Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Detectan 194 ingestiones de setas tóxicas en España en los últimos 18 años

El Clínico de Barcelona, el único hospital del país con un laboratorio para identificar las toxinas de las setas, ha detectado en los últimos 18 años un total de 194 muestras positivas de intoxicaciones por setas, como la amanita phalloides o Lepiota, procedentes de personas de toda España

Todos los casos de amatoxinas (de setas tóxicas) halladas en el Centro de Diagnóstico Biomédico del Clínico procedían de boletus recolectados por las personas afectadas y nunca de platos cocinados en restaurantes o comprados en mercados municipales o privados.

Así lo ha asegurado este jueves el director del Centro de Diagnóstico Biomédico, Jordi To Figueras, en declaraciones a los periodistas durante la presentación de los datos sobre intoxicaciones detectadas en este laboratorio por setas tóxicas, drogas y también gases.

Este laboratorio, que funciona las 24 horas del día, es centro de referencia por lo que se refiere al análisis de orina de las personas intoxicadas por setas y dispone de un protocolo de toxicología clínica en el abordaje de posibles intoxicaciones por setas tóxicas.

Según datos facilitados por el Hospital Clínico, en 2018 se analizaron 86 posibles casos de intoxicación por setas, de los que doce dieron resultado positivos, de muestras procedentes de Berga, Palamós y Lérida, entre otros lugares.

To Figueras ha explicado que también se han analizado muestras en los últimos años procedentes de Zaragoza, Teruel, Sevilla, Valladolid, Madrid, Pamplona, San Sebastián, Alicante, Santiago de Compostela y Tenerife.

La doctora Ona Escoda, internista de Urgencias y miembro de la Unidad de Toxicología del Clínic, ha explicado, por su parte, que el inicio rápido de un tratamiento es muy importante y puede resultar vital para la supervivencia del intoxicado.

Fuertes dolores de estómago, vómitos continuados y diarreas abundantes son algunos de los síntomas que se pueden presentar normalmente entre media hora y tres horas después de haber ingerido las setas o pueden aparecer pasadas algunas horas.

“Las intoxicaciones más graves, en particular la causada por la Amanita phalloides, se manifiestan después de unas ocho o diez horas, a veces más, por lo que el hecho de que los síntomas tarden a presentarse es un indicio de que la intoxicación puede ser muy grave”, ha indicado la doctora Escoda.

El doctor To ha alertado que las personas que padecen intoxicaciones graves pueden llegar a necesitar tratamientos largos, con ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI) e incluso trasplantes de hígado si este órgano ha quedado afectado por la intoxicación.

Ha explicado que hay especies de setas peligrosas que contienen toxinas inteligentes que se consiguen introducir en el hígado y buscan un sitio concreto para destruir las células hepáticas.

“No queremos asustar a la población”, ha asegurado, pero ha afirmado que “con una seta tóxica o ni siquiera entera” ya se puede sufrir una intoxicación grave.

Por ello, ha recomendado a los aficionados a la micología que se lanzan durante la temporada de finales de verano y otoño a ir a la montaña a recoger hongos que se aseguren antes de ingerir cualquier tipo de seta de que no es tóxica. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies