Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Gurelur informa a la Fiscalía de vertidos peligrosos por parte de TCC

El colectivo ecologista Gurelur ha puesto en conocimiento de la Fiscalía que la empresa TCC, que gestiona el servicio del transporte urbano comarcal por concesión de la Mancomunidad de Pamplona, puede estar realizando vertidos de residuos peligrosos

Según Gurelur, TCC no gestiona conforme a la ley los líquidos anticongelantes que utilizan los más de 150 autobuses que según sus cálculos componen la flota de a empresa ya que se trata de “residuos peligrosos que están siendo vertidos a un sumidero, sin tratamiento alguno, acabando en los conductos de aguas pluviales que vierten al río Arga”.

Tras precisar que los vertidos que “son ordenados a los trabajadores por parte de los responsables” de la empresa, puntualiza que TCC usa “unos 2.000 litros mensuales” de líquido anticongelante, por lo que al cabo de los años las cantidades resultan “muy preocupantes”.

En este sentido Gurelur indica que el anticongelante es un compuesto orgánico (agua+mono-etilenglicol) y una inadecuada gestión del mismo como vertido incontrolado en aguas de saneamiento permite su llegada a los cursos de agua superficial o subterránea, lo que ocasiona un aumento de la DOO que determina la disminución del oxígeno disponible para los organismos aerobios.

Además, añade, estos líquidos suelen llevar asociados diversos metales pesados, entre ellos el plomo (debido a la oxidación de los conductos de refrigeración), lo que multiplican la toxicidad del residuo.

Subraya además que TCC “también consume grandes cantidades de otros tipos de líquidos peligrosos” que si se gestionan como los anticongelantes pueden estar produciendo “una afección importante al medio ambiente y a la salud de las personas”.

Sin embargo la Consejería de Medio Ambiente y la empresa pública GANASA “no disponen de la documentación que debe acompañar el uso y gestión de los mismos, incluidos los referentes a las inspecciones que deben hacer de las empresas que utilizan y/o generan residuos peligrosos, como es el caso”.

En todo caso Gurelur sostiene que “los suelos donde se ubica la empresa TCC, donde se aparcan las villavesas y donde se procede a llevar a cabo las labores de reparación y mantenimiento de los vehículos, están contaminados por los vertidos intencionados o no que se han venido produciendo desde que se construyeron estas instalaciones para las villavesas”.

Unos hechos que “podrían ser constitutivos de un delito contra los recursos naturales, la salud de las personas y el medio ambiente, motivo por el cual se ha puesto en conocimiento de la Fiscalía” a la vez que “se está investigando si ha habido dejación y/o ocultación de estos hechos por parte de los responsables de la administración foral, con responsabilidad en la correcta gestión de los residuos peligrosos”. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies