Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Boceto de actualidad

Y es que el coronavirus en esta semana, de no ser apenas nada, ha pasado a ser una de las infecciones más grandes del mundo con repercusiones “trágicas” y un futuro muy negro y peligroso por la situación económico-empresarial-laboral creada. La que vamos a sufrir todos los españoles.

En Navarra, el globo sonda de la moción censura de PSN con Bildu y Geroa Bai a NA+ en Estella; el dale que dale al “euskera” con el II Plan (que para este Gobierno de Chivite y el anterior de Barkos curaba todos los males) quedaban atrás. Llegaba el coronavirus navarro con la suspensión de la segunda Javierada por el decreto foral que prohibía las concentraciones de más de 1.500 personas, entonces.

Entre tanto, un Gobierno de Navarra contradictorio. La decisión del consejero de Educación, Carlos Gimeno, de mostrar “tranquilidad” y afirmar que los colegios permanecerían “abiertos”, era censurada por la presidenta quedando todos cerrados, desde infantil hasta universidades.

El coronavirus empeora y entramos en estado de alarma, aprobado en un Consejo de Ministros al que asiste un vicepresidente, Pablo Iglesias, en cuarentena por contacto de su pareja y ministra, Irene Montero, con concoronavirus y que no siguió las pautas de prevención recomendadas. Asiste también un presidente con su esposa infectada.

Y sin pensarlo, viene la verdadera alarma. Autónomos, pequeñas y medianas empresas, Volkswagen, Seat, Ford… todo cerrado. La producción parada y el confinamiento de las personas, con restricción de movimiento a golpe de multas de 600 euros en adelante.

Políticos contaminados, con nombres y apellidos, la mayoría por asistir a una concentración masiva el día de la mujer que no fue desautorizada o una fiesta de afiliados de un partido en Vistalegre, que no fue cancelada.

Miedo, pánico social, incertidumbre, desconfianza y tardía contención de la propagación de este virus. Con medidas sanitarias y el llamamiento a la ‘responsabilidad’ de quedarse en casa y lavarse las manos.

Mientras, la economía, la economía de libre mercado, financiera y empresas, sufre un ‘ataque’ en su línea de floración. Con un futuro realmente peligroso.

Lo sorprendente es que, hasta hoy, Sánchez no ha concretado las medidas que salven la situación económica creada. Unas medidas con 200.000 millones de euros sin saber de dónde salen (bueno si, el 41% del sector privado), ni cómo se solventarán después. Dejando a los autónomos a “los pies de los caballos” facilitándoles la prestación de paro, que ya tienen, y sin suspenderles las cuotas cuando no están ingresando y a las entidades financieras al albur de “sálvese quien pueda”.

El caso es que, entre los 4 ministros elegidos para la Comisión delegada de actuación en la aprobación del estado de alarma el pasado sábado, no está la ministra de Economía.

A más a más, las noticias que nos llegan sobre el coronavirus son cada vez más alarmantes. La última, la del máximo mandatario de la OMS (organización mundial de la Salud) al comunicar que los pacientes que son dados de alta pueden seguir infectando a personas.

Con todo ello, uno se pregunta ¿Qué no se está contando, aparte del confinamiento de todos los españoles y la caída en picado de la economía?

Nieves Ciprés, periodista

Bocetos anteriores aquí

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies