Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

EDITORIAL: Yo, el Rey

El discurso del rey Felipe VI de ayer por la noche fue el que todo buen gobernante debe aspirar a realizar.

Ante una situación como la que está atravesando España, por la que pudiera ser que su modo de vida, su forma de ser, estaría cambiando hacía otra cosa muy diferente a la actual, el Rey, el Jefe del Estado, ha intentado convencer a sus ciudadanos que sólo mediante la unión, sin fisuras, de todos, se puede vencer esta situación y salir de ella más fuerte.

El llamado coronavirus parece que ha sido la chispa para un cambio profundo en este país. Un cambio, que si no se remedia, va a suponer una mayor intervención del Estado, va a suponer más paro, va a suponer una crisis económica importante y va a suponer un cambio en nuestro modo de vida.

Esa unión a la que ha hecho referencia el Rey, debe ser efectiva, sin grietas y, si las hay, hay que aplicarles tratamiento para que desaparezcan, sin que tiemble el pulso.

El Rey ha pensado en su país. Un país que contempla lo que sucede con el Rey emérito y su presunta corrupción. Que  han hecho estallar ahora, en plena crisis social, económica y de Estado causada por un virus.

El descrédito intencionado que sufre la figura del Rey, bien pudiera provocar una situación política insospechada. Muchas son las aves que esperan lanzarse al cuello del águila real. No pinta bien.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies