Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Archivo de Navarra dedica una microexposición al aniversario de la Guerra de la Convención

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

Cuando se cumplen 225 años de la invasión del norte de Navarra por el ejército francés durante la Guerra de la Convención, el Archivo Real y General de Navarra dedica su microexposición de octubre a recordar dicha efeméride con la exhibición de varios documentos vinculados a aquellos acontecimientos

En concreto, se muestran, entre otros: dos cédulas reales que contenían medidas sobre prohibición de entrada de propaganda revolucionaria y recepción de exiliados; un mapa manuscrito que reproduce las posiciones del ejército francés en la frontera entre Hendaya y Chateau-Pignon; una carta que el general Ventura Caro dirigió a las Cortes de Navarra; un alistamiento de gente de guerra o un ejemplar impreso del tratado de paz firmado en la ciudad suiza de Basilea, que dispuso la retirada de las tropas francesas del territorio español y, a cambio, la cesión por España a Francia del sector oriental de la isla caribeña de La Española.

La microexposición “Aniversario de la Guerra de la Convención (1793-1795)” es de acceso libre y gratuito, y permanecerá abierta todos los días de 10:00h. a 14:00h. y de 17:00h. a 20:00h., en la galería baja del Archivo de Navarra.

La Guerra de la Convención

Se denomina Guerra de la Convención al conflicto que enfrentó a España y Francia entre los años 1793 y 1795. Debe su nombre a la Convención Nacional, el órgano que reunía los poderes ejecutivo y legislativo en la Francia revolucionaria al momento de iniciarse la guerra. Aunque esta denominación es la habitual, el conflicto también se denomina Guerra del Rosellón debido al elevado número de acciones militares que se llevaron a cabo en los Pirineos Orientales motivadas por el deseo español de recuperar las tierras de la Cataluña francesa perdidas en 1648. En ocasiones también ha recibido el nombre de Guerra de los Pirineos.

Desde el inicio de la Revolución Francesa en 1789, en Navarra, por su situación limítrofe con Francia, comenzaron a aplicarse distintas medidas sobre prohibición de entrada de propaganda revolucionaria y recepción de exiliados, como recogen sendas cédulas reales que se muestran en la microexposición. En enero de 1793 la Convención condenó a muerte al exmonarca francés Luis XVI (unido por parentesco con el rey español Carlos IV, también de la dinastía Borbón) y el 7 marzo de 1793 Francia declaró la guerra a España, que se había aliado con casi todas las monarquías europeas. En ese contexto bélico, el suelo navarro recuperó el protagonismo militar que había tenido en el pasado.

La guerra en Navarra

Durante el primer año del conflicto, España logró completar con éxito algunas acciones en territorio francés, como la destrucción de Hendaya o la ocupación de Sara y Alduides realizada por el general Ventura Caro, al mando de las fuerzas del ejército en Navarra y Guipúzcoa. Un excepcional mapa manuscrito incluido en la microexposición reproduce las posiciones del ejército francés en la frontera entre Hendaya y Chateau-Pignon y da cuenta de estos movimientos.

Sin embargo, en 1794 el curso de los acontecimientos cambió. Así, decretado en Francia el reclutamiento general para la constitución de un ejército nacional, el general Ventura Caro dirigió el 15 de mayo una carta a las Cortes de Navarra, incluida en la microexposición, alertando de que todas las noticias que tengo de Francia aseguran de que los enemigos van a invadir la frontera de Navarra.

En un clima de creciente desconfianza, tensiones y desacuerdos entre las instituciones del Reino, los mandos militares y el gobierno de la Monarquía, así como con las limitaciones propias del sistema de reclutamiento del Antiguo Régimen para afrontar la inminente invasión, el ejército francés ocupó en verano Baztán y las Cinco Villas. A lo que siguió en octubre el ataque a los valles de Salázar y Aézcoa y la destrucción de las fábricas de armas de Eugui y Orbaiceta, la primera de las cuales ya nunca volvería a ser reconstruida. La llegada del invierno, las epidemias y la concentración de fuerzas españolas en Pamplona hizo que en noviembre el avance francés se detuviera y que la capital del reino quedara a salvo de la invasión.

Las consecuencias de estas acciones en Navarra fueron importantes, tanto en daños materiales como personales. Así lo revela una relación de daños que el pueblo de Orbara presentó a la Diputación del Reino de Navarra solicitando se auxiliase a sus vecinos con trigo, ropa y dinero. Esta relación, que también se expone, detalla las casas que habían sido quemadas, el ganado perdido, los daños en el ajuar, y hasta el número de enfermos por las epidemias y el de fallecidos a raíz de la invasión francesa de octubre de 1794.

Ejemplar impreso del Tratado de Paz de la Guerra de la Convención en Navarra.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies