadas

1 Comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies