Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

¿Has votado, ciudadano?

Este sábado 22, menos de un centenar de personas están convocadas a una votación muy especial. Son menos que los miembros de algunas asociaciones, menos que los de algunas comunidades de vecinos. La mayoría probablemente no pensaba votar. Pero es importante que lo hagan.

Esos votantes van a elegir a los compromisarios que representarán a Ciudadanos Navarra en su próxima asamblea general. Y me dirás ¿a mí que me importa? ¿A quién le importa Ciudadanos y lo que hagan en sus asambleas? Lo entiendo. Pero sígueme la corriente unos minutos.

En Navarra no nos gusta significarnos ni para comprar el pan. No nos gusta que se sepa si nos va un partido u otro. No somos de salir a la calle a pedir cosas, salvo los que disfrutan diluyéndose en una masa. Qué le vamos a hacer, somos gente discreta, y también prudente. Entre eso y la selección natural, quedan pocos dispuestos a hablar claro y dejarse ver.

Y lo malo de eso es que los que no son tan discretos, ni tan considerados, empujan y se nos llevan por delante. Demasiadas veces esquivamos el conflicto y acabamos en el huerto Basta ver el panorama.

La votación de este sábado es importante en ese sentido. No sólo para los naranjitos entre nosotros.

Primero, porque los que vayan van a ser los que lleven las prioridades y perspectivas de Navarra al corazón de un partido nacional al que le cuesta entender las peculiaridades de esta tierra, aunque haya mejorado mucho. Un partido que, aunque hoy esté en horas bajas, participa en el gobierno en varias comunidades y aspira a remontar.

Segundo, porque (precisamente) su partido está en horas bajas, y el debate va a ir sobre cómo rehacerlo. Para los que creen que hace falta un partido centrado, útil, con capacidad de bisagra y de usar el sentido común en beneficio de todos, Ciudadanos es un partido necesario. Aunque no se le vote. Y ahora mismo, Ciudadanos está en riesgo de desaparecer, deshaciéndose o convirtiéndose en un apéndice de uno de los bandos que quería dejar atrás.

Tercero, porque es un caso límite de lo que mencionábamos antes. De que nos cuesta significarnos. Nos cuesta presentarnos, pero también dar nuestro apoyo público. Nos cuesta asumir que es normal tener ideas políticas, y que es normal no estar de acuerdo en todo ni entre amigos. Normal, sano, saludable. Y tenemos que normalizar esas diferencias para que no nos hagan creer lo contrario, creando artificialmente bandos donde sólo hay perspectivas diferentes. Tenemos que asumir la responsabilidad de esa normalización.

En resumen, esos pocos naranjitos con derecho a voto deben votar este sábado. Por el bien de Navarra, y por el de su partido. Que voten a quienes quieran y por las razones que quieran, pero que no ignoren la oportunidad (y la responsabilidad) de poner su grano de arena en la ladera de la montaña. Nunca sabes cual de ellos puede empezar una avalancha.

Este sábado, si eres militante de Ciudadanos, vota (en https://espacio.ciudadanos-cs.org/primarias/ver?votacion_id=437 ). Se tarda un minutos. Y si conoces a algún naranjito despistado, pásale este artículo o pregúntale si ha votado ya. Por favor.

Miguel Cornejo, es economista, y candidato a compromisario en la V Asamblea de Cs.

Artículo anterior Oportunidad perdida

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies